Cooperativa de Trabajadores de Emprendimiento Popular Alimentario

0

“Recuerdo esos días de ayer,
sólo quedábamos diez,
seis meses sin cobrar
y al patrón ni se lo ve”

“Vuelvo a la fábrica,
vuelvo a creer
obrero soy sin patrón
que ésta fiebre se haga ley”

Rezan las paredes del ex frigorífico Comargen, actual Polo Tecnológico Canario, en dónde hoy encontramos a CTEPA, una orgullosa Cooperativa de Trabajadores de Emprendimiento Popular Alimentario, constituida básicamente por ex empleados de Puritas y de Las Acacias.

Trabajadores que no son más que visionarios luchadores que desde el año 2009 vienen gestionando y trabajando arduamente para poder alcanzar su sueño, el sueño de la fábrica propia, el sueño del obrero sin patrón.

Sueño alcanzado en éste inolvidable 2014, año en el cuál se vio el fruto de tanto esfuerzo. Y es que en el pasado mes de marzo CTEPA logró su primera producción de fideos secos al huevo. Fideos de primera calidad. Fideos que salieron al mercado con el nombre de “Alma”.

Sin dudas esto no hubiera sido posible sin la ayuda de este gobierno que evidentemente ha apostado y fomentado el cooperativismo. CTEPA fue financiada principalmente por un préstamo del Fondes (el cual no se ha cobrado en su totalidad), otro del MIEM (no reembolsable) y del BROU. Préstamos que fueron necesarios para la compra de viejas máquinas que fueron puestas a nuevo por sus mismos trabajadores, mas alguna otra maquinaria comprada a nuevo.

Los padrinos de dicho emprendimiento son los compañeros de Molinos Santa Rosa, el cual los provee de harina 0000 para la producción de los fideos.

Cabe destacar que a diferencia de sus padrinos que son una cooperativa recuperada, CTEPA es una cooperativa de autogestión, que en sus inicios contó con el importante asesoramiento profesional de la Unidad de estudios Cooperativos de la UdelaR.

La cooperativa que es una sociedad y una empresa es además un ente educativo, por lo tanto CTEPA cuenta con una biblioteca que pertenece no solo a sus socios cooperativistas y trabajadores sino también al barrio, a toda la comunidad.

“Tanto vale una cooperativa cuanto vale cada uno de sus socios”.

Toda cooperativa es sólo un eslabón en la larga cadena de la cooperación. CTEPA nos enseña que es posible vivir colectivamente en un Mundo cada vez más individualista… aunque algunos no lo crean o no lo quieran creer…

Por: Fiorella Porro

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.