Intendencias y presupuesto

0

@mateamargouy

Pedro Irigoin

Antes del 31 de julio se debe llevar adelante una negociación presupuestal, una serie de acuerdos que van a definir el quehacer cotidiano de las uruguayas y los uruguayos durante los próximos 5 años.
Partiendo de la idea de que las Intendencias y los Municipios tienen un impacto directo en nuestras vidas podemos fácilmente estimar que parte de los recursos nacionales y departamentales afectan el desarrollo de las tareas del segundo y tercer nivel de gobierno.
Es difícil que durante el día una persona común en cualquier parte del país no tenga contacto con una intervención de una Intendencia y o un Municipio. El ABC histórico:alumbrado, barrido y calles desde hace tiempo, es sólo una parte de las acciones que cotidianamente encaran el segundo y tercer nivel de gobierno, espacios públicos, actividades culturales, alimentación, salud, educación, espacios culturales , actividades deportivas, apoyos a emprendimientos, apoyo a organizaciones sociales,actividades turísticas, etc.

También pensando en el día después es fundamental el accionar de los gobiernos departamentales y municipales. Por ejemplo en Canelones no hay empleador más grande que la Intendencia, además de la cadena de proveedores en todo el territorio, atravesando como pocas actividades todos los niveles en ese rubro. Construcción, servicios, profesionales y cooperativas son algunos de los sectores laborales que las intendencias fomentan.
En una situación normal esto lo deben acordar las intendencias con el Poder Ejecutivo un mes antes de tratar el Presupuesto Nacional en el Parlamento. El mecanismo constitucional para hacerlo es la Comisión Sectorial de Descentralización, la integran seis Ministerios y seis intendentes en representación del Congreso de Intendentes, la OPP realiza la secretaria de esa instancia y es quien tiene la responsabilidad de aconsejar al Poder Ejecutivo en este sentido.

Tomando en cuenta el momento que nuestro país atraviesa y la diversidad de realidades a nivel nacional parece muy buena cosa contar como socio con la mayor infraestructura en logística pública en todo el territorio nacional como lo son en su conjunto las Intendencias.
Al mismo tiempo, pero con una mirada política, no podemos obviar que las elecciones se aplazaron y eso implica que se discutirán los presupuestos de los próximos 5 años para todas las Intendencias y los Municipios sin conocer las autoridades electas que lo ejecutarán durante su gestión.

Obviamente esta situación sin precedente coloca la responsabilidad en los Intendentes actuales y sus equipos, negociar con el ejecutivo el presupuesto que ejecute alguien que no es de su partido político y al mismo tiempo de otro pelo que el gobierno nacional quizás….. Esto son suposiciones que hacen a la cotidiana política, lo que no es suposición es que la mayoría de los Intendentes (suplentes) no tenían entre sus cometidos esta inmensa discusión presupuestal.

Los integrantes del Congreso de Intendentes en su gran mayoría hacen acuerdo en las formas que los gobiernos frenteamplistas se dieron para repartir los montos de las transferencias, los porcentajes del PBI (3,3%), mejoramiento de caminería rural, Fondo de Desarrollo del Iterior, Fondo de Incentivo a la Gestión Municipal, subsidio alumbrado público y la financiación de los gastos administrativos del SUCIVE. Es por eso que en todo el país, todas las Intendencias y los Municipios pueden ejecutar obras y funcionar. La realidad de las Intendencias en su relación de dependencia a las partidas nacionales para cubrir su presupuesto es dispar, pero en todos los casos son porcentajes significativos del presupuesto total, tomando en cuenta todas las formas de financiación.
La incógnita está en saber cuál será la postura del gobierno al momento de valorar a los gobiernos departamentales, cuales serán los indicadores que establezca para generar un reparto equitativo de los recursos del Estado. Cuáles serán las consideraciones políticas que lo guíen en ese sentido.
Por el momento hay sólo anuncios de recorte a las intendencias de Montevideo y Canelones que se comentó en algunas actividades informales y/o el episodio de los boletos para estudiantes, son de las pocas señales que se tiene para comenzar esta ronda de trabajo. De salir desfavorable para las Intendencias de Canelones y Montevideo por decisiones de corte político electoral, sin ningún tipo de dudas se afectará muy negativamente la calidad de vida de la inmensa mayoría de las uruguayas y los uruguayos ya que viven en estos departamentos.

Lo otro que queda en cuestión es el avance o retroceso del proceso descentralizador, la mirada puntual que tenga el gobierno sobre los gobiernos locales. Qué rol los hará cumplir según las partidas que designe y que rol dará cuando toque ser socios o no del gobierno para aterrizar en los territorios de todo el país las políticas nacionales. ¿Cuál será la actitud de los Ministerios a la hora de la coordinación con los Municipios? ¿Eso existirá? ¿Tendrá el nivel de gobierno más cercano a la gente algún grado de incidencia en las Políticas Públicas? ¿Se le darán las herramientas para ser un actor dinámico en la salida de la crisis o se los vaciará de recursos y decisión política transformándolos en un peso para el Estado y socavando el avance de la democracia descentralizada?

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.