Excesos y retrocesos, días grises en Uruguay

0

@mateamargouy

No es fácil resumir la semana que pasó. Cuando ya habían pasado 100 días que pensábamos que nos daba para todo el año, la agenda política volvió a cargarse de barro.

En estos días el apellido del torturador Castiglioni volvió a ser noticia, y ya hay que reconocerle su capacidad de generar acciones post mortem aunque a diferencia de las cajas llenas de “secretos”, esta vez no estaba planificada.

El director de la policía y un sector que retoma posiciones dentro de esta institución volvió a colocar el cuadro del lúgubre personaje desafiando a una resolución ministerial pasada, al ministro Larrañaga y poniendo al gobierno en aprietos.

El sentido común también fue desafiado y estirado un poquito más hacia la derecha. El gobierno cargado de personajes autoritarios, sabe medir cuanto estira y cuanto recula. Pagaba 1.05 que el cuadro iba a ser retirado, dar dos pasos y retroceder uno rinde para una linda foto.

Como mencionaron periodistas que no son asociados a la izquierda, no se esperaba que a esta altura del mandato se reiterasen en la semana hechos que asocien al gobierno con la peor cara del pasado reciente.

Si bien ya mencionamos en la editorial anterior las andanzas del ministro García, esta semana anduvo malhumorado y es porque no toleró que se lo asocie con lo que dijo.

Estos excesos de gestos autoritarios, podrían haber dado para profundizar más sobre las lógicas en los aparatos represivos pero esta semana no terminó ahí.

No podemos pasar por alto la circular que llegó a Secundaria donde se prohíbe utilizar tapabocas con la leyenda “Educar, no LUCrar”. La persecución a la Sociedad Civil en tres meses tuvo un incremento exponencial y aún falta la LUC. Aunque vivan en el ostracismo político no olvidemos que salieron a defender esta situación nefasta, el ministro de trabajo y el responsable de los medios públicos. Cuando se acostumbra a vivir sin dignidad, se prestan para lo inimaginable.

También en esta semana que no tuvo descanso, el gobierno tomó posición frente a la nueva presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), hasta a Sanguinetti le pareció demasiado no acompañar la propuesta latinoamericana. Como señala el propio diario El País que sea electo un funcionario de Trump apoyado por Lacalle Pou, va a romper una tradición Latinoamericana desde la creación del BID a la fecha.

Otro evento desafortunado para los uruguayos es la designación de un empleado de la competencia de ANTEL, como presidente de ANTEL. Si, un empleado de Claro y del dueño de Claro, la empresa que enfrentó a ANTEL en juicios y mercados. Las intenciones quedan a la vista.

Y para finalizar la semana del natalicio de Artigas, y como si nada de esto ya no fuese bastante complejo para los uruguayos y uruguayas, el jueves por la noche comenzó a circular un audio que involucra a la vicepresidenta donde se habla de extorsiones, amenazas, acomodos, tráfico de influencias, dealer y escuchas a conversaciones privadas.

Lo grave de esta situación que aún no sabemos que alcance tiene, dio para que la jornada patria haya pasado entre el chiste y la duda de que personas se menciona y cuales se evita mencionar y qué hay de real.

Sorprendió a muchos el silencio total durante largas horas de la gran prensa, más cuando toda la población tiene fresco lo que fueron los operadores mediáticos con el gobierno pasado, con el anterior vice, con las anteriores telenovelas que ni siquiera llegaban a contar con un audio.

También quedó a la vista lo que demoró en tomar estado público, existió un miedo a la judicialización, quien era el que tiraba la primera opinión, o que metía el audio. Evidentemente las acciones legales emprendidas por el oficialismo, por Laura Raffo ante opiniones divergentes lograron infundir temor y más de uno pensó en las citaciones en fiscalías al opinar en redes sociales de un audio de la vicepresidenta donde no deja bien parado a nadie.

Todo esto en una semana.

De yapa, mientras el parlamento discute los caracteres regresivos de una ley poco urgente y bastante impopular, el sistema interamericano de prensa (que no está precisamente integrado por medios de izquierda) señala que con la LUC se pone en riesgo la libertad de expresión.

El Uruguay conocido en el mundo por su agenda avanzada, su incipiente desarrollo y su estabilidad política, definitivamente le da paso al autoritarismo, al ajuste y a las embarradas vergonzosas del neoherrerismo.

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora

 

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.