Talvi en el país de nunca jamás

0

@mateamargouy

Por EconomiaPolitica.uy

En cuanto supimos que el ilustre candidato a la presidencia por el Partido Colorado Ernesto Talvi había esgrimido opinión sobre el futuro inmediato del país previo a la crisis del 2002, buscamos inmediatamente el texto original: un artículo de El País” del domingo 14 de noviembre de 1999, bajo el título Experto independiente elogia estrategia económica uruguaya”.

El artículo, por suerte, incluye su foto. De lo contrario, hoy sería imposible de creer, sobre todo luego de lo dicho por el propio ilustre candidato.

En el artículo mencionado podemos leer textualmente: Ernesto Talvi aseguró un futuro extraordinario” …¡¡¡da escalofríos!!!

1Dice que dijo (en fin, repetimos lo dice el País)

La publicación empieza exponiendo que Talvi sostuvo que en los últimos 15 años” (o sea 1984-1999) el país había atravesado un crecimiento del salario real del 50%. Pero veamos realmente lo sucedido con el Salario Real en aquellos años.

El economista, con intencionalidad notoria, estaba comparando con el año más crudo de la crisis de los 80’, 1984. El segundo error fue que, aun así, durante el período 1984-1999 el crecimiento del salario real fue del 35,9% (según el INE). Pero, además, SI MIRAMOS TODO EL PERÍODO DE LA DICTADURA, el salario real (1972-1984) cayó en un 49,8%.

El crecimiento mencionado por Talvi, además de inexacto, no alcanzó para recuperar la caída dictatorial. Apenas superó la disminución salarial de la “crisis de la tablita”, entre 1982 y 1984 (-28%). Agregamos que entre 1989 y 1999 los aumentos apenas superaron el 5%, o sea un 0.5% promedio al año. En otras palabras: estancamiento salarial.

El futuro extraordinario que auguró y en términos salariales implicó una nueva caída real del -23% para los trabajadores entre 1999 y 2004.

Pero hay más, en el mismo artículo sostiene (recomienda) que el próximo gobierno” -para entonces el de Jorge Batlle- deberá perseverar en el esfuerzo de una estrategia que ha sido extraordinariamente exitosa para el país”. Lo peor es que le hicieron caso y ¡así nos fue!

El límite de nuestra perplejidad lo alcanzamos al continuar leyendo aquel viejo artículo y ver cómo, el hoy candidato, afirmaba en ese año de 1999 que nada más iba a salir mal porque nuestro país estaba muy vigoroso, muy fuerte y muy sano” y que seguramente a partir del año 2000 el país retomará la senda del crecimiento, del progreso, de la generación de empleos y de aumento de salarios”. Nos preguntamos ¿por qué mintió así? Pues él, como economista, sabía cuál sería el futuro inmediato de continuar en la senda de País Plaza financiera, con la banda de flotación y sobre todo ante la devaluación brasilera y la crisis en Argentina.

Hay más. Habló de la disminución de la pobreza, pero lo que no dijo es que la misma bajó únicamente hasta el año 1993 (y tampoco mencionó que eso apenas sirvió para recuperar en parte el aumento de la pobreza que trajo aparejado la crisis de los años 80), manteniéndose estancada a partir de allí mientras el PBI continuaba creciendo. Una de las tantas razones por la que se le llamó a ese Modelo, Concentrador y Excluyente, pues el crecimiento no fue para todos.

En el gráfico a continuación, al mostrar la evolución de la pobreza y el PBI entre 1986 y 2018, se puede apreciar la diferencia entre el Modelo que alaba Talvi y el Modelo de distribución que comienza a instaurarse luego del 2005.

La disminución de la pobreza no se detuvo en el 2009, año en el que se alcanzaron los niveles anteriores a la crisis del 2002, y continúo decreciendo. En el 2018 las personas pobres eran el 8,1% del total.

No parece serio tampoco decir que hay que remontarse a 1890 para encontrar 15 años seguidos de crecimiento parecido”, desde aquella época se cuenta con las estimaciones del PBI publicadas por la Unidad Multidisciplinaria y por el Instituto de Economía, ambos de la Universidad de la República2. Esas investigaciones demostraron que hubo otros crecimientos, incluso mayores, por 15 años (el de 1936 a 1951 o el de 1942 a 1957), además de los inestables crecimientos de fines del siglo XIX.

El único período que hasta ahora se conoce con crecimiento ininterrumpido por 15 años, es el actual (2003-2018), el que Talvi auguró como nefasto -según veremos más adelante- cuando comentemos sus dichos de otrora sobre el impuesto a la renta.

Poncio Pilatos y el impuesto a la renta

Efectivamente, como dice Talvi en el artículo, mucha gente tuvo que irse del País entre 1955 y 1974 (también por razones políticas agregamos), problema de emigración ciudadana que en términos de exilio económico solo se llegó a resolver después del año 2006 cuando las fuentes estadísticas disponibles nos muestran el incremento de la inmigración de retorno3. Por cierto, no es cuestión de lavarse las manos, fueron varios los gobiernos colorados en ese tiempo (1955-59 y 1967-73).

Otro punto más que insólito fue su manifestación sobre el gravamen a la renta, declarándose en contra de la propuesta frenteamplista del impuesto a la renta4:La renta es lo que uno obtiene con el esfuerzo de su trabajo. Si uno quiere gravar esa renta, o sea quedarse con una parte del esfuerzo laboral, de la inversión, lo que hace es desestimular el trabajo y la inversión de capital y achicar el crecimiento y comprimir la creación de empleos y salarios” dijo.

Dejando para otra oportunidad la discusión sobre el concepto de renta”, suena contradictorio que reconociera el crecimiento que antecedió al año 1999 pues el mismo se dió con un impuesto a la renta en aumento. En segundo lugar, omitió hablar del IRP que puso la dictadura en 1982 y que fuera mantenido por el primer gobierno colorado (Sanguinetti) e incrementado (llevado a tres franjas) en el consiguiente gobierno blanco de Lacalle, cuando el mismo Ernesto Talvi se desempeñaba como asesor del Banco Central. Ese impuesto aumentó otra vez más en el segundo gobierno de Sanguinetti tras el ajuste fiscal de 1995 y con el último ajuste del año 2002 que realizó su propio sector durante el gobierno de Jorge Batlle.

La realidad le pegó fuerte a su augurio de bajo crecimiento, baja inversión, empleo y salarios, pues la propuesta más equitativa que traía el Frente Amplio (IRPF) fue parte del período de crecimiento más largo de la historia, con aumento salarial y tan solo un año (este) con problemas de empleo.

Año 2019, y otros temas que dejamos para próximos artículos, buscando una sincera objetividad, siempre lejos de pronósticos disparatados y erróneos como el de Talvi que analizamos hoy aquí.

1 Los datos salariales que nosotros exponemos aquí, tienen como fuente el INE.

2Bértola, L.; Calicchio, L., Camou, M., Rivero, L. (1998): “El PBI Uruguayo 1870-1936 y otras estimaciones”, Programa de Historia Económica, Facultad de Ciencias Sociales, UdelaR; y Bertino, M., Tajam, H (1999) “EL PBI de Uruguay 1900-1955” CSIC, IECON, Facultad de Ciencias Económicas, UdelaR.

3 Koolhaas Gandós, M. “Migración internacional de retorno en Uruguay: magnitud, selectividad y reinserción laboral en tiempos de crisis económica internacional” Revista Latinoamericana de Población V.10 Nº18 año 2016

4 como ya sabemos se implementó a partir de 2007/2008 como impuesto progresivo con un conjunto de deducibles que hacen a su mayor grado de equidad

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.