INR. El otro lado de la moneda

0

Esta sigla pude decir muy poco para algunos uruguayos que no conocemos todos los avances que se vienen realizando a nivel del Ministerio del Interior en el Sistema Carcelario.

Es el propósito del mate de hoy acercarnos por el ojo de la cerradura a la otra cara de la seguridad.

Años de abandono del sistema carcelario comienzan a tener fin, el proceso es muy largo pero el INR hoy es una realidad con la Ley de Humanización de Cárceles y un equipo de gobierno que sostiene estos procesos.

Uruguay es uno de los países que tiene el mayor número de presos per cápita a contrapelo de las frases que enuncian que en “Uruguay nadie va preso” o “que se los retiene y los sueltan”. Pero cambiando de mirada, se puede hacer un recontó de las situaciones que hoy nos llevan a esta realidad, y la verdad que muchas personas estén privadas de libertad no es un orgullo para sociedad alguna y esos que “suelta” y que se les priva de libertad son tan ciudadanos de esta sociedad como cualquier otro.

¿Qué es un privado de libertad?

Las personas privadas de libertad no están privados de sus derechos como se piensa habitualmente, básicamente se restringe el derecho a la libre circulación. Por tanto deben gozar de todos los Derechos Humanos reconocidos en las normas nacionales e internacionales, más allá de las restricciones a ciertos derechos que son impuestos por la situación de reclusión El Estado debe garantizar el respeto a su dignidad en las mismas condiciones que las personas no recluidas.

¿Cuáles son los cambios mas relevantes que se producen en Uruguay?

Los cambios son innumerables, pero lo mas importante es el cambio de cabeza al abordar esta situación.

En Junio del año 2011, de acuerdo con la Ley 18719 de fecha 27 de Diciembre de 2010, en la que se crea el Instituto Nacional de Rehabilitación, así como también cargos en el Escalafón “S”, personal penitenciario. Este funcionario es parte del escalafón civil y tiene una formación diferente al policía, adecuada a un proceso de reinserción social de los PPL.

Los operadores son formados en distintas áreas que van desde salud, higiene, derechos laborales, genero, educación y DDHH, estas temáticas abordadas por el personal del sistema penitenciario ha cambiado totalmente la perspectiva del trato cotidiano con los PPL en cuanto a sus necesidades y posibilidades de rehabilitación. También permite un fortalecimiento institucional desde la habilitación de procesos desde lo cotidiano pero también en la evaluación, seguimiento y propuestas de proyectos a llevar adelante.

Para muestra

La inauguración de un liceo en el COMCAR es un mojón mas de todo lo que se viene trabajando en materia de inserción educativa en este instituto.

Se instaló un Polo Industrial en la Unidad 4 de Santiago Vázquez. En el mismo se puede ver el trabajo de los Privados de Libertad en el montaje del Polo, se puede ver como arman las ollas que se usan en todo el sistema penitenciario. También ventanas y camas. Se repara mobiliario. Se realizan bloques y otros elementos que permiten por ejemplo que se haya reconstruido los sectores que habían sido devastados en los motines, y si, en esta sociedad de hoy los módulos se reconstruyen con el trabajo de los privados de libertad, que a su vez se apropian del espacio y se genera otro clima que tiene que ver menos con el castigo y mas con el respeto por el trabajo y con una salida digna del período de reclusión.

Si nos trasladamos 10 años atrás, era impensable, que los presos reconstruyan el CADI Centro de Atención a Niños Discapacitados Hijos de Policías, que estudien un oficio para reconstrucción del hogar del liberado, panaderías, policlínicas, etc. Para este tipo de proyectos. se contrataba empresas privadas.

Antes el que trabajaba o estudiaba en una cárcel era mal visto, ahora todos esperan una oportunidad de hacerlo y son respetados. Esto cambia el clima de convivencia, y esto es un logro que la sociedad va a ver en unos años pero ya se están asomando.

El Ministro Eduardo Bonomi en rueda de prensa comentaba que cuando ingresó al ministerio la reincidencia era del 70 % y que en la actualidad esta cifra ha descendido al 50 %. Recordó asimismo que anteriormente en el Penal de Libertad habían 1.500 presos y solo 25 eran los que trabajaban. Actualmente hay 1.300 personas privadas de libertad y trabajan o estudian unas 800.

Muchos cambios se han producido que a simple vista no se ven y que intentaremos compartir en las siguientes rondas de mates.

Bibliografía complementaria

https://inr.minterior.gub.uy/images/web/DDHH/declaracion-universal-de-los-derechos-humanos.pdf

https://inr.minterior.gub.uy/images/web/DDHH/Reglas_de_bangkok.pdf

https://inr.minterior.gub.uy/images/web/DDHH/DDHH/Normas CPT.pdf

https://inr.minterior.gub.uy/images/web/DDHH/DDHH/reglas_minimas_para_el_tratamiento_de_los_reclusos.pdf

https://minterior.gub.uy/index.php/2013-06-17-14-41-56/2012-11-13-13-08-52/78-noticias/ultimas-noticias/1414-guia-informativa-para-personas-privadas-de-libertad

https://www.minterior.gub.uy/images/stories/polo_industrial.pdf

Por: Colectivo Mate Amargo

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.