Educación y Luc: algunas consideraciones sobre los docentes y sus carreras

0

Pablo Caggiani

En la ronda anterior comentamos lo inoportuno de una iniciativa de tantos artículos y en pandemia, de tantos temas y tan diferentes, que van desde la vivienda, el trabajo, la educación, la economía entre otros.

De la dificultad para la ciudadanía de seguir e intervenir en el diálogo democrático cuando se opta por este mecanismo. En educación la Luc modifica más de 70 artículos que se modifican en partes y que hacen aún más complejo el debate de este tipo de texto, de todos esos artículos, son 34 los que están a consideración.

Nos referimos  también a los aspectos vinculados a algunos de los artículos que están en debate en el capítulo educación,  la importancia de inscribirse y asistir para la obligatoriedad tal como la entendemos en Uruguay, los cambios que concentran poder en beneficio del gobierno de turno en algo que debe ser una política de largo plazo como la educación, entre otras dimensiones.

Hoy les queremos comentar algunos de los cambios vinculados a la docencia en el capítulo educación de la LUC.

No se legisla en el vacío

Se aprueba en medio de una pandemia que afectó al país, que en el caso de la educación nos puso patas para arriba, con modalidades remotas por cierre de la presencialidad, con escuelas abiertas repartiendo almuerzos, entre otras afectaciones laborales. Se deterioran las condiciones de vida de nuestras infancias. Muchos docentes vieron afectada además su fuente de trabajo, ya sea por despidos o envíos al seguro de paro en el sector privado.

Al mismo tiempo se disponía un sumario con separación del cargo y retención de haberes para profesores de San José por una actividad gremial. Estos sumarios sugieren la destitución de docentes y han motivado la denuncia en la OIT por persecución sindical

Se crea una comisión investigadora en el Parlamento sobre aspectos que está investigando la administración. Se recorta el presupuesto educativo y se pierden cargos y horas, pero además se pierde salario. El contexto no parece auspicioso.

La Luc y la docencia

El contexto de sospecha y desconfianza en los docentes  se puede observar en la LUC, particularmente al hablar de Libertad de Cátedra.

El artículo 128 en principio eliminaba la libertad de cátedra y la sustituía por autonomía técnica, como esto era inviable para varios actores del oficialismo se mantuvo la libertad de cátedra: “El docente, en su condición de profesional, es libre de planificar sus cursos realizando una selección responsable, crítica y fundamentada de los temas y las actividades educativas, respetando los objetivos y contenidos de los planes y programas de estudio. Asimismo, los educandos tienen la libertad y el derecho a acceder a todas fuentes de información y de cultura, y el docente el deber de ponerlas a su alcance”. Este artículo junto al que refiere a laicidad son los que garantizan el respeto al estudiante como el sujeto de derecho de la educación, así como la libertad de los profesionales de la educación. Dos principios muy caros a nuestra educación pública.

En la Luc se agrega “con un criterio de amplitud, ecuanimidad y balance de puntos de vista que permita a los educandos ejercer su libertad y formarse su propio juicio.” Agregado que por técnica legislativa parece redundante con lo dicho en los artículos de laicidad y libertad de cátedra. Esa frase, así suelta,  no hay nadie que razonablemente pueda estar en desacuerdo.

Pero como todos saben, no se legisla en el vacío sino en un contexto y el contexto es de persecución y de instalar la sospecha sobre los docentes. Este agregado no tiene otra explicación posible, ya que el derecho de los estudiantes es de amplio consenso legal, académico, sindical y político y está muy explicitado en el artículo de laicidad que no cambió de la ley anterior.

Este agregado es muy consistente con algunos movimientos que se dan en la región como el “Escola sem partido” que impulsan los bolsonaristas, que invita a filmar a los docentes que “adoctrinen” en sus aulas. Una aberración por donde se lo mire.

Algo consistente con el “adoctrinamiento” al que se sometería a los estudiantes de nuestro país señalado por varios actores relevantes en Uruguay.

Nada en la literatura sobre la mejora de la educación recomienda que los centros educativos sean espacios de alto riesgo, sí existe documentación en abundancia de que la colaboración, el bajo riesgo, la posibilidad de la experimentación pedagógica, permiten mejorar los aprendizajes, lugares más acogedores para nuestras infancias y adolescencias, entre otras maravillas que acontecen en nuestras aulas.

La Luc parece caminar en sentido contrario, es más, es posible que ante la disyuntiva si abordar algunos temas complejos en aula o perjudicar la carrera docente existan resoluciones que terminen perjudicando el derecho de los estudiantes a los saberes y este extremo es dramático para ellos, pero también para la profesión docente y su dimensión ética tal como la conocemos.

La carrera docente y su desmantelamiento

El artículo 193 se refiere a los Estatutos del personal docente y no docente. Tiene el mismo problema que el artículo de los combustibles. Es tan bueno que no se aplica, al menos hasta luego del 27 de marzo.

Allí se consignan una cantidad importante de cambios, tiene 8 apartados a cual más relevante en la carrera docente. Por razones de espacio comentaremos lo sustantivo.

Básicamente lo que hace este artículo es habilitar existan centros donde los docentes accedan a sus cargos a través de un examen (concurso) o lo hagan a través de los directores de las escuelas (discrecionalmente).

Menciona la posibilidad de que coexistan Estatutos (es decir las reglas de contratación, funciones etc.) y cuando se modifiquen será en acuerdo, pudiendo volver al régimen anterior hasta por tres años. (inciso b).

Esto es al menos parcialmente cierto, los niños y niñas no eligen la escuela por su estatuto sino por su barrio, los docentes individualmente no podrán elegir ya que no pueden coexistir dos estatutos dentro de un mismo centro de trabajo para iguales funciones, es decir que la opción sería de los directores (en condicional ya que como los combustibles no se aplica).

Se establece que el Codicen de la ANEP podrá establecer compensaciones o complementos salariales y otros beneficios, atendiendo a circunstancias como la ubicación geográfica del lugar de trabajo, el contexto socio cultural en el que funciona el establecimiento o el cumplimiento de metas de política pública definidas. (Inciso d).

Como se observa se centraliza en Codicen una competencia que era de los Consejos se incorpora el cumplimiento de la política educativa para pagar diferente a los docentes.  Lo otro referido a ubicación (rural mal ubicada) o contexto (Programa Aprender) ya existe en primaria desde hace décadas pero incorpora la discrecionalidad de las diferencias en el salario de acuerdo a la política educativa, recordemos que es en un contexto de centralización y concentración de funciones en el gobierno de turno.

En los incisos E y F se habilita a que se delegue en los directores de los centros educativos la contratación o despido de docentes por consideraciones de orden funcional (como el compromiso con una metodología de trabajo o un proyecto de centro educativo).

Hasta el día de hoy los docentes en Uruguay acceden a sus cargos por concursos (anónimos) de oposición y méritos, es decir a través de rendir examen. No hay docentes en nuestra educación pública que accedan a sus cargos a dedo o por clientelismo, ni por mecanismos opacos como se plantean en este artículo. Esto preserva a la educación pública, sus estudiantes y su plantel de profesionales de los cambios de gobierno y las desviaciones de clientelismo político que observamos con tristeza las ciudadanas y ciudadanos. Se han construido estos resguardos durante todo el Siglo XX por la sociedad uruguaya con algunos cortes por dictadura o por bolsas de corrupción afortunadamente hoy inexistentes. Incorporar estos mecanismos discrecionales efectivamente afectan la carrera docente y a nuestros estudiantes.

Pongámoslo en términos de asuntos de quirófano. ¿ Si te tienen que operar preferís que te opere el que es amigo del dueño o el que ganó el concurso de cirujanos? ¿No hay dudas no?

En la próxima columna seguiremos analizando los 34 artículos de educación que están a consideración de la ciudadanía el 27 de marzo. También pensando en que el 28 de marzo tenemos que ser una sociedad un poco mejor y para ello importa mucho el tipo de debate. El diálogo franco, sin agravios e intentando comprender la posición del otro, es clave para un país mejor.

 

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.