Girón, Primera gran derrota del imperialismo yanqui en América Latina

0

Fotos: Archivo PL

El 15 de abril de 1961 fue el preludio de los siguientes acontecimientos relacionados a la invasión por Playa Girón. Eran ese día bombardeados los aeropuertos Ciudad Libertad y San Antonio de los Baños en la Habana y el aeropuerto Antonio Maceo de Santiago de Cuba, aunque días antes ya habían arreciados los atentados económicos con la quema de cañaverales, de una famosa tienda habanera entre otros.

Entre los caídos el joven artillero Eduardo García Delgado, quien ya agonizante sacó fuerzas para escribir con su propia sangre el nombre de Fidel.


El 16 de abril miles de milicianas y milicianos con sus fusiles en alto apoyaban la declaración del carácter socialista de la revolución que defenderían al día siguiente a sangre y fuego, pues el 17 se producía la invasión
.


Fue el batallón de milicias 339 el primer obstáculo indoblegable con que se encontraron los invasores en Paya Girón. Con el liderazgo de Fidel
, Milicianos, soldados y policías partieron de todas partes expulsando a los mercenarios en solo 72 horas obteniendo así el 19 de abril la primera gran derrota del imperialismo yanqui en América Latina.



Para recordar esa gesta heroica, a continuación, el poema de Nicolás Guillén “La Sangre Numerosa” y la letra de la canción
de Sara Gonzales “Girón: La Victoria”

La Sangre Numerosa

Cuando con sangre escribe
FIDEL este soldado que por la Patria muere,
no digáis miserere:
esa sangre es el símbolo de la Patria que vive.

Cuando su voz en pena
lengua para expresarse parece que no halla,
no digáis que se calla,
pues en la pura lengua de la Patria resuena.

Cuando su cuerpo baja
exánime a la tierra que lo cubre ambiciosa,
no digáis que reposa,
pues por la Patria en pie resplandece y trabaja.

Ya nadie habrá que pueda
parar su corazón unido y repartido.
No digáis que se ha ido:
Su sangre numerosa junto a la patria queda.

Autor: Guillén, Nicolás

Girón: La Victoria

Cuando cambia el rojo color del cielo
Por el blanco color de palomas
Se oyen las campanas de los hombres
Que levantan sus sonrisas de las lomas.

Después que entre pecho y pecho
Haya tenido el deseo de quemar,
De matar, de vengar y de vencer.

Cuando no se olvida que no hay
Libertad regalada, sino tallada
Sobre el mármol y la piedra
De monumentos llenos de flores y de tierra,
Y de los héroes muertos en las guerras
Se tiene que luchar y ganar,
Se tiene que vivir y amar,
Se tiene que reír y bailar,
Se tiene que morir y crear.

Canto y llanto de la tierra,
Canto y llanto de la gloria,
Y entre canto y llanto de la guerra,
Nuestra primera victoria.

De luces se llenó el cielo
De esta tierra insurrecta,
Y entre luces se batió seguro
Buscando la victoria nuestra.

Hoy se camina confiado
Por los surcos de la historia,
Donde pelearon los héroes
Para alcanzar la victoria.

Canto y llanto de la tierra,
Canto y llanto de la gloria,
Y entre canto y llanto de la guerra,
Nuestra primera victoria

Canto y llanto de la tierra,
Canto y llanto de la gloria,
Y entre canto y llanto de la guerra,
Nuestra primera victoria
Canto y llanto de la tierra,
Canto y llanto de la gloria,
Y entre canto y llanto de la guerra,
Nuestra primera victoria

Autora: González, Sara

 

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.