El bloqueo de Estados Unidos no cree en la pandemia de Covid-19

0

@mateamargouy

Susana Tesoro

Algunos han vaticinado que luego de la Pandemia de Covid-19, seremos diferentes, que amaremos más la vida y al prójimo, pero cuando vemos las actitudes de algunos gobiernos en medio de esta crisis de salud, no pensamos así. Son constantes y cada vez más genocidas, las restricciones que Estados Unidos impone a Cuba a través de un bloqueo económico, comercial y financiero en momentos que cada país debería extender la mano.
En el mes de marzo, cuando Cuba intentaba adquirir materias primas para la industria farmacéutica, en medio del enfrentamiento a la Covid-19, Cuba sufrió las consecuencias del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos.
Neyra Muguercia, directora general de FarmaCuba, informó al periódico Trabajadores que el pasado mes una naviera retornó dos contenedores de materias primas al puerto de origen a pesar de que ya estaban en La Habana, pues le advirtieron que sería sancionada
Eso significó la pérdida de 30 días de travesía (también hemos tenido casos de 60 días), igual plazo para el regreso, nuevas gestiones (nuestras, de los proveedores y de transitarias cubanas) para embarcarlos con otra naviera que tardó 30 días más, dijo.
Muguercia señaló que eso se traduce no solo en costos, sino también en falta de disponibilidad de medicamentos.
El desabastecimiento en períodos largos, que se refleja en la escasez de fármacos para la población, y es que la situación financiera de FarmaCuba, comprometida por las dificultades que Estados Unidos pone para traer el dinero que se deriva de nuestras propias exportaciones impide garantizar los llamados empates de los ciclos productivos, esclareció la funcionaria cubana.
La carencia de materias primas hace que la industria pierda capacidades de producción, y no siempre las pueda recuperar, no obstante, cuando llegan determinados volúmenes, el esfuerzo que hacen en las fábricas es extraordinario, se organizan en turnos diarios para no parar y recuperar el tiempo perdido, aunque a veces resulta imposible.
Este tipo de situaciones la han vivido los cubanos con los medicamentos que van a la asistencia médica en general (pacientes ingresados y graves), y a la farmacia comunitaria, a donde las personas se acercan con una receta y no encuentran lo que buscan.
Esos medicamentos, altamente sensibles, son prioridad uno para la Empresa CubaFarma, y en estos momentos, Cuba había financiado un proveedor utilizando el equivalente a más de un millón de dólares para la compra de una materia prima.
Cuando ya estaban listos los contenedores, el banco intermediario devolvió los fondos argumentando que no podía realizar esa transferencia porque sería penalizado bajo las leyes del bloqueo.
Como resultado: el proveedor no pudo embarcar la mercancía y hubo que buscar otra ruta bancaria para hacerle llegar los fondos, nuevamente desperdiciando tiempo, lo cual deriva en pérdida de capacidades y en desabastecimiento.
En definitiva, el bloqueo se traduce en sufrimiento humano, pues no acceder a un medicamento afecta directamente la calidad de vida y compromete la salud de las personas.

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.