Cuba SI, Fakenews No

0

@mateamargouy

El pasado 20 de julio encontramos una gran cantidad de compatriotas frente a la Embajada Cubana, expresando con firmeza la solidaridad y el abrazo de nuestro pueblo a esos hermanos y hermanas duramente atacados en estos días por una guerra mediática que asombró a las y los más vaquenos en estos temas de redes, fakenews, bots, etc. etc y todos los etc más que permite hoy en día el mal uso del desarrollo tecnológico, el uso prepotente que lo más retrógrado del imperio con asiento en Miami y otras ciudades del Norte, suele hacer contra nuestros pueblos.

El lunes 26 de julio nos encontraremos nuevamente, pero esta vez frente a la explanada universitaria, a las 5 de la tarde. Al grito de Cuba Si, Bloqueo No se entrelazan abrazos de pueblo, tras la convocatoria del Comité Antimperialista Uruguayo de Solidaridad con Cuba y los Pueblos del Mundo, integrado por el PitCNT, Frente Amplio, FEUU, FUCVAM, REDH, AMELAM, Coordinadora de Apoyo a la Revolución Cubana, FSM, CRYSOL, entre otros.

Es que no se puede hablar de Cuba sin hablar del prepotente y criminal bloqueo imperialista. Son 60 años ya, generaciones que en la Isla y fuera de ella han nacido bajo ese flagelo. Cada vez que se hable de Cuba, cada vez que alguien la critique, que hable primero de esta violencia cotidiana, que reclame con fuerza contra ella. El resto se verá después, lo están resolviendo ellos mismo. Muchos se vanaglorian (y con justeza) de sostener el principio de “la autodeterminación de los pueblos”, pero no todos lo reclaman con igual fuerza cuando de Cuba se trata.

El bloqueo es un acto de guerra de una potencia contra un pueblo pequeño, pacífico, pobre. Pero además de esa terrible cara, tiene la otra, la de la resiliencia. Un pueblo que lleva más de 60 años resistiendo y nos conmueve.

El bloqueo es guerra económica. 243 medidas nuevas nuevas en los últimos tiempos. Cuba, un país pobre tiene que pagar entre un 30% y un 50% más caro por bienes y servicios necesarios en el mercado mundial limitando tremendamente su desarrollo. ¿De qué planificación económica puede hablarse en esas condiciones? Pero todo esto también tiene su contracara y esto les molesta. La contracara es por ejemplo 2 vacunas propias y 3 candidatos vacunales más contra el Covid-19, que no solo le permite vencer la pandemia de forma independiente, si no aportar al mundo salvando vidas.

Cuba resiste. Muy pocos hablan de los millones y millones de cubanas y cubanos que están prontos para defender su independencia, como asó lo demostraban las más de 100 mil personas en el Malecón Habanero el sábado 17 de julio. Trabajadores y Estudiantes hacen guardia en sus centros de Estudio y Trabajo ante las amenazas y vandalismos de un grupo financiado desde Miami, tremendamente violento.

De la guerra contra Cuba reforzada en estos días, lo que más preocupa no es lo que pasó, que de por sí es grave, si no lo que puede llegar a pasar pues hasta pidieron intervención militar. La tecnología avanza, su mal uso tendrá que limitarse. Hoy fueron bombas sin pólvora, que también matan ¿y mañana? Luchemos con todas nuestras fuerzas para que América Latina sea una zona de Paz.

Finalmente, el exceso de servilismo visto en estos días, también asombra, aunque dada la historia de este País, no debería. No solo fueron lamentables las expresiones del presidente Lacalle, que mientras se sembraba muestre en Colombia o se arrancaban ojos en Chile no le correspondía expresarse en virtud de su envestidura, pero cuando unos pocos miles manifestaron en Cuba en seguida salió a hablar de “dictadura”. Difícil viniendo de quien viene, perteneciente y cúpula dirigente (otra cosa es el pueblo votante) del Partido Nacional y el Herrerismo, recordando que el propio Herrera apoyo el golpe de Terra en los años 30, o que el militar Aguerrondo (del mismo sector) encabezó una intentona de golpe de estado en 1964, o que de ese partido fue Echegoyen quien presidiera el Consejo de Estado que sustituyó al Parlamento tras el golpe de Estado de 1973. Presidente responsable del mal manejo de una Pandemia que al día de hoy lleva casi 5.890 muertes, el 15% de ellas evitables según el propio ministro de salud pública, si se hubiese limitado la movilidad. En fin, hay un refrán popular que dice “vivir para ver”

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.