Digan lo que digan… Venezuela va!!!.

0

Por Gabriela Cultelli (*)

Todo parecía tranquilo, nadie opinaba demasiado, parecía que las aguas se habían aplacado un poco en virtud del crecimiento económico que estaba logrando el pueblo venezolano y muy a pesar del bloqueo, los robos de los cuales fue víctima (oro en Londres, avión de CONVIASA, intento de robar el Esequivo, etc.). Pero hubo un problema: los venezolanos quisieron (y lo harán) hacer un proceso electoral limpio de acuerdo a la legislación vigente.

Es difícil hablar de proceso electoral “democrático” cuando sobre Venezuela recaen más de 900 medidas económicas coercitivas, otro bloqueo económico orquestado e impulsado por los EEUU, así que preferimos expresar el proceso electoral como “limpio” o, dicho de otra manera, lo más democrático posible en tales circunstancias. Mella la “democracia”, cuando se presiona a un pueblo económicamente contra el gobierno actual.

La Previa

En el año 2011 la Señora Corina Machado, caraqueña de 56 años, ingeniera y profesora, fue electa diputada, y como en Venezuela se respetan los comicios y las elecciones populares sea quien sea el ganador/a, asumió sin dificultades. Para el año 2014 fue nombrada representante alterna de Panamá ante la OEA, y desde allí alzó su vos para solicitar la intervención contra su propio pueblo. De acuerdo a los artículos 149 y 191 de la constitución bolivariana y a partir de ese hecho, perdió la calidad de Diputada.

El artículo 149 es clarísimo y puede comprobarse en cualquier edición de la constitución bolivariana aprobada por la inmensa mayoría del pueblo, y dice textualmente: “Los funcionarios públicos y funcionarias públicas no podrán aceptar cargos, honores o recompensas de gobiernos extranjeros sin la autorización de la Asamblea Nacional”. Luego el 191 refiere concretamente a los y las diputadas especificando que solo pueden tener actividades docentes, académicas, etc. (igual que acá). O sea, simplemente se cumplió con el mandato constitucional al cesar a Corina Machado de su cargo de diputada.

En definitiva, y aunque no viene mucho al caso es oportuno aclarar que ella misma se identifica como “liberal”, más mercado menos estado, incluso partidaria de las privatizaciones, por ejemplo, de PDVSA (la petrolera), etc. Lo que si viene al caso es mencionar que esta derechista a ultranza, no solo pidió la intervención o invasión de Venezuela, si no que reclamó la agudización del criminal bloqueo económico contra este pueblo, y estuvo al lado de todos los procesos de desestabilización e intentos de golpes de estado ocurridos en Venezuela en los últimos años, desde el primero contra Chávez en el 2002 (18 muertos) hasta las desestabilizaciones de Guaidó y las guarimbas de 2017 (163 muertos) y mucho más. Si a ello se suman las limitaciones de su declaración patrimonial, no tiene nada de raro que en el 2015 se la halla inhabilitado por 15 años (hasta el 2036) para candidatearse, y que esa decisión fuera reafirmada en el año 2023 por el TSJ (Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela) y de acuerdo a la legislación vigente.

Pero igual la Sra. Machado y como parte de un plan mayor, al cual aún no le vemos el final y puede ser muy peligroso para mantener la paz en la región, se candidateo alegando su participación en las internas, que cada partido organiza, habiendo salido la más votada. En vez de dar paso al segundo en votos, decidió a última hora presentar por su cuenta una especie de “sustituta”, la Sra. Corina Yoris, ¿y cuál fue el problema? Que en ningún país del mundo (tampoco en Venezuela) una persona se inscribe como candidato/a a presidente de la república, así como así o porque alguien lo diga, pues, siempre hay leyes que reglamentan estas cosas. Y ahí empezó otra arremetida mediática.

La verdad es que el artículo 47 de la Ley Orgánica Electoral establece 4 formas de postulación: presentarse a través de organizaciones (partidos) políticas reconocidas, presentarse por comunidades indígenas, presentarse por grupos y/o por iniciativa de ciudadanos/as. En estos 2 últimos casos se requieren las firmas de un 5% del electorado que lo valide cosa que no presentó la Sra Yoris. Pero tampoco ninguno de los partidos inscritos la presentó. La mayoría de los partidos que pertenecían o perteneces a esa plataforma opositora, no acordaron con la intempestiva candidata, y dos de ellos eligieron presentar otros candidatos. Por ejemplo, el Sr. Manuel Rosales, gobernador actual de Zulia, dónde el chavismo perdió las elecciones pasadas, y como debe ser, reconoció su derrota y el ilustre gobernador continua en su puesto hasta hoy. Otro en anotarse fue el opositor Edmundo González quien fuera embajador en Argentina hasta 1999 y también en Argelia. En fin, líos internos de la oposición venezolana en los que no corresponde meterse, pero ya que tantos se meten, deberían al menos mencionarlo.

En síntesis

Sintetizando, terminado el periodo en marzo pasado de varios días para la inscripción de precandidatos se postularon un total de 13, todos de la oposición menos uno, el “oficialista” Nicolás Maduro que llegó a ello no solo a través de múltiples asambleas populares, si no con más de 4 millones de firmas acompañándolo.

Pasan muchas otras cosas en Venezuela. Por ejemplo, maravillan los procesos de constitución y fortalecimiento de las comunas, sobre las cuales hemos publicado más de un artículo en este mismo medio, y eso para nombrar, como dije, algún ejemplo. Pasa para poner otro ejemplo, que ese pueblo se levantó de la crisis brutal de la pandemia sumado al bloqueo y al robo de sus reservas depositadas en bancos ingleses. ¿Por qué no hablan de todo esto? ¿qué está pasando? ¿Qué pasa con el principio de no intervención? ¿Qué pasó con el antimperialismo o no vemos que dice la derecha de todo esto? En fin, ahí está la CNN, la BBC, y también las menores de la vuelta como INFOBAE y otras, es público y puede leerse fácilmente.

No se trata de una simple campaña mediática, esto es una guerra mediática y no solo contra el pueblo de Venezuela. Desde aquí, desde Mate Amargo levantamos nuestra voz solidaria, y nos viene a la memoria aquellos versos escritos por un pastor Luterano alemán en 1946, Martín Niemollier:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
ya que no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
ya que no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
ya que no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
ya que no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar”

(*) Gabriela Cultelli, Licenciada en Economía Política (Universidad de La Habana), Mag. en Historia Económica (UdelaR), escritora, columnista y co- Directora de Mate Amargo. Coordinadora del Capitulo uruguayo de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad (REDH)

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.