Pero te nombro: primavera

0

@mateamargouy

Por Gabriela Cultelli y Lilian Galán

Aunque no la nombren, ella está ahí. No puede ser eludida por las fotos de la prensa: imposible, son muchas. Su participación data de siempre, la historia nace con ellas.

Ecuador

Hoy nos sorprende con su fuerza la indígena ecuatoriana. A esa mujer recién le permitieron votar en 1979, y se levantó dinamizando el movimiento indígena en los 90’. Sobre el alzamiento de 1999 se escribía “Ellas se convirtieron en personajes principales de esa nueva pieza nacional que estaba actuando. Vinieron a pie, sobre todo desde las provincias del norte de Quito; caminaron cientos de kilómetros, escalaron montañas y colinas, se desviaron de las rutas habituales para burlar vigilancias, pero llegaron. …En los barrios populares de la ciudad, amas de casa solidarias repartieron lo que podían, comida o agua, a estas/os representantes de pueblos ancestrales que hoy constituyen el movimiento social más fuerte del país, capaz de negociar medidas económicas.”i Movimiento indígena ecuatoriano que a partir de aquella década de los 90’ se convirtiera, junto al boliviano, en uno de los más fuertes de América Latina.

En el día de hoy Adoración Guamán (abogada ecuatoriana) mostraba en su Facebook una foto que ilustraba con el siguiente comentario: “Mujeres arengando a mujeres para ocupar la vanguardia de la protesta. Mientras se publica orden de detención contra las personas que “instiguen” a la movilización en redes”. Nuevamente son las mujeres indígenas que llegan a las ciudades con sus hijos e hijas para defender el derecho al “buen vivir” (sumak kawsay).ii

El asunto que las y los trae nuevamente a las ciudades, lo sufren en Ecuador, Argentina, Brasil, pero amenaza a todo nuestro continente. En Ecuador la derecha volvió al gobierno de la mano de la traición, pues no fue lo que el pueblo votó en mayoría. Fue la traición de Moreno, que perdió su nombre (Lenin) hace rato, expresado en esta oportunidad en una serie de medidas condicionadas por el FMI.

Estas medidas recientes, pueden parecer conocidas, no solo de antes, si no de discursos y programas de la derecha hoy. La eliminación de los subsidios al combustible, se suma a los grandes recortes del gasto público que fueron dándose en estos dos años. Se trata de 1300 millones de dólares que recaerán sobre productores y consumidores afectando más al que menos tiene.

“Un gobierno que gasta demasiado” fue la expresión de Guillermo Lazo ex candidato de Derecha…, cualquier parecido con el discurso de la derecha en Uruguay no es parte de su imaginación. ¡Es el regreso del neoliberalismo! La misma receta ya conocida: más mercado, menos Estado, flexibilización laboral, privatización de empresas estatales.

Ecuador es un país donde la pobreza creció en más de 600 mil personas y la indigencia en más de 200 mil, la mayoría mujeres y niños. Si para 2018 la pobreza urbana era del 16,8%, la rural era del 43,8% y la pobreza extrema del 5,6% y del 17,9% respectivamente (Fuente: INEC).

Para imponer estas medidas y acallar al pueblo Moreno desató una represión brutal. La Red de intelectuales y artistas en Defensa de la Humanidad destacaba hoy su repudio a la misma, denunciando que al amparo del “estado de excepción”, se ha militarizado el país, se ha establecido el toque de queda en áreas estratégicas vinculadas a edificios públicos, reprimiéndose ferozmente a las y los manifestantes con un saldo de cientos de detenidos y detenidas, heridas y heridos y se habla de muertos sin contabilizar. Las fuerzas armadas a caballo arremetieron contra varios centros de acopio de alimentos donde se encontraban mujeres, niñas y niños y personas ancianas.

¿Quiénes son entonces los responsables? ¿los pueblos indígenas? No, es la derecha.

Argentina: “La rebelión de las flores nativas”

Conocidos son los efectos de la reimplantación neoliberal en Argentina. Antes de agosto, o sea sin contar la última devaluación con la que Macri castigó a ese pueblo, obteniendo él mismo suculentas ganancias, la cantidad de pobres se había incrementado en 5 millones de personas. Pero hoy queríamos referir a un suceso en particular, y hechos acaecidos que afectan especialmente a las mujeres argentinas.

Bajo el nombre de “La rebelión de las flores nativas” un comunicado de “Resumen latinoamericano” publicó que mujeres indígenas ocuparon el Ministerio del Interior en la vecina capital. Ellas denunciaban la flagrante violación de sus derechos en un Estado racista que no las reconoce. “Las empresas trasnacionales contratan sicarios- denunció Moria Millán- Nos están violando, nos están matando”. Buscaban pacíficamente que el Sr. Ministro las atendiera, dialogara y recibiera sus propuestas.

Según su propio comunicado, en la Argentina de hoy 8 de cada 10 mujeres indígenas sufren violaciones, abusos y violencia física, 7 de cada 10 lo sufren por parte de policías y fuerzas de seguridad pública, y más del 80% no tienen acceso a eso que llaman “justicia”.

La desprotección total la sufren también desde su rol de reproductoras sociales, cuando sobre las más pobres recae todo el peso de los cuidados y manutención de los más desvalidos. Recordemos que el actual gobierno neoliberal recortó y retiró muchísimas pensiones con su afán de “reducir” gastos, que terminó siendo “reducir” para unos y “aumentar” para otros. El resultado, lejos de disminuir, acrecentó el déficit fiscal, dado la menor recaudación ante mayor desempleo y menor consumo. La receta también incluyo menores ingresos por rebaja de impuestos a los que más tienen, y mayores gastos de deuda pública, con un riesgo país que hoy supera los 2000 puntos.

El bloqueo: Cuba y Venezuela

Los roles de género existen. Desconocerlos, no nos permitirá avanzar sobre ellos. Es por ello que sostenemos que el bloqueo económico de los EEUU que luego de 60 años ininterrumpidos, vuelve hoy a arreciar contra Cuba, y que recientemente imponen en Venezuela, afecta sustancialmente a las mujeres.

Son las mujeres que debido a su rol de reproductora, y a su trabajo invisibilizado como creadora de valores en el hogar, llevan sobre sus hombros la mayor carga, son las más afectadas por estas medidas de bloqueo económico, que le consumen más y más horas de labor. El alimento diario suele tráelo y elaborarlo ella, lo mismo que la limpieza, la vestimenta y todo lo que hace a la reproducción de la vida familiar.

Según CEPAL, en promedio para 14 países de América Latina, la cantidad de horas semanales de trabajo “no remunerado” con menores de 5 años a cargo son 2,7 veces más en las mujeres que en varones. Es decir, las mujeres promedian más de 47 horas semanales, mientras los varones promedian 17,6 horas de trabajo no remunerado.

¿Cuánto más puede acrecentarse esta diferencia en países bajo las condicionantes del bloqueo? La CEPAL no cuenta con este indicador para los dos países bloqueados de nuestro continente, pero cualquiera puede imaginarlo.

Fidel destacaba a la mujer como una revolución dentro de la revolución, y este principio se fue plasmando en los 60 años de revolución en Cuba. Pero, recordemos que el Patriarcado surge mucho antes que el concepto de nación. El sistema patriarcal se desarrolla conjuntamente a la obtención del excedente y su expropiación, conjuntamente con la propiedad privada, por tanto, nos remontamos a siglos y siglos de existencia.

Uruguay, Bolivia, Argentina: Nos jugamos la vida

En términos de género también nos jugamos la vida de millones en este octubre/noviembre electoral. Ya la derecha mostró lo que haría con los derechos conquistados a poco de asumir el gobierno, como nos recuerda Macri cerrando la secretaría de la mujer a una semana de su mandato, o Bolsonaro con su ministra de Educación que recordó que el lugar de la mujer es el “hogar”, y Moreno reprimiendo.

No surgió de la nada en Uruguay la ley de salud sexual y reproductiva y el derecho al aborto legal, la ley que consagra la cotitularidad de las tierras entregadas por colonización, la ley anti-discriminación y los consejos de salario que incorporan la máxima de “a igual trabajo igual remuneración”. También recordemos el derecho a la salud, a la reproducción asistida si se requiere, el sistema integral de cuidados. Las tobilleras para evitar femicidios, la ley integral contra la violencia basada en género que implica la necesidad de continuar avanzando y cubrirla de los necesarios recursos. No surgió de la nada, surgió de las luchas del feminismo a lo largo de la historia, que el Frente Amplio toma y ya en el gobierno transforma en realidad a través de las leyes.

Todo eso y mucho más, nos jugamos en estas elecciones. En la calle, codo a codo, estamos las mujeres como siempre estuvimos, pero hoy menos invisibilizadas, reconociéndonos como iguales de los compañeros.

i Tomado de A. Ayala Marín en Mujeres en red “EL PROTAGONISMO DE LAS INDIGENAS
Gran paralización de protesta contó con la decidida participación de las mujeres indígenas.”

ii Principio constitucional que recoge una visión del mundo centrada en el ser humano, como parte de un entorno natural y social.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.