En los 25 años de la colaboración médica cubana en Haití y Centroamérica

0

Por Maribel Acosta Damas (*)

Aunque la cooperación médica cubana data de principios de la Revolución con el envío a Argelia, en 1963, de una brigada médica; en 1998 esta colaboración marca un hito en su concepto y organización: El 3 de noviembre de 1998, cinco días después del azote a Centroamérica del huracán Mitch, una brigada médica cubana comenzaba una modalidad de cooperación en Honduras y nacía un nuevo programa que diera respuesta asistencial a las trágicas consecuencias originadas por dos huracanes que azotaron el Caribe (George) y Centroamérica (Mitch).

Sin embargo, este acontecimiento trascendió el asistencialismo y el líder cubano Fidel Castro planteó por primera vez el concepto de un Programa Integral de Salud (PIS) para Haití, y la disposición de Cuba de enviar gratuitamente médicos a Centroamérica, con una brigada integrada por 12 colaboradores, que se incorporaron a La Mosquitia hondureña. Posteriormente, al conocerse la magnitud de los desastres se continuaron enviando brigadas médicas a Honduras y Guatemala.

Esta idea de Fidel de desarrollar un PIS diseñado para la cooperación médica gratuita en Latinoamérica y el Caribe, que luego se extendió a África y Asia, incluía la formación de profesionales, tanto en sus propios países como en Cuba. De modo que, a partir de aquí, nació y se consolidó otro programa trascendental, como contribución al desarrollo: en 1999 se funda la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), en La Habana, a la que se han sumado 33 facultades para estudiantes que integran el Nuevo Programa de Formación de Médicos Latinoamericanos y la facultad de Enfermería de la ELAM realizó su primera graduación de Médicos, en el año 2005. A su vez se crearon nuevas facultades de medicina en Guinea Ecuatorial y Gambia en el año 2000, en Haití en el 2001, Eritrea en el 2003 y Timor Leste en el 2005.

Otro momento significativo fue el 16 de abril de 2003 con el inicio del Programa Barrio Adentro en Venezuela, que se extiende hasta hoy, con una primera fase de atención primaria y la posterior incorporación de centros de diagnóstico integral, salas de rehabilitación integral y centros de alta tecnología que completaron el ciclo del sistema nacional de salud venezolano.

La semilla que sembraron los médicos cubanos en Haití y Centroamérica, dio lugar en 2023 al Programa Barrio Adentro en Venezuela, que más tarde sumó a la Operación Milagro, una idea de Fidel Castro y Hugo Chávez a partir de las dificultades visuales detectadas en las personas que eran alfabetizadas con el Programa Yo Sí Puedo. Y se desarrollaba además otro aporte: el vínculo de la cooperación de salud con otras formas de cooperación en la educación y diferentes áreas de desarrollo en los países del Sur.

Puede calificarse como un momento excepcional, en septiembre 2005, ante la emergencia tras el paso del huracán Katrina por Nueva Orleans y parte del sur de Estados Unidos, el ofrecimiento de Cuba a Estados Unidos de colaboración médica, que aunque fue rechazado por el gobierno de George W. Bush, trajo el nacimiento del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias «Henry Reeve», presente desde entonces en situaciones sanitarias en todo el mundo como el cólera en África y la Covid en muchos lugares, incluyendo a Europa.

En 2023 se cumplen 25 años de que Fidel creara aquel Programa Integral de Salud, que otorgó una nueva dimensión al desarrollo para los pueblos del Sur, que marcó por primera vez la diferencia entre asistir y cooperar; entre ayudar y entregar horizonte. Gracias a los miles y miles que han dejado ese legado para el mundo. Gracias Fidel.

(*) Maribel Acosta Damas, Dra. en Ciencias de la Comunicación Social, Periodista cubana y docente de la Universidad de La Habana, trabaja y colabora con varios medios de su país y de otros países.

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.