Ivanka Trump en Paraguay

0

@mateamargouy

Juani Casuriaga *

Ivanka Trump llega a Paraguay cuando el nivel de pobreza del sector rural es de 34,6%, y en áreas urbanas de 17,8%, según datos de la Dirección General de Estadísticas Encuestas y Censos (DGEEC), estos datos entendiendo la pobreza en tablas estadísticas, significa que alrededor de 1.679.000 personas residen en hogares cuyos ingresos per cápita son inferiores al costo de una canasta básica de consumo. Estas familias logran comer todos los días, pero no cubren sus necesidades básicas de consumo.

La pobreza extrema creció en nuestro país, existen alrededor de 335.000 personas en situación de pobreza extrema, estas personas no comen todos los días, o si lo hacen, no cubren todas las comidas básicas. En esta realidad está Paraguay hoy.

La visita de Ivanka, asesora de Trump, representa “el estrecho relacionamiento entre Paraguay y el país norteamericano”, dice una nota del diario Ultima Hora de estos días, no nos cabe duda, solo que la nota se equivoca, hay una estrecha relación de dependencia del Gobierno de este país al Gobierno de Estados Unidos, popularmente dicho Trump toma decisiones en el Gobierno de Mario Abdo, nada nuevo bajo el sol de estas tierras, parte del patio trasero de Estados Unidos.

Ivanka viene a hablarnos de empoderamiento a las mujeres, a nosotras que podemos darle cátedras de sobrevivencia cotidiana de nuestras familias, ella ayudará a superar las barreras que tienen las mujeres para desarrollarse, ¡andá…!

No hay dudas de la desigualdad de las cuales las mujeres somos víctimas, pero ésta no es ajena a modelos económicos que explota a toda la sociedad, modelos que endeudan, matan y nos condenan a la marginalización extrema, donde obviamente, gracias al patriarcado las mujeres llevamos la peor parte.

Pero la venida de Ivanka, no es por las mujeres, es el imperialismo estadounidense con rostro de mujer que viene para explotarnos más y arrebatar lo poco que nos queda.

Si la preocupación del gobierno de Estados Unidos son las mujeres, ¿cómo se entiende su política migratoria, su racismo, y machismo con las mujeres migrantes y sus hijos?

Las mujeres de este país no necesitan charlas ni deudas para emprender, necesitan transformar este modelo económico, y para ello Ivanka, no es la indicada.

¿Cómo hablara de emprendedurismo a vos mujer indígena, con tu hijo en brazos, y los mas grandecitos esparcidos en la calle, frente a la Secretaria de Emergencia Nacional, pidiendo lo mínimo por seguir existiendo?

¿Con qué cara se va presentar a las mujeres sin tierras, a la madre del niño muerto en una carpa de ocupación, a las mujeres que labran la tierra, y mantienen la alimentación de este continente?

¿Cómo?, a vos trabajadora de la ciudad, obrera de sueldo mínimo y sin seguro social, trabajadora doméstica de cama adentro, que ve a sus hijos los fines de semana si le dan permiso.

¿Cómo Ivanka Trump te va decir lo que hay que hacer? cuando vos tenés maestría en agregar más agua al caldo para que alcance a todos, y tenés claridad que de lo que se trata, es que necesitamos un país autónomo, con mejor distribución de sus recursos y no recetas aplicadas del FMI y el Banco Mundial.

No queremos charlas de motivación, ni más deudas, queremos políticas públicas de dignidad, gobiernos autónomos, desarrollo nacional y solidaridad internacionalista.

En este país, Ivanka, para las mujeres organizadas del sector popular, el gobierno de Trump no es bienvenido.

*Juani Casuriaga es miembro del Comité Ejecutivo y actual Secretaria de Educación del Partido Convergencia Socialista. Es Lic. en Psicología Comunitaria y sindicalista.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.