Con razón y corazón

0

Toda organización política que cambia su base social por una base electoral corre serios riesgos de perder su esencia transformadora.

Desde el punto de vista estrictamente electoral, el MPP se presentó a las elecciones internas del Frente Amplio en condiciones no muy favorables, no hizo alianzas electorales, se presentó solo y sin aquella figura significativa que hoy ocupa la presidencia.

Hace 65 años que presenciamos elecciones y esto nos ha llevado al convencimiento que en los procesos electorales, los programas cuentan poco, solo interesan a un grupo reducidos de votantes, la inmensa mayoría vota personas, más por una actitud emocional que racional.

Por esto, durante décadas, el sobretodo de Batlle y Ordóñez y el poncho de Aparicio tuvieron tanta importancia electoral. Para el MPP, la figura de Pepe Mujica, tuvo importancia relevante, fue atractiva para los sectores populares más empobrecidos, que precisamente votaron a la 609 en la elección nacional. Pero ocurre que el MPP fue creado deliberadamente como una herramienta política para contribuir a una acumulación estratégica para la liberación nacional y el socialismo

¿Cómo entendíamos esa acumulación los gestores del MPP?

Se entendía como el desarrollo político y organizativo de los sectores populares, fomento de los diferentes espacios de participación en donde las personas de los sectores subordinados de esta sociedad, pudieran realizar sus experiencias de análisis, planificación, toma de resoluciones y concreción de esas resoluciones.

Si consideramos que los pueblos deben asumir soberanía para ser dueños de su destino, es estrictamente necesario que se capaciten para auto gobernarse.

Todo ese largo proceso de preparación y acumulación de experiencia y conocimientos se ha definido científicamente como: desarrollo de poder popular. Quiere decir que no se trata de que esa herramienta, el MPP, desarrolle esa tarea política, que también tiene un contenido pedagógico, solamente crecer y conseguir votos. En realidad su crecimiento militante y su caudal de votos deberían ser un sub producto de su tarea de contribución al desarrollo político y organizativo de los sectores populares. Cuando decimos desarrollo político no nos referimos a las cuestiones partidarias sino a la política como ciencia de la sociedad.

Trabajar políticamente con esos criterios no resulta fácil pues enfrascadas las organizaciones políticas en las contiendas electorales, éstas terminan siendo unas de las actividades políticas más importantes de los partidos políticos. En suma, se termina siendo funcional al sistema.

La realidad histórica hasta hoy, indica que la gran masa de los pueblos, desde hace cinco mil años, cuando se inventó el Estado, ha permanecido subordinada a las clases hegemónicas ampliamente minoritarias.

Todo esto que se ha dicho y podría decirse mucho más, viene a cuento por el resultado electoral del MPP. La carencia que objetivamente presenta el MPP en materia de inserción social también tiene repercusiones electorales al perder la figura del Pepe Mujica. Está para discutirse sí desde el punto de vista de la acumulación estratégica a la cual nos referimos, el crecimiento electoral abrupto que tuvo el MPP, fue un aporte favorable o no tanto para esa acumulación estratégica.

Por: Julio Marenales

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.