En el ojo de la tormenta: Nota 4: De lo explícito a lo Híbrido

0

@mateamargouy

Ismael Smith

El Mérito Supremo consiste en romper la resistencia del enemigo sin luchar”.

Sun Tzu.

Hace más de dos mil años, el estratega militar de la China antigua Sun Tzu ya se daba cuenta de que la guerra indirecta es una de las formas más eficaces de combatir a un enemigo. Permite que un oponente derrote al adversario sin enfrentarlo directamente, ahorrando así los recursos que se gastan en un enfrentamiento directo. Atacar a un enemigo indirectamente también puede retrasarlo y ponerlo a la defensiva, dejándolo tan vulnerable a otras formas de ataque. La guerra indirecta también impone cierto costo de oportunidad al lado defensor, ya que el tiempo y los recursos que él acaba teniendo que emprender para lidiar con el ataque indirecto podrían, no fuera el caso, ser mejor utilizados en otras áreas.”

GUERRAS HÍBRIDAS
De las revoluciones de colores a los golpes, 2015
ANDREW KORYBKO

Una de las aproximaciones , (a modo de un casi – aforismo), más utilizada sobre lo que es la guerra, ha sido la que nos dió Clausewitz –de manera muy pragmática y realista-, cuando dijo que, la guerra es “la extensión de la política por otros medios”.

Entendiendo además, que dentro de “l@ polític@” podemos, como es lógico, – y para no caer en el lugar común – enmarcar, los distintos intereses y tensiones geopoliticos y económicos, que a lo largo de la historia de la humanidad han pugnado por las hegemonías militares, culturales, tecnológicas, y el control de determinados puntos o recursos estratégico. Y que han “solucionado” esas tensiones de manera explícita, haciendo funcionar la multimillononaria industria de La Guerra, con sus engranajes facturando al contado. Y las siempre-listas empresas desembarcando luego en la “tierra arrasada”, para volver a lucrar con la reconstrucción de lo que devastaron, o “administrar” los “recursos humanitarios” destinados a “salvar” a los que no fueron masacrados.

Pero como todas las cosas, en esa constante “evolución y aprendizaje”, las técnicas de dominación y control sobre un territorio han variado sus formas. Y de ahí el título de este artículo.

Ya hemos hablado en el Mate1, de las variaciones en cuanto a la Estrategia Militar de los Gringos. Y de cómo, la multiplicidad de métodos utilizados, bien desarrollados como un producto estandarizado, vendible e imitable2, han alterado las tácticas en territorio, dando lugar a un sinfín de nuevos escenarios, todos con el sello Made in Usa.

Hemos visto cómo desde los manuales vendidos como “odas a la democracia”, se moldean tácticas de lucha que entremezclan las protestas populares, con la desobediencia civil, el boicot y el sabotaje con una estrategia de “guerra no convencional” o de baja intensidad.

Manuales que te adiestran, tanto en cómo convocar a una movilización, hacer un piquete o en cómo fabricar un “mortero casero”, hasta en cómo utilizar las redes sociales como plataformas de reivindicación y alzamiento político.

Ha quedado bien explicitado en los manuales de Sharp, y lo hemos denunciado desde diferentes espacios, la nueva estrategia de desestabilización, en esta lucha mundial por las “democracias”, que se propone fomentar “focos insurreccionales” de derecha o extrema derecha3, promocionados y financiados por la USAID4 o la muy efectiva Fundación Nacional para la Democracia (NED)5 .

Así, además de crear escenarios internos de conflicto, se trabaja en montar un “frente externo”, con una campaña mediática de Alto Impacto, donde se estandarizan editoriales y coberturas mediáticas de múltiples plataformas, junto a coros de “bien intencionados agoreros de la libertad”, que trabajan – con copiosos sueldos, generalmente – en la CONSTRUCCIÓN DEL SENTIDO COMÚN UNIVERSAL, que se encarga de Ganar/Ganarnos, y Formar/Formarnos, en la ideas fundamentales, que Construyen y Sostienen Nuestros análisis frente a cualquier proceso.6

Junto a esta formidable herramienta multi comunicacional, se nos ha machacado, día y noche, enalteciendo y llevando a escala de héroes a estos nuevos “soldados anónimos” que con máscaras anti gas (muy caras) y cámaras GoPro, queman y asaltan y mutilan, frente a un “público-testigo on line” que los aplaude y enarbola como los salvadores de “la Patria”, y un coro de voces que condenan las respuestas del Estado (puesto siempre en la picota de ellos acusados), para controlar medianamente a la turba que se “alza” para derrocarlo.

Les ha sido muy útil la utilización de estos métodos, que cuentan con el anonimato, y probablemente les salga más barato que dejar un país sepultado en bombas…

Pero a veces las cosas se les complican: puede pasar que la muy obvia vinculación de estas nuevas “prácticas” con el reclutamiento de matones o “narcos” locales, o los excesos que éstos carniceros luchadores de la libertad puedan cometer, puede hacer que la opinión publica interna reaccione de forma opuesta a lo calculado. Por ejemplo, tras meses de guarimbas, y luego de haber asesinado en los piquetes de la oposición venezolana a varios civiles, o degollado a varios motociclistas; el pueblo venezolano reaccionó favorablemente a la propuesta de asamblea constituyente convocada por Maduro: lo que generó un click que que dejó a los guarimberos sin agenda.

Lo preocupante es que muchas otras tantas veces, los tambores de guerra claman. Y los señores de la guerra reclaman su tajada.

Hoy vemos como se crean escenarios complejos en nuestra América del Sur. Cómo se tensa la situación en la frontera Colombo-venezolana. Y Cómo, los mismos actores políticos que gobiernan Colombia, y que desde el Estado dinamitan día a día los acuerdos de paz alcanzados con las FARC, siendo muy efectivos si, en promover efectivamente la Paz de los Sepulcros, levantan la voz y acusan, mientras el autoproclamado Juan Guaidó – niño mimado elegido por el titiritero gringo – se pasea por la frontera y se fotografía rodeado de reconocidos narcotraficantes.

Por si fuera poco, hacen una operación siniestra en la OEA, activando el TIAR, es decir, el símil de la OTAN para América, manejando, entre otras posibilidades, la de intervenir militarmente en la Venezuela sitiada, ya que es considerada una amenaza para la estabilidad regional…

Cada vez está más claro, que en estos nuevos mundos que transitamos, se reafirma lo que nos decía, discutiendo con Clausewitz, nuestro amigo Foucault, “la política es la extensión de la guerra, por otros medios”.

Y si bien EXISTE HOY, una guerra silenciosa, que cobran diariamente sus víctimas invisibles, nada de esto se compara a una situación de guerra abierta y declarada en la región, en dónde no estaría en juego la libertad y autodeterminación del Pueblo Venezolano, sino ya de SURAMÉRICA TODA.

Esperemos que las “calculadoras mundiales”, que sacan cuentas y operan globalmente, desde las distintas agencia y centros de estudios estratégicos “made-in-usa”, se inclinen esta vez, por resolver estos temas no recurriendo a los misiles, los drones y los ejércitos de mercenarios privados. Porque ya sabemos, que cuando comienzan a llover bombas, nosotros, los de este lado,los del PUEBLO; siempre ponemos los millares de muertos, mientras ellos se enriquecen, antes durante y después de las tragedias.

2 “El periodista venezolano Orlando Rangel Yustis en su artículo “Venezuela: la apuesta dura del golpe blando” demuestra como los llamados “golpes blandos” o “golpes suaves” ideados por el politólogo y escritor estadounidense Gene Sharp, fundador del Instituto Albert Einstein (AEI), quien sostiene que “la naturaleza de la guerra en el siglo XXI ha cambiado (…) Nosotros combatimos con armas psicológicas sociales, económicas y políticas”, tienen presencia en América Latina especialmente en Venezuela desde hace mas de una década y no sólo observan en Europa, Medio Oriente y África.”

https://www.mateamargo.org.uy/2014/03/28/golpe-suave-en-venezuela/

3Si es que hacer estas distinciones tienen en este punto alguna utilidad…

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.