Editorial

0

Por: Colectivo Mate Amargo

A raíz del proyecto de ley de regulación del espectro radioeléctrico planteado en el Parlamento, en este Mateamargo abordamos nuevamente como tema central los Medios de comunicación. También nos planteamos profundizar sobre las movilizaciones ocurridas en las últimas semanas, en Brasil.

Siempre a los sectores de izquierda nos cuesta analizar las acciones que llevamos adelante porque trazamos una línea entre oficialismo y no oficialismo. Así marcamos esta frontera casi inexpugnable, perdiendo muchas veces las perspectivas de nuestro accionar.

Por un lado, nos privamos de la posibilidad de aunar fuerzas para transitar el camino hacia otro tipo de sociedad. Por otro, no saltamos la barrera que nos imponemos entre lo simplemente reivindicativo y la negación de explorar otros caminos para cumplir determinadas demandas. Estas son las contradicciones que nos impone la realidad por la que transitamos día a día. Contradicciones que en gran medida son amplificadas y, en muchos casos, creadas por una construcción mediática. Esta construcción está muy lejos de ser objetiva, busca en cada momento que comunica plasmar su visión de sociedad. Medios que buscan dividir a iguales… ¿A quién le sirve que los sectores de izquierda, dentro y fuera del FA, se enfrenten?

Los medios de comunicación son, a su vez, quienes materializan estas contradicciones. Sustentan sus concepciones, siempre vinculadas a una derecha conservadora. Así han reproducido el mensaje diciendo que con el presente proyecto de ley se pretende coartar la libertad de expresión. Pero todos estos fundamentos son usados para sostener ideológicamente el libertinaje para desparramar su discurso conservador.

Solo basta ver como se ha manejado el tema de los levantamientos de los diferentes pueblos. Hoy hablan de una “primavera brasileña”.  Los medios hegemónicos no hacen un informativo, reproducen una ideología buscando sostener un sistema de dominación económico, político, cultural y social.  Pero claro, “lo real” es lo que sale en los medios y hasta hoy los mismos están concentrados y representan los intereses de unos pocos.

¿Qué fuerza tendría la izquierda si en vez de hacerle el caldo a los medios y mirarse a sí misma con desconfianza, pudiera ver donde están los enemigos del pueblo?

Hay pasos que se están dando con el objetivo de democratizar un poder que hasta el día de hoy se encontraba en manos casi exclusivamente de tres grupos económicos y sus familias. Existe un proyecto de Ley que va en el sentido de crear condiciones para que los sectores históricamente marginados tengan el desafío de acceder a una infraestructura que ha sido negada a lo largo de la historia de nuestro Uruguay. El desafío está hoy en los sectores populares, quienes deben presionar y ser capaces de utilizar esta herramienta de la cual podrán hacer uso.

El futuro de Brasil, hoy es una incógnita, no porque asombren estas movilizaciones, sino por cuál va a ser el desenlace de esta situación. Para profundizar sobre esto el compañero Valter Pomar nos ha aportado su visión de los acontecimientos. También contamos con la colaboración del Portal Brasil de Fato, quienes realizaron una entrevista a Stedille integrante del MST, Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra sumando así otra visión de los compañeros de izquierda, ya que lo que piensa la derecha lo conocemos bien: se reproduce todos los días en los medios de comunicación.

Así que la ensillada esta pronta, empezamos la ronda…

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.