Pagar el costo

0

@mateamargouy

Uruguay vuelve a estar en el número uno en el mundo de muertes por covid-19 por millón de habitantes.
Los Medios, sus medios, fijan la atención en la vacunación y hablan sólo de eso. El camino seguro de la vacunación que nos llevará tarde o temprano a salir de esta crisis sanitaria. El problema, y que es obviado sistemáticamente, son los miles de uruguayos que van quedando por el camino. Porque según la visión oficialista, la crisis económica es culpa de la pandemia y hay que esperar a la inmunidad de rebaño para que termine.

La falta de medidas eficaces es clara, el gobierno renovó sus medidas paliativas tan insuficientes que ni siquiera dió para hacer la conferencia prensa a la que nos tenían acostumbrado, la pasaron en los informativos sin bombos ni platillos y ahora las escuchamos en la campaña publicitaria.
Desarticularon un programa de inserción laboral de gobierno anterior, dejándolo fuera de presupuesto, para luego maquillándolo un poco, traerlo bajo otro nombre pretendiendo dar imagen de innovar con 15mil puestos de trabajo por 6 meses, que bienvenidos sean en un país con 100 mil nuevos pobres y 60 mil desocupados nuevos. Luego, apelando a la necesidad y el sentido común, argumentan una y otra vez que no se puede parar los lugares de trabajo porque la gente tiene que comer, haciendo como si no existieran soluciones, “es lo qué hay”. El slogan de este gobierno podría ser: “Si usted no tiene como mantenerse ni teletrabajo arriesgue su salud, es lo que podemos ofrecer”.

La realidad no se puede saltear. Mientras exportadores amplían su tasa de ganancia, el sistema financiero aumenta sus dividendos, el gobierno no gasta por que cuida el “déficit fiscal”. Ya no es lógico pedirle a la sociedad que se siente a esperar mientras siguen muriendo enfermos, mientras los pequeños empresarios, cuentapropistas, siguen cerrando y la desocupación crece. Los afectados son el costo de la regla fiscal y de las tasas de ganancias de los grandes grupos económicos.
Después del peor mes de la pandemia, y una situación económica en deterioro, no hay propaganda que aguante, de publicidad no vive la gente.

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.