A veces es muy tarde cuando la ¨dicha¨ llega

0

@mateamargouy

Gabriela Cultelli y Héctor Tajam

Y a veces no llega nunca…y a veces no es ¨dicha¨, sino un pequeño alivio para algunos y la posibilidad para todos de que el País salga antes de la crisis anunciada, atemperando la caída mientras dure. Estamos hablando de la necesidad urgente de un ingreso básico para la población.

¿Ministra keynesiana?

El economista inglés John M. Keynes (1883-1946) no parece muy presente en las llamadas “medidas económicas” planteadas por el gobierno en esta gravísima contingencia. En realidad, no sabemos a qué se refiere la Ministra cuando se declara “keynesiana”i.

En tiempos del Covid 19 todo el mundo puede llegar a parecer keynesiano. Indiscutidos neoliberales incrementan el gasto público, y a posteriori el déficit y la deuda pública, para financiar el imprescindible aislamiento de la población que evite el contagio. Está bien que lo hagan, pero nadie se ha declarado keynesiano por ello. Solamente la Ministra Arbeleche lo ha hecho, en abierta contradicción con el programa de la coalición gobernante.

Generar liquidez a través del crédito, es una medida más de las planteadas por el economista en cuestión, pero no la básica. Keynes partía de que el mercado por si solo no garantizaba el equilibrio necesario y por tanto clamaba por la intervención del Estado, sobre todo en tiempos que la demanda se contraía por los efectos de la crisis. La generación de empleos era su arma principal para incrementar los ingresos de la población y con ello el consumo y la demanda estimulando la inversión para mayor producción, generándose un círculo virtuoso. Era el “efecto multiplicador” como solía llamarle, y en tal sentido aconsejaba al Estado ampliar el empleo pues “era mejor hacer un pozo y volverlo a tapar que tener gente desocupada”, pues esos salarios serían volcados al consumo activando, como decíamos, la demanda efectiva.

Claro está que una economía pequeña y subdesarrollada como la uruguaya, no puede pretender el mismo efecto multiplicador que la economía inglesa o norteamericana que ha salido de cuanta crisis hay cerrando sus mercados y estimulando la demanda interna. Pero, en primer lugar, esta no es una crisis cualquiera, pues la emergencia sanitaria abarca al mundo. En segundo lugar, Uruguay tendrá los problemas de escala mencionados, pero no deja de ser menos cierto que mientras las exportaciones en el 2019 fueron el 22% del PBI, el consumo de los hogares fue el 66% del mismo (Fuente BCU). En otras palabras, no se puede despreciar la fuerza del mercado interno para salir de una crisis.

Mucho tiene que ver todo esto con el planteo que hoy pide a gritos la izquierda y el PIT CNT relativo a un ingreso básico para familias carenciadas a los efectos de mantener un mínimo de consumo, primero por razones humanitarias, pero también necesario para una reactivación económica más pronta. Pero el gobierno NO ESCUCHA.

El subsidio de emergencia propuesto equivale a unos 300 dólares mensuales por familia, y por 3 meses supone un costo de 240 millones de dólaresii. Pero la ayuda no llega a pesar de que, según la propia ministra habría una primera etapa de préstamos contingentes cercanos a los 2 mil 500 millones de dólares. O sea, el subsidio de emergencia equivaldría más o menos al 10% de ese monto.

Ese aumento de la cantidad de dinero en circulación en buena medida estimularía a micro, pequeñas y medianas empresas que emplean el 48% de los trabajadores (micro y pequeña empresa) más otro 20% (medianas) totalizando el 68%. Las empresas mayores (con más de 100 trabajadores) solo representan el 0,5% del total, y seguramente, algunas de ellas serían las beneficiarias de las licitaciones de canastas por producir en mejores condiciones y por tanto ofrecer mejores precios.

Súmese que además se otorgarían créditos blandos sin contrapartida a las empresas, por lo que nadie puede asegurar que el esfuerzo sea dirigido a mantener la actividad y el empleo ¿puede realmente asegurarse que no lo utilizaran, por ejemplo, en la compra de dólares ya sea para mayor ahorro propio o para especular, o simplemente para canjear deuda anterior por deuda más barata sin que obligue su situación financiera? Se reducen también los encajes bancarios, o sea los montos de resguardo que tienen que tener las entidades financieras en el BCU para poder dar crédito, y ¿quién asegura que se utilicen eficientemente? ¿el mercado?… hasta el propio Keynes decía que “Los principales inconvenientes de la sociedad económica en que vivimos son su incapacidad para procurar la ocupación completa y su arbitraria y desigual distribución de la riqueza y los ingresosiii.

Como si fuera un chiste dentro de tanto drama agregan que “observaran” los precios y su comportamiento… el tema no es mirarlos, es hacer algo con ellos ante una suba del 9,16%iv (anualizada a marzo). Ahora bien, si la intención de la observación es el control, la ministra se pega un tiro en el pie con el aumento de tarifas que comenzará a regir a partir de abril y que, sin duda, llevará el índice de precios en el próximo mes a dos dígitos de incremento anualizado.

Pero además de no ceder con el aumento de tarifas, en el medio nos colaron un peculiar aumento del cual nadie dijo nada: la leche. Cuando se observa la evolución de 11 años del precio de la leche tarifada (fuente: INALE), solo en dos ocasiones varió en los primeros meses del año (2015 y 2019), y solo en 2019 varió dos veces en el año, lo que normalmente se hace una sola vez. El gobierno está obligado a explicar por qué esa urgencia de incrementar el precio de la leche fluida a la población en un 7,4% justo ahora, ¿no podía esperar, aunque sea un par de meses?

QEPD J.M. Keynes

La emergencia sanitaria se atiende a la par que la económica o no se atiende…y realmente no se está atendiendo pues se obligó a los más pobres a sumarse a ollas populares y comedores escolares que no solo no les permiten hacer cuarentena, si no que producen aglomeraciones de personas.

Este gobierno heredó una economía con fortalezas que no mencionan. Por ejemplo: un sistema de salud público entre los mejores del continente, y un sistema de salud privado atado a determinados parámetros de calidad producto del SNIS; reservas internacionales que al 4 de abril rondaban los 15 mil millones de dólares con más de un tercio de libre disponibilidad; los préstamos de contingencia que se utilizarán gracias a la prevención del gobierno frenteamplista anterior, entre otros baluartes que pueden posibilitarnos sortear esta crisis con mayor suerte que otros países de la región, como el plan ceibal para la educación y la conectividad existente.

Los enfermos confirmados rondan los 400 con 6 muertes entre ellos, las solicitudes por seguro de desempleo se acercan a las 100 mil, habiendo ya llegado a ese número las solicitudes de seguro por enfermedad. De no tomarse serias medidas anticíclicas ya, la catástrofe subyacente será peor.

Poner al Estado como empleador de última instancia pagando los salarios no es un coste sino una inversión. Primero, cuando una crisis se desata, no es lo mismo actuar inmediatamente de forma superlativa que hacerlo de a poco mientras la crisis se profundiza. Cuando se actúa de a poco, la pérdida paulatina en productividad, producción, educación, en ahorros para el futuro y en condiciones sociales es enorme; cuando la economía se hunde toma muchos más años recuperarse que si se actúa de forma inmediata con los montos necesarios.v

Finalmente aclarar que los autores de este artículo no somos keynesianos, aunque valoremos sus aportes instrumentales sobre todo para repensarlos en determinados escenarios. Dicho autor merece al menos el respeto de ser leído y estudiado por quienes pretendemos trabajar en estas ramas del conocimiento. La Sra. Ministra debería dejarlo descansar en paz.

i El observador “Lacalle hizo referencia a Keynes” 3/4/2020

ii Fuente: La diaria 31/3/2020 “Propuesta de subsidio del FA abarcaría 310.000 hogares y costaría 240 millones de dólares”

iii Keynes, J.M “Teoría general de la ocupación, el interés, y el dinero” Ed. Revolucionaria, La Habana, 1968 pág.357

iv Fuente: INE

v Olivera, N. “¿Cuánto cuesta evitar el desempleo en América Latina?” en www.celag.org consulta realizada el 3/4/2020

Para que el mate siga su vuelta necesitamos de tu colaboración
colaborar ahora
Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.