¡Tricolorees, bolsilludoooos!

0

@mateamargouy

Ricardo Pose

Identificar claramente lo Nacional en el actual mapa político del Uruguay, es referirse a uno de los cuadros denominados grandes.

No es un fenómeno exclusivo de nosotros, pero finalmente desembarcó.

Los nacionalismos y el valor de lo locatario resurge con fuerza como en las épocas del franquismo, el nazismo y el fascismo.

La cuestión nacional en éste país impone la referencia a un conjunto de valores, símbolos y reivindicación de acontecimientos históricos, que hagan pie en el artiguismo.

Si hay algo que quedó claro es con sola la denominación nacional o artiguista, no alcanza.

El Partido Nacional por su nombre y su historia podría ser el portador del nacionalismo, pero el caudal artiguista del pensamiento simbólico, se lo “comió” Cabildo Abierto.

De la vereda de enfrente, la Vertiente Artiguista intentó canalizar una corriente dentro de la izquierda que se identificara claramente con el Artiguismo, pero sus éxitos se ubican mas en la gestión de algunas de sus figuras políticas, mas que en la propuesta en conjunto.

El Partido Comunista previo al golpe realizó aquel maravilloso esfuerzo con un revisión y re interpretación del artiguismo en el maravilloso trabajo entre otros de la profesora Lucia Sala, pero la militancia comunista se formaba al fragor de cosacos y cascos de caballos que recorrían las estepas rusas.

El Movimiento de Liberación Nacional – Tupamaros, formó parte de una corriente que sin convertirse en un relato de nacionalismo anti marxista, tomo distancia programática y metodológica de las definiciones y prácticas clásicas de los Partidos Comunistas, sobre todo los que definían sus estrategas en función de los aconteceres en la ex Unión Soviética.

(no es para este articulo, pero justamente la cuestión de los nacionalismos es una materia que la URSS se pasó por alto, sembrando posiblemente parte de su derrumbe).

El Movimiento de Participación Popular, ese híbrido en las aguas mezcladas de las fuentes de la Liberación Nacional y las organizaciones de extracción marxista leninista, se convirtió a pesar de su consigna nunca desarrollada de pelear por la Liberación Nacional y el Socialismo, en un nicho de sectores progresistas de blancos y colorados, porque se entendía, que tener presente la cuestión nacional implicaba integrar ex figuras blancas y coloradas, como en su momento lo hizo el Frente Amplio, y el relato de José Mujica , por su forma y por su contenido logró expresar esa necesidad, viendo los resultados con el diario del lunes, específicamente electoral.

A esa definición política se sumó por inercia, la visión de Fernández Huidobro en temas militares y su concepción nacionalista del rol de las Fuerzas Armadas, encontrando un lejano eco en la visión de una nueva generación de generales, y ahí entra en escena Manini Ríos.

Tan sorprendentes pueden ser los esfuerzos de una regresión al nacionalismo.

El MLN disputa en baja intensidad con la expresión Nacional con el actual Partido de Gobierno, y la bandera artiguista con Cabildo Abierto.

La cuestión nacional tiene algunos preceptos claros, al menos para los ratones de biblioteca.

Ser nacionalista implica ser anti imperialista y combatir la injerencia de los organismos internacionales en nuestras naciones. Así, muchos de izquierda harán coro con la extrema derecha vociferando contra los organismos multilaterales de crédito, pero quedarán solos ante la actuación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y claramente los discursos ultra nacionalistas de Bolsonaro y Trump, forman parte de otro universo.

Alguien volverá a recordar el anti imperialismo de Herrera, si sobrevive a poder convalidar las prácticas del histórico y renovado herrerismo.

¿Pero que tan importante es en las definiciones de la clase media, de los trabajadores, y del sub proletariado al decir de Bottineli, la imagen de Artigas y la cuestión del nacionalismo?

¿”El nuevo uruguayo” de Tabaré Vázquez se siente uruguayo y artiguista?

¿Y donde queda la cuestión de la lucha de clases ?

Imperialismo- Nación, Oligarquía- Pueblo, Capital- Trabajo. ¿cuál es la contradicción principal, cual se cree poder resolver primero o cuales son imposibles de resolver sin definir cual será la primera?

¿Bajo que banderas una opción de izquierda recupera un proceso de acumulación de fuerzas?

Se viene una fuerte ola de nacionalismos ya presentes que reivindican los símbolos de identidad de una nación, y banderas que otrora solo portaba la izquierda.

Y para intentar desandar estos caminos, hay que mirarlos en el plano mas general y sin apasionamientos, como un manya mira a un bolsilludo, aunque tenga claro que ese es de Nacional.

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.