¿Montevideo en manos de quién?

0

@mateamargouy

Martín Nessi

Setiembre, el año transcurre, el último mes del gobierno nacional nada le tienen que envidiar a los primeros. Desde “el problema es que hay muchos sindicatos” o “votame vos el desafuero así no quedo pegado yo”, encontramos cosas como la perdida salarial que van a tener todos los trabajadores públicos, el ministerio de trabajo acordando con los empresarios y después convocando a los trabajadores, aprobación de leyes que eliminan derechos y avances en materia de educación, salud, políticas de vivienda, empleo, seguridad social, libertad de expresión, libertad sindical etc. y podríamos seguir, porque, la lista de retrocesos es en estos pocos meses abultada. En esta coyuntura toca el momento de una nueva elección, esta vez departamental y municipal.

Vemos un Uruguay donde el gobierno viene rompiendo con buenas conductas en materia de convivencia política a la cual nos habíamos acostumbrado en estos últimos años. La violencia, la mentira, el control permanente y la intolerancia está expresada de distintas maneras por diferentes sectores. El gobierno y algunos partidos integrantes de la coalición, lejos de aportar a un clima de convivencia y tolerancia, cuando no las arman, arriman combustible a quienes quieren encender hogueras.

A su vez, algo que volvió a pasar después de muchísimo tiempo, es que el gobierno todo incluyendo al Presidente de la República toma partido en las campañas electorales. Así la democracia se ve atacada en dichos y hechos.

El gobierno y sus actores deberían cuidarla, sin embargo, nada hace parecer que el cuidado de la misma sea lo que les preocupa. En lo simbólico el Presidente habla de la “gente de bien” y de las otras. Habla el Presidente del programa de gobierno y la estrategia electoral de una fuerza política que no es la suya, va la candidata opositora con sus ministros a hacer propuestas y prometer acciones, el gobierno y el Presidente no dudan y se meten de lleno en la campaña. En Montevideo, por si esto fuera poco, el gobierno se propone además ahora adueñarse de proyectos llevados adelante por las administraciones departamentales frenteamplistas, las intenciones del poder ejecutivo nacional respecto a la apropiación de la Unidad Agroalimentaria de Montevideo son una muestra clara de que el gobierno provoca y está en guerra.

Sumemos los recortes sin escrúpulos y direccionados por parte del Gobierno Nacional a los Gobiernos Departamentales donde gobierna el FA, principalmente los de Montevideo y Canelones. Es decir te lleva puesto y no le interesa construir con la “otra mitad”. La misma Laura Raffo planteó que ella iba a tener mejor relación con el gobierno nacional que una intendencia frentista, y queda claro que es la derecha la que rompe relaciones y no al revés.

Para no seguir abundando en la manifiesta campaña del gobierno y algunos sectores contra el Frente Amplio vale agregar el operativo mediático permanente hacia candidatos y candidatas del FA, especialmente hacia el doctor Álvaro Villar a quien inclusive desde las actuales autoridades de ASSE se le persigue. Dicho sea de paso, saludamos la pronta recuperación y vuelta a la contienda electoral para nuestro compañero y manifestamos nuestro cariño y respaldo hacia él, no solo por lo acontecido en su salud sino también por la secuencia sistemática de ataques violentos y mentirosos que en este tiempo ha sufrido.

Tenemos la convicción de que la forma de hacer campaña es también la forma en que se gobierna. Si haces campaña con la intolerancia y la mentira, serás en tu gobierno intolerante y también mentiroso. Si haces campaña desde las encuestas y lejos de la gente gobernarás por encuestas y caminarás de forma aislada y soberbia a la hora de tomar definiciones.

Por eso, nuestra forma de hacer campaña es con la verdad siempre, discutiendo, proponiendo y haciendo, entre la gente, entendiendo la importancia de que luego se gobierne con ella. La campaña es, para nosotros, el puerta a puerta, el barrio a barrio, el mano a mano y el cara a cara. Es una campaña de cercanía porque gobernamos también desde la cercanía. Podemos reconocer la dificultad que hay de comprender tantos candidatos, tantas instituciones, y machacamos con la importancia no solo del Intendente y su equipo, también la junta departamental con sus ediles juegan. Deben jugar un papel fuerte en esa cercanía, y ni hablar de los municipios, ese nivel de gobierno en el que el alcalde con su equipo de concejales se juegan el día a día de los barrios y su gente. La derecha tiene una forma de ver y hacer de la que no estamos de acuerdo. El conjunto de sus ideas tienen más que ver con la cuestión de unos pocos viviendo mejor que el resto.

Invitamos entonces en este último mes a redoblar esfuerzos, a comprometernos cada vez más, a escuchar, a entender, a reconocer nuestros errores y a mejorar, mano a mano y cara a cara para seguir luego en el gobierno con un Montevideo pegado a los vecinos y las vecinas, preocupado por los problemas de la cotidianeidad de la gente, de orejas atentas y en buenas manos.

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.