Operación Océano, un debate necesario.

0

@mateamargouy

El pasado Martes 8 de Setiembre se celebró el Día Internacional del Periodismo. En el marco de la conmemoración de este dia, y a la luz de los hechos de explotación sexual a niñas, niños y adolescentes de los que se ha tomado conocimiento mediante la denominación de “Operación Océano”, la  Asociación de Prensa Uruguaya (APU) junto con el Zonal Aguada del PIT-CNT y el Sindicato de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) realizaron una actividad denominada Operación Océano, un debate necesario.

De esta actividad participaron Viviana Nuñez dirigenta del Sindicato de Camioneros (Zonal Aguada); Karina Nuñez (OTRAS); Dra. Darviña Viera (Fiscal penal en delitos sexuales, a cargo de Operación Océano), Dra. Nicole Lebel (Fiscal de Operación Océano); y la moderación a cargo de Liliana Da Silveira (periodista).

Actualmente hay 32 personas formalizadas, 4 en proceso de investigación y 18 víctimas (hasta el momento, aunque como señaló la fiscal Viera puede ser más).

La investigación de la Operación Océano comienza por la suma de dos hechos: por un lado una denuncia de explotación sexual adolescente en Maldonado, y por otro lado la desaparición de una adolescente en Canelones, luego hallada muerta (también víctima de explotación sexual). Las fiscales advirtieron la conexión entre ambos casos, y de allí se comenzó a destapar una de las redes de explotación sexual más grandes.

Las dos fiscales investigan actualmente más de 700 casos de delitos sexuales entre los que se encuentran la explotación sexual a niños, niñas y adolescentes, redes de trata con fines de explotación sexual, casos de abuso intrafamiliar, entre otros.

La doctora Darviña Viera señaló que probablemente haya muchas más redes como la de Operación Océano.

Además relató que las víctimas en muchos casos no se visualizan como tal, y que son en muchos casos doblemente vulneradas, a la interna de sus familias y afuera en la calle.

En tal sentido señaló que “…el foco hay que ponerlo en los explotadores, no en las explotadas.” Señalando que no hay que desconocer las relaciones jerárquicas existentes en estos vínculos de explotación sexual y quién tiene el poder en la acción.

Por otro lado remarcó que los explotadores en este caso (como en muchos otros) son hombres de gran poder adquisitivo, y se trata de una configuración del delito que pueden realizar los ricos.

Viviana Nuñez del sindicato de camioneros/as planteó la necesidad de dar el debate en torno a la explotación sexual a niños, niñas y adolescentes. La actividad surgió desde un sindicato cuyos trabajadores tienen un vinculo muy directo con la prostitución y en tal sentido es necesario visibilizar y problematizar algunos de los vículos históricos entre hombres y mujeres en las rutas y concientizar que trabajo sexual no es lo mismo que explotación sexual infantil.

Karina Nuñez como trabajadora sexual y ex víctima de explotación sexual en su adolescencia, habló de lo importante de que se investigue y visibilice la realidad de la que son víctimas cientos de niñas, niños y adolescentes, en todo el territorio nacional, “…son víctimas de explotación sexual, que luego son vulneradas por el sistema judicial y las instituciones. Sobre todo en el interior del país.”

Por otra parte señaló que muchos de los nombres implicados como explotadores sexuales o clientes de estas red de explotación sexual son los mismos que años antes estuvieron en otros casos como lo son la “posta del cangrejo”.

Karina señala además que hay dos visualizaciones y realidades de los niños, niñas y adolescentes víctimas de explotación sexual: “…por un lado la de la ciudad y otra muy distinta la que viven en los pueblos chicos del interior profundo”, donde su palabra es menos escuchada y la vulneración Estatal es mayor.

“En el interior está naturalizado que adolescentes de 15, o 16 años se casen con hombres grandes para mantenerse y mantener a su familia, y eso aunque no se visualice como tal es otra forma de explotación sexual.”

Por otro lado señaló que “el factor pobreza juega también un rol tremendamente vulnerador”, en el cual la explotación sexual termina siendo una salida laboral de supervivencia.

Como víctima de explotación sexual adolescente Karina cuenta en primera persona que esos delitos “…no prescriben, ya que el daño emocional y psicológico es enorme e interminable.”

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.