El caso de Fleischmann

0

@mateamargouy

EconomíaPolítica.uy

FLEISCHMANN llegó a Uruguay en 1946 y se volvió una de las marcas más usadas en las panaderías y los hogares. La multinacional británica AB Mauri, una división operativa de los negocios de ingredientes de panadería de ABF, que en la década de los años 90 compró la reconocida marca Fleischmann, decidió terminar su operativa industrial en Uruguay. Según dijo Ferraz, de la Organización Nacional de Obreros del Dulce Ramas y Afines (Onodra), la empresa cerró su planta de producción y cambiará sus operaciones para importar la totalidad del producto que comercializan, que son las marcas Fleischmann y Terry, y deja sin trabajo a 29 operarios de la empresa.

Los trabajadores ocuparon la planta de camino Carlos A. López 7547 y Coronel Raíz, del grupo británico propietario que según sus trabajadores está presente en 50 países y tiene 30.000 trabajadores, o sea solo el 0,1% del total estaba en Uruguay. Veamos cómo se autodefinen en su sitio http://www.alofleischmann.com

“En 1996, a través de la compra de Lusa (Levadura Uruguaya S.A.) por parte del Grupo Burns Philp, tuvo lugar la expansión en Uruguay y comenzaron las importaciones de margarinas y el desarrollo de nuevos productos para panificación. Para ese entonces, competía con Fleischmann-Nabisco por el liderazgo del mercado local.

Continuando con la tendencia global de grandes fusiones, en el año 2000, la compañía Kraft Foods Inc. adquiere Nabisco (National Biscuit Company) a nivel internacional, incluida Fleischmann Nabisco Uruguay S.A. En febrero de 2002, Kraft Foods manifiesta su voluntad tácita de vender el negocio de levadura y productos industriales de panificación.

En el correr del año 2002, se efectiviza la compra por parte del Grupo Burns Philp y el 1º de noviembre del mismo año se da inicio a las operaciones formalmente. En octubre del 2003, la compañía desarrolla un portafolio de productos masivos anclados en la fuerte imagen de la marca FLEISCHMANN en el mercado uruguayo y el conocimiento de los productos de panadería. Dicho portafolio está compuesto por productos ya comercializados como levadura fresca, levadura seca instantánea y se sumaron polvo de hornear, azúcar impalpable, almidón de maíz, polvos para preparar chantilly y pastelera, premezcla para fainá y grasa.

En el 2004, el grupo inglés Associatted British Food (ABF), líder en el negocio de alimentos primarios, productos comestibles, ingredientes y tiendas de ropa, compró a Burns Philp sus negocios de levadura e ingredientes para panadería, así como el de hierbas y especias, dando origen a AB Mauri, a nivel global y a AB Mauri Hispanoamérica, en la región. Ambas constituyen uno de los principales pilares sobre los que se edifica la trayectoria del grupo. Desarrolla una plataforma regional de producción, ventas y distribución que lo diferencia de sus competidores con su cobertura regional que accede a la venta de grasas y aceites hechos en Argentina, Colombia, Chile, Venezuela, Chile y Bolivia al resto de la región”.

En el año fiscal terminado en setiembre de 2018 tuvo una ganancia operativa de 1.404 millones de dólares, producto de ventas por 15.600 millones de dólares (Reporte Anual 2018 de Associated British Foods, líder del grupo con 137.000 empleados y dueño de Levadura Uruguaya S.A. desde 2004). AB Mauri se autodefine en su página abmauri.es “Con más de 100 años de experiencia, 52 fábricas y ventas en más de 90 países, AB Mauri es uno de los mayores fabricantes del mundo de levaduras e ingredientes de panificación y pastelería”.

Virginia Gamio, jefe de Marketing de AB Mauri (InfoNegocios, mayo 2018) respondía en 2018 de la siguiente manera a la pregunta ¿Cuál es el presente de la compañía? ¿Cuáles son los objetivos de la compañía para 2018? “Mantener al cliente fidelizado, el gran desafío es fidelizar a nuestros clientes en un marco de mucha competencia de precio. Seguir desarrollando nuestros pilares diferenciales con propuestas de negocios, capacitaciones y un programa de fidelización que se llama Juntos y pretende a través de un grupo específico de clientes hacer acciones diferenciadoras. Para el año que viene seguir trabajando en que estas herramientas y estrategias estén más sólidas y colaborar desde nuestro lugar al desarrollo de ese negocio. Esa es nuestra razón de ser, poder trabajar sobre eso”. Nada anticipaba la decisión final. En su página se jactan de incorporar al grupo a importantes empresas del Reino Unido, mientras cierran un establecimiento de 29 operarios. Las estrategias globales no vacilan ni se detienen en pequeñeces.

Sin embargo, Fernando Pache, presidente de la Cámara Uruguaya de Alimentos, aprovecha la ocasión y lleva agua para su molino, declarando “No debería asombrar, es a lo que apunta el gobierno” sin importarle que el problema no es el Estado, y que su chacrita se queda más chica y dependiente en esta lógica global, aunque claro, alguien tiene que ser el gerente.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.