El Frente Amplio nacía en el interior: Paso de los Toros

0

Por Dardo Moyano(*)

1971 y el Frente Amplio cerraba su campaña con el acto final, todos los dirigentes que componían dicha coalición habían venido, y el General Liber Seregni cerraría la oratoria.

Empiezo por el final esta reseña, tratando de explicar que Paso de los Toros no fue ajeno a los momentos sociales y políticos que se vivían en esos años.

En el acto de cierre, por la mesa local, hablan dos compañeros de común acuerdo de todos los grupos. Pero me gustaría destacar los mensajes de Enrique Rodríguez del P.C.U. y del Gral. Seregni.

Dijo el primero cuando subió hablar al estrado armado en la plaza Gral. Artigas: ”Esta plaza está maldita y está porque ninguna fuerza política hasta el momento se ha animado a hacer un acto político. Y hoy el F.A. rompe el maleficio, porque en ella hacemos nuestro acto y por lo tanto, ya no está maldita,” la tribuna se venia abajo de gritos y cánticos.

Cuando Seregni empieza su oratoria, se empieza a levantar viento y el tiempo a quedar mal y es ahí cuando el Gral. sentencia “el viento que se levanta en este momento es el viento de la Libertad” y nuevamente quienes estábamos, festejamos como locos.

Esta sería la síntesis de un proceso que tuvo mucho trabajo, militancia y sufrimiento también. Y entonces voy a lo que seria el principio, que se repetía en todo el Uruguay, primero muchas reuniones en casas de familias con charlas de dirigentes que venían de Montevideo a explicar lo que se estaba dando.

Los partidos de la izquierda tradicional se reunían con gente de los partidos tradicionales, se acercaban a ellos para lograr entre todos juntarse y tener un local propio, como así terminó sucediendo. La última elección de 1966 el Partido Comunista había sacado 17 votos, de ahí la necesidad y esfuerzo de la izquierda tradicional de trabajar con gente que provenía de los sectores progresistas de los partidos tradicionales.

Es para destacar el papel que jugaron, en su momento, como antecedente al proceso que se vivió, el de los gremios de AFE, BANCARIOS, UTE, TELÉGRAFO, todos gremios que fueron militarizados pero que no bajaron los brazos. Como así fue creciendo y tuvo su mayor fuerza el movimiento estudiantil, en el 71’, con ocupación de liceo incluido, como había sucedido en el 68’.

Y ubiquemos a PASO DE LOS TOROS, un Batallón de Ingenieros que llegó a tener cerca de mil soldados, la División de Ejército 3 y la casa del General, más la policía. En una población cercana a los 9000, 10.000 habitantes en ese momento, saquen la cuenta de la incidencia militar que había.

Así y todo, durante la sindicalización y prisión de los militantes trabajadores, hubo en el 68’ una marcha de mujeres, 22 compañeras que fueron detenidas cuando estuvo Pacheco.

El Frente sacó 700 y pico de votos, hizo barriadas por todos los barrios inclusive cubrió Pueblo Centenario. La derecha se movió activamente con la JUP(Juventud Uruguaya de Pie), con el apoyo de militares retirados, al punto de que un día nuestra ciudad despertó llena de volantes firmados por la Unión Patriótica, grupo que luego se disolvería y pasaría a la JUP.

Estos apretados relatos son y serán de un Libro que haremos en conjunto con la Mesa del FA, donde estarán entrevistas de compañeros y compañeras que van quedando vivos de esa época, pocos, esa es la triste verdad. Recuerdos, todas las voces, ese es mi propósito y mi humilde trabajo como militante, para que las nuevas generaciones sepan como nació el FA, en 1971, en nuestra ciudad.

(*) Dardo Moyano es Periodista y Comunicador

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.