“Como si la velocidad de los potros fuera un absoluto”

0

@mateamargouy

Mate Amargo a cinco años de la desaparición física de uno de sus principales directores: Eleuterio Fernández Huibdobro

La escritura, como sistema de representación, es uno de los ejercicios de los seres humanos más estudiados, por su directa vinculación al desarrollo del pensamiento y de las sociedades. Pero ni la velocidad de los potros, ni nada, es un absoluto. Tampoco la escritura, en continua evolución y antecedida por la oralidad.

Cuanto hemos leído de el “ñato”, cuanto hemos escuchado, cuanto relato. Cuanto seguimos leyendo y escuchando, en sus palabras o en sus ecos, documentos y obras acabadas o interpretaciones interesadas. Nada absoluto, mucho menos las interesadas interpretaciones.

El rol de los individuos en los colectivos, y viceversa, la necesidad de los individuos en los colectivos…y también viceversa. Todo eso atraviesa la figura de un compañero que siempre tuvo algo para decir, para escribir. Y que no le cabe el cliché de “en el acierto o en el error”, porque esa insulsa mirada binómica generalmente no supera el plano material, no contrasta el resultado/dictamen/adjetivo con el proceso/contradicción/activo.

Existen papeles, roles, se asumen. O se dejan pasar para asumir otros, también necesarios pero un poco más cómodos al final de cuenta. Tan simple como levantar una casa o esperar a que esté pronta para ver como quedó, y ver si la “culpa” es del arquitecto, del albañil, de los vecinos que vinieron a dar una mano o de las discusiones que no damos porque estamos más preocupados por ver a quiénes idealizamos y a quiénes defenestramos.

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.