Acto Homenaje a Raúl Sendic 31 años de su desaparición física, texto completo

0

@mateamargouy

Proclama:
 https://www.youtube.com/watch?v=qpQHSEZwU9Y 

Lectura a cargo de Daniel Caggiani.

Texto completo aquí:

Queridos compañeros y compañeras, este año conmemoramos un año más de la desaparición física del Bebe Sendic.

31 años nos separan ya de ese triste Abril donde despedimos al BEBE marchando por las calles y rodeado de Pueblo.

Hoy estamos en un contexto especial y diferente. Y por primera vez la comunicación que nos tiene acostumbrados, la de nuestros actos, tal como los conocemos, no es posible.

Pero los Tupamaros siempre, a lo largo de nuestra historia nos rebuscamos entre confinamientos voluntarios u obligatorios dar a conocer lo que pensamos, como analizamos y vemos la realidad.

El BEBE nos enseñó que para luchar por las transformaciones profundas siempre es necesario, y más aún en momentos de mayor incertidumbre, pensar el hoy mirando el futuro. Tenía una capacidad exquisita de proponer cosas sobre acontecimientos que iban pasando y al mismo tiempo veía problemas y desafíos que sucederían el día después. Haciendo, enseñando que las tareas del hoy deben pensarse y unirse con las del mañana, siempre poniendo el ojo, el hombro y la vida con los más humildes de nuestra nación.

Porque, entre otras cosas, existimos como organización. Nacimos como construcción política de los de abajo, para darle voz a los sin voz, y jugarnos el pellejo por los eternos olvidados de las políticas de aquel desarrollo. El Uruguay tacita de plata y Suiza de América de las grandes desigualdades y privilegios legitimados, que hoy intenta volver.

Hay muchas cosas por las cuales es necesario recordar el legado del Bebe. Por su capacidad intelectual, por tener libertad de pensamiento, por su compromiso con las causas populares, por su coraje y testarudez en la defensa de un planteo. Presentó y representó un conjunto de ideas que movilizó y juntó a las diferentes vertientes de izquierdas políticas y sociales, organizaciones populares, organizaciones que lucharon por la profundización democrática.

El Bebe fue un incansable recreador de planteos y después de la cana, casi con terquedad levantó la bandera del planteo del Frente Grande, que tendiera la construcción de puentes entre todo nuestro pueblo. No para entonar cantos de sirenas, sino para dar lugar a que diferentes organizaciones nos encontráramos y que nos permitiera enfrentar juntos este enemigo común del Neoliberalismo en versión local.

Pero, sobre todo a nosotros nos gusta recordar al BEBE por su calidad de Militante. En el hondo sentido de la palabra, nuestro primer militante. Hay una identidad tupamara, que abarca más que a los integrantes del MLN, y es parte de un conjunto de valores que nos convoca a ser mejores personas y mejores colectivos.

El Bebe encarnaba la sencillez, la humildad, la austeridad, la firmeza y la tenacidad y sobre todo la SOLIDARIDAD: Sendic nos marcó y nos sigue marcando en todo eso. En el ADN Tupamaro, en la forma del trabajo, en la dedicación. En estar en el primer lugar de la fila para trabajar y en el último para figurar, porque lo importante es la fortaleza del colectivo, de la organización. Raúl explicaba con acciones los que muchos intentan con grandes versos y relatos.

Esto se traduce también en el respeto que debemos tener por las experiencias de organización social y política, por los esfuerzos que dedican cientos de militantes para cambiar la realidad de los sectores populares. Respeto y humildad son dos valores que mucho se pregonan, pero comúnmente se quedan cortos en la práctica.

Sendic también fue un estudioso preocupado y atento a las más diversas formas de organización que podría tener la sociedad. Porque no hay recetas infalibles para cambiar la realidad; lo que funciona en un contexto puede no funcionar en otro, y aplicar recetas de manera acrítica es sinónimo de pereza intelectual e ideológica. Sendic fue también un pensador -con todas las letras- acerca de las transformaciones sociales que se pueden concretar en cada momento histórico que nos toca atravesar. No hay líderes indiscutibles, lo que hay son referentes éticos que enseñan aún después de muertos y transmiten con el ejemplo.

Nosotros rescatamos todas estas facetas y con esas herramientas además tratamos de comprender esta etapa de las luchas sociales y políticas en Latinoamerica. Y lo hacemos con humildad y respeto por los procesos que en otros países han impulsado fuerzas políticas de izquierda y los movimientos populares. A nosotros nos unifica que seguimos teniendo en frente al imperialismo, a la rosca bancaria y las empresas trasnacionacionales que tienen hoy más poder que algunos estados nacionales e imponen a sus expresiones conservadoras y oligárquicas de cada país sus lógicas e intereses corporativos.

Muchos de los problemas del hoy son también los del ayer. Pero hoy también tenemos nuevos desafíos que ayer ni podíamos imaginarnos. La globalización neoliberal transnacionalizó la economía, aumentando el desarrollo productivo, los intercambios comerciales y concentrando sus riquezas en los países centrales y sus corporaciones y tercerizando y multiplicando las pobrezas y aumentando las desigualdades en los millones de habitantes de los países pobres y periféricos.

El desarrollo tecnológico y del conocimiento se agigantó y se privatizo su provecho, la mercantilización de los recursos naturales y los problemas del modelo de desarrollo se agudizaron. Las democracias se enflaquecen y se encuentran en peligro derechos los fundamentales por el avance de las nuevas derechas autoritarias.

La derecha como siempre, y ahora volviendo a la versión gobierno nacional, buscó, busca y buscará dividir el campo popular en la defensa de sus propuestas. Es tiempo de mayor UNIDAD y no de sectarismos que dividen. Como decía el Bebe, no puede existir Luchadores sociales Clase B, es necesario fusionar en una misma organización y plataforma de lucha a ocupados y desocupados, con reivindicaciones y programas para ambos. Por lo que la alternativa al gobierno neoliberal, privatizador y excluyente, de la coalición del ajuste multicolor se construirá desde abajo, con el sentir de un pueblo que se organiza donde lo necesita.

Hoy más que nunca, es necesario que levantemos las banderas de las verdaderas causas nacionales, de las verdaderas urgencias de nuestro pueblo. Y ahí tiene que estar orientada la acción de nuestros militantes, para que no existan los marginados del sistema. Los barrios organizados y posicionando sus demandas frente al gobierno serán claves a la hora de la disputa contra el proyecto neoliberal 4.0.

Pensar las respuestas del hoy con la mirada puesta en el futuro significa que tengamos la capacidad de lograr articular ideas y planteos que promuevan la organización por lo concreto y que nos conecte con el mañana. La pelea del hoy no es por la construcción de nuevos liderazgos sino sobre todo por nuevas ideas en organizaciones que conecten con las urgencias de nuestra gente y proyecten soluciones que nos abarquen a todos.

Es la hora del encuentro. Por eso es necesario poner el foco en la construcción de puentes que unan y que no dividan, que nos permitan convocarnos a todos los que vamos a ser afectados por las políticas de ajuste. No puede haber un sálvese quien pueda. Sino todo lo contrario. Ante el avance refundacional, debemos organizar la defensa de las conquistas de todos estos años que han costado muchas luchas y esfuerzos, y también tenemos que tener la perspectiva de ir al mismo tiempo organizando la alternativa al gobierno. Con profundidad y amplitud.

Ahora nos toca ser oposición.

Y nuestro planteo hoy es trabajar codo a codo, en conjunto con las organizaciones políticas y sociales de nuestro pueblo, por el desarrollo de un Gran Frente político y social que permita ampliar la convocatoria a todos los actores y sectores que vamos a ser afectados por las reformas neoliberales y pro ajuste, a las trabajadoras y trabajadores, a la economía social, a los desocupados, a los pequeños comerciantes, a los chacareros y pequeños productores rurales, a los estudiantes, a los profesionales y todos quienes se sientan consustanciados con esta idea. Construir un planteo que nos nuclee en las urgencias y que nos permita también ir pensando en el futuro. La soberanía nacional, la tierra, la deuda, la banca, el trabajo, el salario, la erradicación de la pobreza y la indigencia, la producción nacional y el conocimiento científico, el medioambiente, el desarrollo del interior profundo, la integración regional, un Estado presente y sus empresas públicas al servicio del desarrollo nacional, entre otros van a ser ejes claves en la nueva construcción de este frente grande, en ese bloque social y político contra el neoliberalismo, por el crecimiento económico y la inclusión social que tendremos que construir junto al país que nos quede.

Estos años avanzamos mucho en algunos lugares, pero también faltó mayor contacto con la gente, las organizaciones sociales, el trabajo de masas. Tenemos las herramientas. Las organizaciones rápidamente se recomponen, el problema es cuando a decir de Sendic, las cúpulas no lo hacen.

Esta organización apuesta a que el trabajo militante del hoy siga siendo con los de abajo. Porque hay muchos que han quedado a la intemperie en esta crisis sanitaria. Crisis sanitaria con ajuste económico incluido que agudiza la crisis social de nuestro pueblo. El Militante Tupamaro debe estar en la primera fila en la organización de las respuestas sociales para la atención de la emergencia social y la construcción de una alternativa popular a la exclusión y la privatización.

Para terminar:

Era cierto, La fruta no cae lejos del Árbol. Y al igual que su padre, Lacalle hijo, aun en el medio de la crisis sanitaria que vivimos, intenta terminar la obra inconclusa de su Padre, pretendiendo vender el rico patrimonio de los orientales, intentando aprobar entre gallos y medias noches, un paquete de reforma neoliberal con sus urgencias privatizadoras y autoritarias, mediante una ley a todas luces es inconstitucional y que genera un abuso de poder del Poder Ejecutivo contra el Parlamento Nacional. Seguramente este será el primer capítulo y junto al proyecto de presupuesto nacional vendrán más medidas de ajuste de nuestra economía, que pagara el pueblo y que sin duda van a terminar de consolidar un empobrecimiento de nuestra sociedad.

Por eso, estamos convencidos que el mejor homenaje a nuestro Raúl Bebe Sendic, la están haciendo aquellos militantes, que fruto de una situación lamentable están al frente de ollas populares y todas las movidas solidarias que han crecido. Miles de anónimos que se mueven para cocinar, repartir, manguear. Personas compartiendo un territorio, haciéndose cargo de por lo menos una pequeña parte de su destino. Desde el almacenero que dona productos, el fletero que los mueve y vecinos que se involucran todo esto termina le guste a quien le guste formando una telaraña tan fuerte que ni la televisión puede romper. El ingenio popular nos seguirá sorprendiendo, lo que no debería sorprender es la solidaridad de la que somos capaces. Las organizaciones populares deben dar el paso al frente, ellas mostrarán el camino. Lo único que necesitamos es consecuencia y determinación.

Seguiremos rescatando al Bebe Sendic y seguimos tratando de construir un mundo nuevo, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones, con valores que intentan ser construidos y reconstruidos permanentemente en la solidaridad, el compromiso y la humildad política. Porque también sabemos que, si nos matan esos valores, habremos perdido toda posibilidad de victoria.

Porque estamos convencidos que el Bebe sigue viviendo en el Corazón del Pueblo. Y ese es nuestro mejor homenaje.

Habrá Patria Para Todos compañeros y compañeras

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.