Caja de herramientas para defender el derecho al voto desde el exterior

0

@mateamargouy

Lilián Galán – Alicia Araújo

No queremos hacer un tratado jurídico, ni un discurso de barricada sobre el Derecho de cualquier uruguayo a votar, allí donde se encuentre, (aunque un poco de barricada vamos a hacer)

Vamos a organizar este texto tratando de responder a los cuestionamientos más repetidos para que este derecho se efectivice. Si nos olvidamos de alguno de esos cuestionamientos, quedamos atentas a recibir más preguntas, o críticas.

Si no sufren los problemas que hay en Uruguay, entonces no tienen derecho a decidir quién gobierna

O, en su versión más rancia, sino pagan los impuestos acá, no pueden votar acá.

Respuestas posibles:

  • El Ministerio de Relaciones Exteriores estima que hay unos 500 mil uruguayos en el exterior, esto contando los que nacieron aquí y emigraron, y los hijos de uruguayos que, habiendo nacido en el exterior, también tienen derecho a solicitar ciudadanía uruguaya. De esta enorme diáspora hay muchos que viven pendientes de lo que pasa en Uruguay, seguramente más que muchos uruguayos. No olvidemos que internet hizo que podamos leer prensa, ver y escuchar programas uruguayos en cualquier lugar del globo. Muchos envían dinero a Uruguay, porque tienen familiares, o porque están ahorrando para cuando regresen. Otros tantos se organizan, y envían constantemente donativos para hospitales, escuelas, o emergencias como inundaciones o el tornado de Dolores. Otros nos representan día a día en el deporte, la ciencia, el arte. ¿De verdad les podemos negar el voto? Entonces neguémosle el voto a los evasores de impuestos. ¿Y a los que se fueron y ya no les importa que pasa aquí? Nada, si perdieron el contacto con sus raíces, y el compromiso con el país, menos se van a preocupar por ir a un consulado, que quizá ni siquiera quede en la ciudad en donde vive para emitir el voto. Nada ni nadie los va a obligar a emitir el voto fuera de fronteras.

  • Ningún ciudadano pierde sus derechos políticos, por residir fuera del país. En la Constitución no dice NADA de eso. Y la prueba más clara es que cualquier compatriota que viva en el exterior, cuando son las elecciones, si tiene dinero para pagarse el pasaje VOTA. Lo único que hacemos no habilitando el voto desde el exterior, es discriminar a los uruguayos con menos dinero, o que no tengan posibilidades de viajar para las elecciones por el motivo que sea.

  • ¿Un país estancado en población como Uruguay puede darse el lujo de discriminar a (potencialmente) al 15% de su población?, o al revés, ¿no será mejor sostener el vínculo, porque esa relación enriquece al país en el más amplio sentido del término?. ¿Quién se atrevería a negarle el voto a Luis Suarez?

La Constitución exige “avecinamiento” (o sea estar viviendo en Uruguay) para poder votar

A los efectos de tener una discusión bien fundada sobre este punto, en verdad hay que recurrir a expertos constitucionalistas. Aquí vamos a trascribir algunos párrafos del informe del Dr. Alberto Pérez Pérez i, pero es mejor leer el informe completo.

Decía Pérez Pérez:

La Constitución establece con toda claridad (artículo 77, primer párrafo) que “Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designarán. “Todo ciudadano”, y no “el ciudadano que resida en el territorio nacional”.

Y más adelante:

Respecto de la ciudadanía natural (a la que en esa única disposición se denomina nacionalidad) son temporales, porque “no se pierde ni aún por naturalizarse en otro país, bastando simplemente, para recuperar el ejercicio de los derechos de ciudadanía, avecinarse en la República e inscribirse en el Registro Cívico”, con lo cual implícitamente está diciendo que hasta que no se cumplan estos requisitos estaría suspendido el ejercicio de los derechos de ciudadanía. Pero en ninguno de los casos se hace referencia a la residencia, sino a la naturalización”.

Por último:

La Constitución tampoco contiene entre sus normas instrumentales disposición alguna que impida el ejercicio del sufragio desde fuera del país. Ninguna disposición constitucional dice dónde se ha de ejercer el derecho al sufragio (y, a la vez, cumplir la obligación de votar). No habiendo norma constitucional prohibitiva, la ley debe disponer lo necesario para hacer efectivas las normas fundamentales que consagran para los ciudadanos el derecho al voto y la obligación de votar”.

Lo que decíamos al principio: respecto al concepto de avecinamiento se entra en una discusión de corte técnico jurídico, no fácilmente asequible para los simples mortales. Lo que sí nos queda claro, es que hay elementos técnicos de peso que apoyan la hipótesis de la constitucionalidad del voto del exterior. Y, finalmente, creemos que ante la duda vale mucho más asegurar y garantizar los derechos políticos de los ciudadanos, y no retacearlos.

En 2009 se hizo un plebiscito y el pueblo votó que no, entonces no pueden por Ley cambiar lo que decidió el pueblo.

O sea, quienes sostienen esto, creerán también que la primera vez que fue rechazado el Voto Universal o el Voto femenino, quienes impulsaban esas reformas debieran haberse ido para la casa, y nunca más tocar el tema?

Hace 20 años atrás eran muchos los países que no habilitaban el voto en el Exterior, se han ido sumando países que habilitaron este derecho a sus ciudadanos, porque los derechos y las legislaciones que los regulan evolucionan junto con las sociedades. La movilidad de la población, la integración comunicacional (y económica) vía internet, ponen en cuestión e impulsan la reforma de la legislación y las formas de gobierno. Tanto es así que Uruguay es el único país latinoamericano que no habilita el voto desde el exterior. No nos sentimos orgullosas de esto.

Por otra parte, en 1966 se presentó un proyecto de Reforma Constitucional que sí, hubiera tornado inconstitucional el Voto desde el exterior, pero sólo obtuvo 1025 votos. Esto solo para demostrar que hace tiempo que hay fuerzas políticas que tratan de recortar derechos.

Por último la reforma que se presentó en 2009, lo que buscaba era aprobar el voto epistolar, o sea que fuera posible emitir el voto por correo, lo que en realidad, implica un cambio sustantivo en las garantías a la hora de certificar la identidad del votante, así como su voluntad al emitir el Voto. En suma, tratándose de opciones totalmente diferentes, sumado a que siempre tenemos derecho a seguir militando por los cambios, la respuesta es sí, si podemos y debemos seguir discutiendo este tema.

Ahora el Frente solo con sus votos votó (o votará) una Ley que habilite el voto desde el exterior, pasándole por arriba a la Constitución y a lo que el pueblo votó…Porque la mayoría de los que están en el exterior son del Frente…

Empezando por la última afirmación, no tenemos dudas que es el cangrejo debajo de la piedra por el cual la oposición resiste el voto desde el Exterior. Vale decir que investigaciones recientes demostraron que el elemento central que retrasó la aprobación del voto femenino en Uruguay, fue también el temor a que convulsionara el statu quo, y que debió existir algo así como una encuesta de opinión de la época, que le diera elementos a los distintos partidos, de que no existiría un descalabro electoral.

Quizá debiéramos hacer algo parecido ahora, y de alguna forma, darle certezas a los actores políticos, de que seguramente y como el sentido común lo indica, las preferencias electorales se distribuyen entre todos los partidos, tal como ocurre dentro de fronteras.

Respecto a lo que se aprobó o se podrá aprobar en el Parlamento consignamos: el año pasado, sólo con los votos del Frente Amplio se votó una Ley que interpretó los arts. 77 y 81 de la Constitución declarando que residir en el exterior no obstaculiza el ejercicio del Voto. O sea, seguimos rizando el rizo, que votan los que viven en el exterior, pagándose el pasaje, ya está claro y verificado.

Luego por esta misma Ley se creó una Comisión Asesora, que en el plazo de 6 meses debía dar insumos al Parlamento para redactar un proyecto de Ley, este sí que será el que efectivice el Voto.

La Comisión estuvo presidida por la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo, y la integraron además, el Ministerio de relaciones Exteriores, la Corte Electoral, representantes de los Consejos Consultivos y el Poder Legislativo con representantes por cada Bancada Parlamentaria, de las cuales participaron FA y UP, y se negaron a participar PN, PC y PI.

Esta Comisión ya actuó y entregó su informe ii , nos parece que lo más útil para cualquier persona interesada en tener elementos para discutir sobre este tema es que acceda al informe.

Quizá lo más impactante y mediático del mismo es que afirme, que existe la posibilidad legal de habilitar el Voto desde el Exterior, solo celebrando un convenio entre el MRREE y la Corte Electoral, de forma que los Consulados a cargo de Cónsules de carrera, se constituyan como oficinas receptoras de votos, y que los ciudadanos puedan votar en elecciones para el primer y segundo nivel de gobierno, así como en referéndums y plebiscitos.

No tenemos aún una posición como fuerza política frente a este informe, pero de más está decir que la posición del Frente Amplio no debiera forjarse solamente en los ámbitos de dirección. Por el contrario, como en tantas otras ocasiones los avances en derechos serán fruto de la lucha de los compañeros y compañeras, desde todos los ámbitos, o no serán.

La información está accesible, la discusión está servida, solo falta que haya muchas almas dispuestas a comprometerse con la efectivización de este derecho.

Aportes de los uruguayos en el Exterior a nuestro país

TURISMO: En 2018 visitaron nuestro país alrededor de 429.000 uruguayos residentes en el exterior; se puede aseverar que muchos de estos compatriotas vinieron acompañados de familia y amigos extranjeros. Esta cifra representó un importante ingreso de divisas de millones de dólares.

DONACIONES: Existen innumerables organizaciones en varios países desde las cuales se dirigen donaciones a escuelas, hospitales, afectados por eventos naturales adversos. Sólo una de esas organizaciones contabilizó en 9 años , 10 millones de dólares en donaciones.

REMESAS: las remesas son aportes privados de los nacionales residentes en el exterior, en tres años y medio (2014-2015-2016 y 2017), el envío de dinero para Uruguay ascendió a 388 millones de dólares (fuente BCU)

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA: Uruguay hoy tiene dos centros de investigación de excelencia gracias a la gestión y colaboración de uruguayos que residieron en el exterior:

  • El Centro Uruguay de Imagenología Molecular (CUDIM) que tiene como cometido el desarrollo de investigación, capacitación y aplicaciones en ciencias de la salud.

  • El Instituto Pasteur, que se ha logrado también por gestiones de uruguayos residentes en el exterior con el gobierno de Francia.

CULTURA: uruguayos que se encuentran residiendo en el exterior y que se organizan, en Consejos Consultivos o Asociaciones, promoviendo de forma permanente nuestra cultura, la que dan a conocer a millones de extranjeros a la vez que interesándose por la realidad uruguaya en todos sus aspectos. El relacionamiento y vínculo que tienen los uruguayos residentes en el exterior con nuestro país es permanente.

Hay 4000 compatriotas talentosos, detectados en diferentes áreas como: deportes, cine, teatro, música, arte e investigación científica, que se encuentran radicados en el exterior. Gracias a sus habilidades, talentos y conocimiento se da a conocer nuestra educación, costumbres y cultura. Cada uno de esos uruguayos talentosos representa, con su profesión, oficio y/o trabajo, lo que es nuestra Nación.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.