El Che y Jean Paul Sartre desde la unidad del corazón, la acción y las ideas

0

@mateamargouy

Martin Nessi

El ser humano más completo de nuestra era”. Así, respondía Jean Paul Sartre sobre la figura del comandante Ernesto “Che” Guevara luego de que este fuera asesinado el 7 de octubre de 1967 con 39 años de edad en la localidad boliviana de La Higuera.

Si bien puede parecer extraño, lo anterior no debe llamarnos en absoluto la atención. Guardando diferencias entre ambos y teniendo en claro que las circunstancias y el conjunto de situaciones que hacen a lo material configuran un punto de partida, probablemente hay, en el mundo, pocos ejemplos más hermosos y concretos del existencialismo expresado por Sartre que la vida misma del Che.

El ser humano y su condena a la libertad, la concepción acerca de la responsabilidad del ser capaz de decidir por si aun en los peores momentos, la dignidad, la indignidad, la angustia, lo material, el arrojo frente a su propia verdad y la no negación de lo material como punto de partida han sido ya no solo parte de la filosofía existencialista, sino también de una filosofía que el Che nos ha enseñado. La negación, la invisibilización o la auscultación de sus ideas han dado a la presencia del Che en millones de remeras en aras del sacrificio de su propia esencia.

Estar en el mundo.

En la filosofía existencialista de Sartre estar en el mundo implica conciencia y esta es no solo tomar partido, sino también, actuar y decidir. Se toma partido aun cuando bajo la necedad, la corrupción y la apelación a la pseudo ignorancia o a la no pertenencia a las situaciones humanas, existen quienes intentan desligarse del problema. El ser humano en su libertad se construye así mismo al tiempo que construye su entorno y construye aquello que quiere que los demás sean. Al mismo tiempo, en su construcción construye lo que los demás quieren que el mismo sea.

Comprendida como un todo, la vida del Che es un canto al existencialismo sartreano, tal vez como se ha dicho su canto más hermoso, cuestionador y formado proveniente de una misma raíz en cuanto se presenta este también como parte de lo que fuera denominado marxismo crítico. Son estas filosofías de la vida y de la acción concreta, de la praxis política de hecho como postura ante la vida.

La falsa dicotomía entre el pensamiento y la acción concreta

La afirmación anterior puede resultar llamativa si (bajo error) se piensa en uno como un hombre de pensamiento y en otro como un hombre de acción. A su vez, constituye un error pensar ideas y acción como conceptos separados.

La ideología capitalista suele generar disecciones que no son ciertas y en ocasiones logra implantar las mismas en la subjetividad y en el pensamiento de grandes mayorías. Esa es en gran parte una de las razones de mantención de la ideología del capital. El mismo Che reconocería que el capitalismo ha de mantener sus ideas en buena parte de la masa y en algunos sectores de la sociedad para lograr sus fines debió asentar como naturales sus ideas respecto a la jurídica, los valores, la cultura y la libre empresa.

El racismo, el patriarcado, la justificación de la colonización y el imperialismo, la visión de la otredad y de los otros, la dicotomía civilización barbarie, la creencia en una única forma de democracia que garantiza la extensión de sus opiniones e ideas se han logrado imponer en ocasiones con mano dura y en otras ocasiones con mano invisible. Los valores de las clases dominantes se constituyen en ocasiones de forma racional ya que “han sido trabajados por mucho tiempo, durante generaciones por la educación colectiva que ha hecho el capitalismo para formar sus cuadros, y si no hubiera formado cuadros fieles a sus principios ya habría fracasado” 1

En definitiva, la desigualdad y la violencia se ha institucionalizado y enraizado con éxito en el modo civilizatorio capitalista

Así también, se nos ha hecho aceptar como algo natural que pensamiento y practica pertenecen a campos paralelos. Se encuentra aquí entonces la necesidad de eliminar esta división entre teoría y práctica, entre la idea y la acción, pensando las mismas como pertenecientes a diferentes esferas.

En tal sentido, puede verse la vida misma del Che como una conformación dialéctica entre su práctica y su teoría y viceversa. Donde comienza una y otra, no se sabe y no es tampoco parte de lo que se pretende abordar.

De igual forma, Sartre no limito nunca su lugar al del intelectual y rompió con los viejos esquemas de intelectualidad disfrazada como intelectualidad neutra. Para Sartre el intelectual no solo debe comprometerse, sino que debe además actuar conforme a aquello que piensa. Esto último le valió atentados, persecuciones permanentes y ataques de los propios europeos quienes no podían tolerar que desde sus propias filas de pensamiento alguien afirmara cuestiones tales cómo que “Europa se hizo a si misma creando esclavos y monstruos”.

Quiere decirse con esto que ambos fueron seres del pensamiento y de la acción, de la acción y del pensamiento y desde allí hubo de construirse su compromiso y su accionar político concreto. Esto resulto enriquecedor ya no solo para estos, sino también para los colectivos que les toco integrar y para la historia de sus pueblos.

En esta concepción, debe entenderse el pensamiento como parte del inicio de las acciones concretas y donde ambos elementos conforman una unidad no divisible.

Dialéctica y masa.

La historia del Che, de la revolución cubana, de Nuestra América y del mundo no hubiera sido la misma de no haber primado en ella la participación de un elemento fundamental, la masa. En las “Notas para el estudio de la ideología de la revolución cubana”, el Che destaca aquí dos momentos que resultan cruciales en la revolución “la de la acción armada hasta el primero de enero de 1959” y una segunda etapa consistente en “la transformación política económica y social de ahí en adelante”. Es en este mismo escrito donde se señala durante la primera etapa una serie de subdivisiones que determinan el enriquecimiento, teórico-practico, practico-teórico, y social de la guerrilla*

Lo importante a destaque del propio Che es que “Cada uno de estos pequeños momentos históricos de la guerrilla va enmarcado distintos conceptos sociales y distintas apreciaciones de la realidad cubana que fueron contorneando el pensamiento de los lideres militares de la revolución, lo que, con el tiempo, reafirmaría también su condición de líderes políticos.”. 2

Entre esas sub etapas destaca la importancia de la incorporación de los campesinos a la guerrilla “aquí se inician también los primeros ingresos de los campesinos en la guerrilla y se libran dos encuentros, de poca monta en cuanto al número de combatientes, pero de gran importancia psicológica debido a que borro la susceptibilidad del grupo central de esta guerrilla, constituido por elementos de la ciudad” 3. De este primer gran capitulo destaca también el Che la importancia militar y política del andar que engrosaba filas, al tiempo que iba conociendo cada vez mas las realidades de Cuba, en especial de su campesinado elemento que al inicio de tarea revolucionaria le resultaba poco conocido. Respecto a esto diría el Che “Nunca antes, como ahora, fue para nosotros tan claro el concepto de interacción. Pudimos sentir como esa interacción iba madurando” … “mostrando las artimañas de la sierra, la fuerza que es necesaria para vivir y triunfar en ella, y la dosis de tesón, de capacidad de sacrificio que es necesario tener para poder llevar adelante el destino de un pueblo”4

Respecto a la segunda etapa, la de transformación y construcción los conceptos vertidos por el Che acerca de la masa fueron expresados en la carta que hiciera llegar al semanario marcha que estuviera dedicada con gran cariño a nosotros, el pueblo uruguayo. 5

El caso de Sartre fue en este sentido similar, su existencialismo lo llevo al apego con la masa, tomando de esta elementos que le permitieron convertirse en el principal enemigo político del general Charles de Gaulle sobre todo en lo referente a la posición histórica de Francia y de este militar devenido en presidente, respecto al colonialismo y a la guerra contra la independencia de Argelia. Cabe destacar además la influencia de Sartre y del Che en el “Mayo Frances” de 1968.

Respecto al conocimiento y la educación.

Como ya hemos dicho, en la anulación de su esencia verdadera, se ha condenado al Che a la faceta guerrillero heroico (que claramente fuera) en desmedro de sus ideas. Respecto al conocimiento se citarán solamente breves pasajes de sus ideas respecto a estos temas. Como sabemos el conocimiento, la educación y el manejo de la técnica han sido elementos claves no solo en el pensamiento del Che sino también en el ideario de la revolución cubana. El ser alcanza su plenitud en el trabajo, en el manejo de la técnica misma y en esto la educación y las políticas del estado revolucionario juegan para él un papel fundamental. Lejos de limitarse a un conocimiento utilitarista y una técnica apolítica el Che veía en estas labores el compromiso como elemento fundamental. Respecto a esto afirmaba:

“Hoy ya tienen ustedes -para llegar a un hoy práctico y actual del día de hoy una tarea larga. Empiezan los congresos donde primará la técnica, y ya la política desaparecerá de las relaciones y de los intercambios de experiencias de los hombres. Pero ustedes, estudiantes del mundo, no olviden nunca que detrás de cada técnica hay alguien que la empuja, y que ese alguien es una sociedad, y que con esa sociedad se está, o se está contra ella. Y que en el mundo hay los que piensan que la explotación es buena, y los que piensan que la explotación es mala y que hay que acabar con ella. Y que, aun cuando no se hable de política en ningún lado, el hombre político no puede renunciar a esa situación inmanente a su condición de ser humano” 6

Si algo faltaba de sentimiento y claridad a las palabras antes transcriptas bastara con agregarles las siguientes para entender respecto al tema el pensamiento del Che en toda su magnitud

“Y, ¿qué tengo que decirle a la Universidad como artículo primero, como función esencial de su vida en esta Cuba nueva? Le tengo que decir que se pinte de negro, que se pinte de mulato, no sólo entre los alumnos, sino también entre los profesores; que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, porque la Universidad no es el patrimonio de nadie y pertenece al pueblo de Cuba, y si este pueblo que hoy está aquí y cuyos representantes están en todos los puestos del Gobierno, se alzó en armas y rompió el dique de la reacción, no fue porque esos diques no fueron elásticos, no tuvieron la inteligencia primordial de ser elásticos para poder frenar con esta elasticidad el impulso del pueblo, y el pueblo que ha triunfado, que está hasta malcriado en el triunfo, que conoce su fuerza y se sabe arrollador, está hoy a las puertas de la Universidad, y la Universidad debe ser flexible, pintarse de negro, de mulato, de obrero, de campesino, o quedarse sin puertas, y el pueblo la romperá y él pintará la Universidad con los colores que le parezca.” 7

Sobre el imperialismo

Podrían seguirse agregando elementos que enriquezcan el ideario y la filosofía empuñada por estos dos hermosos seres. Brevemente abordaremos este ultimo punto en el entendido de que hace a la columna vertebral de las posiciones político filosóficas de ambos. La postura de no rendición y lucha, así como la actitud de denuncia y el estudio obstinado del fenómeno sería un tema común en ambos.

Ya se ha mencionado la incomodidad que causaba a la Europa de la segunda mitad del siglo XX las palabras de Jean Paul Sartre en lo que fuera el prologo de “Los condenados de la tierra” de Frantz Fanón “Europa se hizo a si misma creando esclavos y monstruos”. Debe sumarse a esto una larga militancia a nivel internacional y sobre todo en la misma Francia en lo que fueran los eventos de la crisis de la Cuarta República en Francia y el surgimiento de la Quinta Republica tras años de guerra sangrienta colonización francesa en Argel y luego en el ya mencionado “mayo francés”. Respecto al imperialismo y sus consecuencias decía Sartre a los franceses que debían “Comprender que la grandeza de una nación no se mide por la cantidad de sangre que se hace derramar, si no por el numero de problemas que resuelve” 7

En esto no existían dudas para ninguno de los dos. El imperialismo en cuanto sistema conformaba una realidad que los europeos mas avanzados y progresistas no querían ver. “Sabéis muy bien que somos explotadores. Sabéis muy bien que hemos tomado el oro y los metales y luego el petróleo de los “continentes nuevos y nos lo hemos traído a las metrópolis viejas. No sin excelentes resultados: palacios, catedrales, capitales industriales; y luego, cuando la crisis amenazaba, los mercados coloniales estaban allí para amortiguarla o desviarla” … “entre nosotros, un hombre quiere decir cómplice, puesto que todos nos hemos beneficiado de la explotación colonial.” 8

Respecto a esto, los aportes y la lucha concreta del Che han sido clarificadoras, esperanzadoras e implacables. Además de estudiar su vida pueden citarse y deben leerse el discurso dado en Punta del Este en el marco de la CIES ** en 1961, el histórico “discurso a la Asamblea General de Naciones Unidas” en 1964, la conferencia dada el 20 de marzo de 1960 “sobre soberanía política e independencia económica” y por supuesto el “mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental” en abril de 1967.

“ América, continente olvidado por las últimas luchas políticas de liberación, que empieza a hacerse sentir a través de la Tricontinental en la voz de la vanguardia de sus pueblos, que es la Revolución cubana, tendrá una tarea de mucho mayor relieve: la de la creación del segundo o tercer Vietnam o del segundo y tercer Vietnam del mundo.

En definitiva, hay que tener en cuenta que el imperialismo es un sistema mundial, última etapa del capitalismo, y que hay que batirlo en una gran confrontación mundial. La finalidad estratégica de esa lucha debe ser la destrucción del imperialismo. La participación que nos toca a nosotros, los explotados y atrasados del mundo, es la de eliminar las bases de sustentación del imperialismo: nuestros pueblos oprimidos, de donde extraen capitales, materias primas, técnicos y obreros baratos y a donde exportan nuevos capitales —instrumentos de dominación—, armas y toda clase de artículos, sumiéndonos en una dependencia absoluta. El elemento fundamental de esa finalidad estratégica será, entonces la liberación real de los pueblos; liberación que se producirá, a través de la lucha armada, en la mayoría de los casos, y que tendrá, en América, casi indefectiblemente, la propiedad de convertirse en una revolución socialista.” 9

Como reflexión ultima

Elegimos en este articulo poner al Che en dialogo junto a uno de los más importantes filósofos del siglo XX por la idea de mínima justicia pues, a ambos hoy se les quiere de diferentes formas olvidar y a ambos mediante un encorsetamiento en categorías se les ha negado la potencialidad y amplio espectro que han tenido.

Habrá quienes dirán que el Che se equivoca en sus vaticinios y que esa posibilidad está cada vez más lejana. Negar al Che es de alguna forma también negar a Sartre cosa que de nuestra parte no admitimos.

Nosotros seguiremos insistiendo en que la historia es dialéctica, que acumula, que los pueblos avanzan y que son dueños de su destino y simplemente lo que ha sucedido es que el momento aun no ha llegado.


  1. Ernesto Che Guevara en la “clausura del encuentro de profesores y estudiantes de arquitectura”. (1960)

  2. Che Guevara en “Notas para el estudio de la ideología de la revolución cubana”

  3. Ob. Citada.

  4. Ob, Citada.

  5. El socialismo y el hombre en Cuba”, esta carta fue recibida en el Semanario Marcha los primeros días de marzo de 1965 publicándose la misma en dicho seminario el día 12 de marzo. La carta concretamente menciona a los “lectores uruguayos”

  6. Ernesto Che Guevara en la “clausura del encuentro de profesores y estudiantes de arquitectura”. (1960)

  7. Discurso al recibir el doctorado Honoris Causas en la universidad de Las Villas. (28 de diciembre de 1959)

  8. Jean Paul Sartre “Las ranas que piden un rey” (1958)

  9. 8. Prologó de “Los condenados de la tierra” de Frantz Fanon (1961)

  10. Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental. abril 1967

*para ampliar conocimientos acerca de esos momentos puede acudirse al texto mencionado.

** Conferencia del Consejo Interamericano Económico y Social.

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.