Bolivia: Masacre en Sacaba

0

@mateamargouy

La represión en Bolivia busca consolidar el Golpe de Estado al presidente Evo Morales. Las imágenes de la resistencia del Alto, de Cochabamba fueron las primeras en inundar los celulares de quienes procuran saltar el cerco mediático instalado.
Mientras las grandes corporaciones de información discuten sobre legitimidad, la represión y la manifestación se extiende por todo el país.
En Sacaba, en el puente de Huayllani, se concentraron las organizaciones sindicales y campesinas. Las fuerzas represivas esperaban a un lado desbordado por la movilización que se concentraba del otro. El número de personas contra el Golpe creció significativamente, y la policía decidía establecer una mesa de negociación en el lugar, algo que parecía prudente. La represión a una manifestación encerrada por un puente y un río se sabía de resultados nefastos. La policía lo sabía y  algún día se sabrá quién mandó a reprimir y desatar la masacre en Sacaba. Fueron 5 asesinados por balas de los aparatos represivos los que  llegaron a un hospital saturado que comenzó a atender en la calle, el número de fallecidos aumentó en el hospital colmado de heridos.
Las imágenes, los videos y los relatos escriben otra página en las repetidas masacres de América Latina.

EL PUENTE DE LA MUERTE  por Yuri F. Torrez

Era un puente. El puente Huayllani. A la entrada a Sacaba. A un lado, los policías y, al otro, los cocaleros. Yo estaba mimetizado entre los productores de coca. Algunos me miraban con desconfianza, era previsible. Otros casi entendían porque estaba allí para reflejar aquello que los medios tradicionales no muestran. Me decían que no saque fotos, pero le hacía comprender y luego uno de ellos posó ante mí celular. No estaban armados con objetos letales, solo estaban precavidos con agua, vinagre para mitigar seguramente los efectos de los gases lacrimógenos ante una posible gasificación. Algunas señoras portaban banderas blancas en señal de la paz, otros la wipala y otros la tricolor nacional quizás queriendo decir que ellos también son bolivianos. No veía infiltrados foráneos ni mucho menos (quizás yo era el más extraño). A uno le pregunté porque defiendes al Evo y me respondió: “porque nos dio dignidad”. Decían que vayan las mujeres a la cabeza de la marcha portando las banderas blancas en señal de pacificación. Estaban en una actitud pacífica. Varios estaban pijchando. Uno de ellos me convido algo de su hoja de coca. Mientras tanto, como si fuera una ave de rapiña en busca de su carroña, un helicóptero sobrevolaba en #Sacaba en una actitud de amedrentamiento sobre los productores de hoja de coca apostados en un puente frente a los policías Era un presagio que se acercaba una represión. Al medio día escuché que se abrió una mesa de negociación con mediadores las cosas no iban a pasar a mayores. Además, en la víspera había más cocaleros en apronte y no pasó nada. Por eso decidí volver a Cochabamba. Me subí a un minibús. Cuando prendo el celular me entero que no solamente fueron gasificados por la policía, sino que habían usado armamento letal. O sea, dispararon a matar. Dicen que hay cinco muertos. La tristeza apodera mi alma.

Imágenes y videos cedidas por las movilizaciones contra El Golpe de Estado

represion bolivia

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.