Llamado a la responsabilidad de la Comunidad Internacional para la Paz en Palestina

0

@mateamargouy

Dr. Walid Abdel Rahim
Embajador del Estado de Palestina en Uruguay

 La decisión de la Dirección Palestina del cese inmediato de los acuerdos firmados entre la Organización para la Liberación Palestina (OLP) única y legitima representante de nuestro pueblo, Israel “fuerza ocupante existente” y Estados Unidos como auspiciante de estos acuerdos, se ha dado luego que el gobierno de ocupación de Israel ha pasado todas las lineas rojas después que emitió su declaración del plan de imponer su *soberanía sobre una parte de los territorios ocupados en Palestina en 1967, apoyado por “la luz verde” de los norteamericanos, quienes hicieron camino para que Israel siga con sus planes de asentamientos coloniales, para destruir las posibilidades estrechas de lograr u obtener una paz justa y global en la zona, sobre la base de la solución de dos Estados.

La decisión del Presidente del Estado de Palestina, Mahmoud Abbas ha tenido el apoyo de todas organizaciones de la OLP, se considera una ejecución práctica de las resoluciones tomadas del Consejo Nacional Palestino y las resoluciones del Comité Ejecutivo de la OLP. Las resoluciones acordadas por el Consejo Central en su sesión XXIX, luego de la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump de considerar Jerusalém capital de Israel y el traslado de la Embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalém. Desde la llegada del presidente Donald Trump a la casa blanca ha proclamado iniciativas de paz, llamándola “Iniciativa del Siglo”. Esta iniciativa viola todos los derechos palestinos y contradice todas las resoluciones de la legalidad internacional y las resoluciones de Naciones Unidas, incluso los acuerdos firmados entre Palestina e Israel.

En 2017, el presidente Trump, acordó trasladar la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalém, la respuesta por parte de Palestina fue la ruptura con la administración norteamericana y el cese de los encuentros con la parte norteamericana.

En 2018, la administración Trump congeló 65 millones de dolares que estaban destinados a la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos, una forma de terminar con la causa de los refugiados palestinos.

En setiembre del mismo año, clausuró la oficina de la OLP en Washington para presionar a la dirigencia Palestina para que no lo denuncie ante la Corte Internacional de la Haya, sobre los crímenes Israelí contra nuestro pueblo.

En 2019, el secretario de Estado Norteamericano rechazó confirmar la solución de dos Estados lo cual constituirían una de las fases de la política de su país en Medio Oriente.

La administración norteamericana manifestó el cambio de su política en relación a las colonias ilegales ocupadas en Cisjordania que constituye un apoyo de los planes del primer Ministro de Israel Netanyahu, de imponer la soberanía Israelí; incluyendo los asentamientos ocupados en el año 1967 que contradicen su presencia con las Resoluciones Internacionales y la Ley Internacional.

Los observadores Internacionales valoran que la ejecución de las amenazas Israelí de anexar mas territorios palestinos no destruye la solución de dos Estados solamente, sino que constituyen una amenaza de la seguridad y la estabilidad de toda la zona, y amenaza los principios de los compromisos de la ley Internacional y las resoluciones de Naciones Unidas.

Frente a esta situación, la decisión de la Dirección Palestina del cese de los acuerdos, no anulan bajo ningún concepto su compromiso con las resoluciones internacionales y la legalidad internacional para buscar una solución justa y global de la causa palestina; además reafirma su posición de la opción de paz sobre la base de la “iniciativa arabe de paz”.

La petición Palestina es firme y clara: Un Estado Palestino con soberanía total en la frontera del 4 de Junio de 1967 y su Capital Jerusalém Este, y el derecho al retorno de los refugiados palestinos, y una solución justa relacionada con las fronteras y el agua. Este pedido es un llamado franco a la comunidad internacional para asumir su responsabilidad frente a las violaciones de Israel al Derecho Internacional y a las resoluciones de la ONU, para que termine los crímenes contra nuestro pueblo, con la reafirmación de las necesidades de reconocimiento del Estado Palestino con su frontera de 1967 y su capital Jerusalém.

Es un momento crucial para que Naciones Unidas asuma la protección del Pueblo Palestino y busque una solución justa a través de una conferencia Internacional donde participen el comité cuartipartista para la paz en medio oriente y otros países que puedan ejercer su voluntad para que el Pueblo Palestino tengan sus derechos de vivir en su Estado Independiente.

* El plan de imponer la soberana Israeli sobre Jerusalém Este ocupada y anexar las colonias y el valle del Jordán a su soberanía colonial, se encuentra en el marco de los crímenes de guerra de acuerdo al articulo 8 del Acuerdo de Roma de /a Corte Criminal Internacional.

“La Ley Internacional considera Ja ciudad de Jerusalém territorio ocupado de forma ilegal por consiguiente se aplica las leyes del cuarto Acuerdo de Ginebra de afio 1949, que criminaliza todos los trabajos de confiscacién de los territorios palestinos y la expulsién forzosa y el cambio demogrdfico de sus habitantes”.

 

 

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.