Agrandando el Frente

0

@mateamargouy

Soledad López y Carlos Pereira das Neves

“Hazte el material que se hace el hombre,
bronce de dignidad, brillante y fuerte
Y para tu conducta enaltecida
sea Battle el ejemplo de tu vida
y Brum sea el ejemplo de tu muerte”
Ovidio Fernández Ríos

Ayer, 9 de setiembre, luego de un proceso de 9 meses de conversaciones aunque con antecedentes en las pasadas elecciones nacionales e incluso en las elecciones departamentales de 2015, el sector Ortodoxia Batllista del Partido Colorado firmó un acuerdo electoral con el Frente Amplio para los departamentos de Montevideo y Canelones.

Tan 1933…

Las grandes crisis mundiales no siempre repercuten al mismo tiempo en todos los lugares, incluso a veces en algunos lugares ni siquiera repercuten. En el Uruguay del Frente Amplio, por ejemplo, la crisis financiera Global de 2008 que se desató debido al colapso de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos en el año 2006, fue sorteada de tal manera que los bolsillos de las y los trabajadores no se vieron perjudicados, ni la institucionalidad democrática se vio amenazada sino que se mantuvo firme y expandiéndose.

Pero en el caso de la crisis de 1929, conocida como la “Gran Depresión” o “Martes Negro”, el sacudón en Uruguay si se sintió. Ya para las elecciones de 1930 en la que el colorado Gabriel Terra alcanza la Presidencia, la crisis económica había llegado a nuestro país generando mucho descontento social y mucha preocupación en los sectores más conservadores.

Son justamente los sectores conservadores del Partido Colorado, en los que se puede destacar la figura de Pedro Manini Ríos, y los del Partido Nacional, en los que se puede destacar la figura de Luis Alberto de Herrera, quienes junto a la Policía y al Ejército disuelven el Parlamento y suspenden la Constitución de 1918. La tarde del 31 de marzo de 1933 y tras frustrarse el levantamiento popular en contra de la dictadura, antes de que la Policía lo apresase y al grito de “¡Viva Batlle! ¡Viva la libertad!”, Baltasar Brum decidió terminar con su vida en el medio de la calle y ante la atenta mirada de los curiosos que allí se habían congregado.

…y a la vez tan 2020

Para les que dicen que la lucha de clases no existe, algunes incluso aggiordinosaurizándose y sumándole un “la lucha de género no existe”, sería un lindo ejercicio pedirles que expliquen como a casi 90 años de los episodios del 33’, tengamos al nieto de Pedro Manini Ríos (Guido Manini Ríos) y al bisnieto de Luis Alberto de Herrera (Luis Alberto Alejandro Aparicio Lacalle Pou) reeditando las mismas alianzas en contra del progresismo actual, que recoge desde sus inicios las ideas batllistas.

Baltasar Brum también está presente, compartiendo el nombre de su tío abuelo y hasta sus ganas de ponerle un freno al herrerismo-riverismo que históricamente ha buscado siempre favorecer al conservadurismo en nuestro país. Y aunque los últimos acontecimientos den cuenta de que el pulso democrático de los Manini Ríos y los Herrera se mantienen intactamente débiles, o quizás esquivos, por otro lado la resistencia del batllismo hoy se materializa en miradas a largo plazo que aterrizan en acuerdos políticos concretos con quienes han dado pruebas de querer un Uruguay próspero y sin discursos importados de brechas o grietas.

La única grieta visible es la de esta coalición de partidos cuyo único objetivo fundante fue sacar al Frente Amplio del gobierno para volver a favorecer a los sectores conservadores, con sectores del Partido Colorado -e incluso del Partido Nacional- a los que 6 meses de “cambio” ya le han sido suficientes para darse cuenta que la única alternativa confiable de gobierno se llama Frente Amplio.

¿Hasta dónde?

Pregunta difícil de responder categóricamente ya que la respuesta cambia con el propio cambio de las condiciones y correlaciones, más cuando se estudia la historia y sobran los ejemplos incluso de comprometidos compañeros y compañeras que sin motivos aparentes se cambian de cuadro como quien cruza una calle poco transitada.

Pregunta que puede brillar en el escudo del precavido, pero que también puede oficiar de ancla testaruda cuando las condiciones climáticas son las propicias para zarpar. Y porque la discusión, por lo menos para les que nos decimos materialistas, casi nunca debería plantearse en el cómo arrancamos o cómo vamos a terminar, sino en el cómo vamos haciendo en el medio.

Ahí se muere la muchachita de la película, como dice el refrán, y ahí también se puede escribir el guión de un largometraje.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.