Nuevo mapa en el Monitor MSP, y el drama de Salto

0

@mateamargouy

Diego Vitacca

En los últimos 10 días hubo novedades significativas en los registros de vacunación de la página del MSP.

Además de cambiar las poblaciones departamentales en dos oportunidades, los días 13 y 14, lo que tras algunos desajustes y alteraciones nada despreciables en los datos acabó resultando en variantes generales menores, se agregó un segundo mapa de visualización. Por cierto ninguno de los que habíamos sugerido en entregas anteriores, pero de todas maneras uno que no deja de ser interesante: el de lugar de residencia de los vacunados.

Hasta entonces teníamos el número de vacunaciones por el departamento en que se realizaban, sin dudas indicio fiel de cómo marchan las inmunizaciones en las diferentes zonas del país así como también, con algunos matices, de cómo el gobierno decidió distribuir las dosis en el territorio. Fue en esta circunstancia que se hizo evidente la tendencia, que fuimos demostrando con diferentes índices y análisis, de privilegiar a algunas intendencias en perjuicio inevitable de otras, casualmente las frenteamplistas, todo lo cual fue notorio durante los meses iniciales de marzo y abril. Opinaron diversos actores ante esta situación, y uno de los argumentos repetidos al intentar convencernos de que los desequilibrios no eran tantos como se proclamaba fue que una indeterminada cantidad de ciudadanos se vacunaba en departamentos diferentes a los de su residencia. Entonces explicábamos que indudablemente eso ocurría: la gente se vacunaba donde podía y no necesariamente donde residía, lo que no cambiaba el hecho ni el perfil del sistema de cupos que el gobierno había establecido.

Los casos

Si los habitantes de Canelones no teníamos ni agenda ni vacunatorios, era evidente que íbamos a buscar salidas por otros lugares, lo mismo que los montevideanos en cierta etapa del proceso. Todos hemos escuchado o tenemos conocidos que viajaron a Maldonado, a Playa Pascual o incluso a Durazno, ejemplo éste como ninguno de la sobre asignación. Y de esto en particular tuvimos confirmación una mañana en que escuchamos a Carmelo Vidalín, su intendente, en video que se puede encontrar en la web, expresando que al vacunatorio de su capital lo mismo que a otros del interior viajaban “muchos ciudadanos de Montevideo, Canelones y la costa”, pero que en los del interior profundo de su departamento trabajarían “con el padrón electoral, los alcaldes y los secretarios de Junta y eso no iba a pasar”. Por si alguien está distraído, el caballeresco, simpático y verborrágico presidente del Congreso de Intendentes estaba diciendo que controlarían que sólo se vacunaran allí quienes certificaran además ser votantes del lugar. A visiones de semejante comprensión y empatía dio espacio la movilidad vacunatoria causada en gran medida por la forma de distribución de cupos preferenciales a intendencias especialmente elegidas, en la mayoría de los casos por motivos que no eran precisamente la búsqueda del mejor y más eficiente combate de la pandemia en la República Oriental del Uruguay.

Con el marco descrito, ocurre que desde fines de la semana pasada podemos ver un segundo mapa en el monitor, mostrando a los vacunados por el domicilio de residencia declarada a su prestador de salud y confirmando un poco de todo aquello de lo que se hablaba. El mapa nos muestra aspectos interesantes de la movilidad referida, que se ve en la tabla que presentamos, con números que al cierre del 18 de mayo ofrecía el Ministerio de Salud Pública en su página oficial.

Comencemos analizando Durazno, entonces, que tanto preocupaba a su intendente a principios del mes de abril. Podemos ver en la tabla que a la fecha mencionada había inoculado con primeras dosis a 35.566 personas, siendo que el total de sus residentes con esa dosis ascendía a 32.527. Es decir, un 8,5% de sus vacunados (algo más de 3.000 personas) habría llegado de otros lugares. Esto tiene algún matiz, pues es un número neto, pudiendo haber ocurrido que 3.500 no residentes se hubieran vacunado en Durazno y a la vez 500 residentes de Durazno lo hubieran hecho en otros departamentos. Lo de Maldonado y San José es todavía más notorio, con porcentajes netos de 14,5 y 9,8, siendo que ambos casos podrían responder a la corrida de montevideanos y canarios por cupos que el gobierno había asignado a otros lugares. Son 13.800 las personas netas que no siendo residentes se vacunaron en Maldonado y 5.100 los no residentes que lo hicieron en San José. Lo antes explicado se observa en la siguiente tabla, notando además que en los mismos sentidos se mueven Artigas, Rocha, Soriano y Treinta y Tres, entre otros, aunque en estos casos carezco de datos sobre los fenómenos a los que pueden responder.

Como se observa, otros departamentos se mueven en sentido inverso, es decir que tienen la última columna en saldo negativo. De esta manera, a las primeras dosis de los vacunatorios canarios hay que sumar un 13,8 por ciento neto de residentes vacunados fuera del departamento, quizás Montevideo, Maldonado, Lavalleja, Florida o el mencionado Durazno, a lo que habría que restar a residentes de otros lugares vacunados en Canelones. El número neto resulta ser de 23.714 personas, lo que no es sorpresa para quienes vivimos en el departamento, conocemos su dinámica y sabemos de la angustia de muchos de sus pobladores ante la carencia relativa de vacunas que signó los dos primeros meses y medio del proceso. Montevideo, en tanto, tiene un neto de 15.300 ciudadanos que salieron a buscar cupos afuera, conformando ambos departamentos los únicos en que hubo fugas netas significativas, si bien observamos que también las hubo en Paysandú, Flores, Colonia y Salto.

Con los movimientos de zonas podemos observar que Montevideo se ubica 15 en posición de primeras dosis, aunque asciende al lugar 11 si miramos el nuevo mapa de vacunaciones de residentes. Flores, en tanto, noveno en la tabla por departamentos, se mueve hasta el tercer lugar cuando vemos los números de los residentes. En sentido contrario, San José baja del lugar 11 al 16 y Maldonado del 8 al 12. Ése es el nuevo tipo de dato, evidentemente valioso.

Si analizamos los rezagos por zonas del país, claramente en la zona metropolitana hay una situación delicada, con Canelones 19 en ambas tablas y liderando, San José posición 16 por residentes y Montevideo subiendo como ya vimos. En el litoral parece haber otro problema. A lo conocido de Salto, cuya situación veremos más adelante, 18 en ambas tablas, se suman Paysandú y Río Negro, ubicados 15 y 17 en las vacunaciones de residentes.

Por último, vemos en los números que la suma de los vacunados según criterio del primer mapa varía en algo más de 1.100 con los referidos en el segundo. A juzgar por lo que también ocurrió con los cambios en los números de la población que mencionamos al principio, y llevó un par de días ajustar, estimamos que el Ministerio en algún momento ajustará y hará converger ambas cifras, que por definición y a priori deberían ser idénticas.

Salto, posición 18 en vacunas y la peor situación sanitaria del país

La situación de Salto es dramática al momento. Atravesando el país en su conjunto los peores números de casos activos desde el 18 de abril, con más de 29.000, lo de Salto destaca por sobre todos sus pares: al 19 de mayo presenta con luz el mayor número de muertos por habitante del mes, el peor p7 o índice de Harvard del país, el mayor promedio de casos activos por habitante y el puesto 18 en ambos mapas de vacunación, según vimos antes. Parece razonable pensar que la situación no se podría imputar exclusivamente a la forma en que el departamento ha sido relegado, pero está claro que si se le hubiera asignado una vacunación más equitativa sus perspectivas de salida serían definitivamente otras.

Ya hemos hablado en estos textos de la forma en que las asignaciones realizadas por el gobierno terminarían afectando los retornos diferenciales a las actividades, y aquí hemos encontrado el primer ejemplo. La ANEP ha anunciado que Salto no seguirá el ritmo de los demás departamentos en sus primeros grados de primaria, en función de la situación epidemiológica y respondiendo así a los reclamos reiterados del intendente Lima. También hemos sabido que el INAU ha pospuesto la presencialidad de los clubes de niños del departamento, como parte del mismo problema.

Son ya 63 los fallecimientos reportados en Salto durante el mes, hasta el día 19, siendo que desde el 13 de marzo 2020 al 30 de abril 2021 habían sido casualmente los mismos 63: en 19 días de mayo ha fallecido en Salto la misma cantidad de personas que en los 13 meses y medio anteriores, y los números siguen con tendencia al alza.

Cierre

Por último, hacemos notar que el monitor indicaba a la medianoche del día 18 un dato que hemos hablado se necesitaba: 375.000 agendados sin reserva, aunque manteniéndose sin informar origen, residencia o tiempo de espera. Es claro que si el tiempo pasa y la cifra ya no es de 700, 800 mil o un millón como probablemente haya sido algunas semanas atrás, las evidencias sobre la forma en que se han definido hijos y entenados en el proceso vacunatorio se irán diluyendo. De todas maneras debería quedar algún tipo de trazabilidad, mientras no perdemos la esperanza de que en algún momento contemos con la información de cómo se conforman y se han conformado las agendas de los no reservados.

En estos últimos días se ha notado finalmente un empuje sólido a Salto y Canelones, por lo que parece haberse comprendido que es necesario que todos los departamentos avancen de una forma relativamente uniforme. Se está lejos aún, pero las tendencias dan esperanza. Las últimas semanas Canelones avanzaba 1 punto por semana y estos días ha llegado a 1 punto por día. El mapa de las residencias, a la vez, le ha sumado cuatro puntos, de la manera que hemos explicado, y entonces supera la línea del 30%.

Seguiremos atentos, analizando el proceso, observando dónde se vacuna, cómo y qué nos informan, cómo se mueve la página del MSP, los contagios, los fallecidos y los cti, todo lo cual presenta un cuadro que en algunos casos parece darnos una tregua pero en otros no deja de recordarnos que la orilla está lejos todavía.

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.