SI la historia hablara

0

Colectivo Histórico “Las Chirusas”

Las Constituciones se dictan para la protección de las minorías (…) Las Constituciones emanan las más de las veces – la nuestra es un caso flagrante- de transacciones, de pactos entre las fuerzas sociales; y es justo que no se puedan alterar por una mayoría simple y sin compás de tiempo.(1)

Esto decía Martín C. Martínez en los años treinta, a un mes del golpe de Estado de Gabriel Terra. Martín Casimiro Martínez era liberal democrático, blanco “como hueso de bagual”, candidato a la presidencia de la República por el Partido Nacional, antiterrista y antiherrerista. Terminaba su pos- tura con una definición clara de donde radica el sostén democrático de cualquier nación, pero ha- blando de la nuestra: “El soberano único es el país” (2)

SI la historia hablara, en las palabras de un nacionalista como el anteriormente citado, lo primero que haría serían preguntas: ¿Cuál fue el “sin compás de tiempo” que determinó una Ley de Urgente Consideración tan llena de leyes, tan distintas? ¿Cuáles fueron los “pactos entre las fuerzas sociales” que dieron la razón de su nacimiento? ¿por qué si se alcanzan las 800.000 adhesiones (y en un contexto de pandemia) para decidir en referéndum la voluntad de mantenerla o derogar- la, desde el gobierno se habla de “palos en la rueda” y no de que “El soberano único es el país”?.

Otra de blancos…

El destino nacional y el futuro personal de los uruguayos ya no es asunto asegurado por el tiempo que pasa. Será creado a imagen de lo que lograremos hacer en estos tiempos por venir. Dependerá de nuestra capacidad para sustentar un terco y esperanzador propósito nacional: de nuestra energía para desechar las debilidades entreguistas. (3)

Esto proponía desde el Partido Nacional, el sector liderado por Wilson Ferreira Aldunate, en un contexto de aguda crisis social, política y económica.

SI la historia hablara nos diría que estamos ante una nueva encrucijada en la que nuestro futuro dependerá de lo que “lograremos hacer en estos tiempos por venir”, ahora nomás, el 27 de marzo. También diría que debemos concentrar “nuestra energía para desechar las debilidadades entreguistas”, como la que nos propone la apertura de hasta un 49% del capital accionario de las Sociedades Anónimas con participación estatal, alentando flagrantemente la privatización de las Empresas Públicas. (4)

que con colorado hacen el rosado

Nuestra colectividad postula una concepción dinámica de la democracia como posibilidad de participación abierta de todos, que debe propagarse a los mas diversos ámbitos de la vida colectiva.“ (5)

Esto sostenía el Programa del Partido Colorado en 1984, en plena transición hacía la democracia. Una democracia que se configuraba como un valor en sí mismo, después de doce años de humillante autoritarismo.

SI la historia hablara se preguntaría si 800.000 voluntades no son los suficientemente plurales y democráticas. SI acaso ¿no alcanza con doblar la cantidad de adhesiones que obtuvo en las Elecciones Nacionales pasadas, el Partido al que pertenece el actual Presidente?

Referéndum o deferéndum

Hace no mucho tiempo, el 4 de agosto de 2019 para ser más precisos, los mismos partidos que hoy están en el gobierno impulsaron un Referéndum contra la Ley Integral para personas trans.

El gobierno de turno, quien había impulsado la Ley Integral para personas trans y que hoy es una de las fuerzas que impulsaron el Referéndum de la Ley de Urgente Consideración, incluso aprobó una Cadena de televisión como un derecho a la información de la ciudadanía. Actitud democrática que el actual gobierno no tiene pensado imitar, siempre “POR LA POSITIVA”

El resultado fue 1/3 de 800.000 y no hubo Ministros sacudiendo sábanas ni dando lugar a forzados sensibilismos fascistoides, apelando a una noción abstracta de República que no terminan de aterrizar. Una República que solo les llena el buche y el Twitter, pero que no dudan en atropellar a balazos cuando trabajadores organizados hacen uso de sus derechos constitucionales.

Toda elección es una apelación a la coherencia. Y si bien la coherencia la pedimos todos, los contenidos -y la forma en que nos impusieron este mamarracho jurídico llamado LUC- hablan por sí solos de que no se trata de una definición entre derecha o izquierda, multicolores o frenteamplistas, sino entre autoritarismo o democracia.

Notas

  1. El Plata, Montevideo, 24 y 25 de febrero de 1933, pág. 1, en Martínez, Martín C. Ante la nueva Constitución, Montevideo, Colección de Clásicos Uruguayos 48, 1964, pág. 257

  1. IDEM, Pág. 268

  1. Documento del sublema del Partido Nacional, Por la Patria: “Nuestro compromiso con usted”. 1971.

  1. Artículo 285 de la Ley de Urgente Consideración.

  2. Programa Político del Partido Colorado, 1984.

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.