Talvi: Poca Economía, mucha ideología

0

@mateamargouy

Por economiapolitica.uy

Dicen que el 13 es yeta, pero es como todo…para algunos si y para otros no. Mala suerte le asistió a Talvi en el debate televisivo por canal 4 el jueves 13 de junio, pero no así a Andrade que se lució con estadísticas muy bien utilizadas, manifestación de una realidad que rompe los ojos.

Veamos algunas afirmaciones del Sr. Talvi.

La Primera: Supuestas causas de la crisis del 2002 y el hoy

Para Talvi, la crisis del 2002 se debió a factores externos. Antes de explicar por qué no compartimos esa idea resaltemos lo incoherente de su análisis y metodología. Siguiendo su cadencia deductiva, si las causas externas definen la fase crítica de un ciclo, también deberían hacerlo en el siguiente, o sea en la actualidad deberíamos haber caído tan o más abruptamente que en el 2002. Sin embargo, no fue así, tal vez tenga que revisar sus sustentos teóricos.

No lo conocemos personalmente, pero como economista que es deberá conocer que las crisis son cíclicas, que su duración y frecuencia se relaciona a las estructuras de propiedad y producción que se desarrollan en una economía, hoy por hoy cada vez más articulada con el mundo por el propio desarrollo del capitalismo internacional; así como también el papel que históricamente nos hicieron jugar como país dependiente y subdesarrollado, hoy en vías de desarrollo. Pero de esto no habló nada. ¿Cuál es la razón? ¿Desconoce la historia económica del Uruguay? ¿O la cuestión ideológica prima ante todo? ¿O no quiso decirlo? Además de acusar a la situación internacional de la crisis del 2002, en segundo lugar, repitió el hecho de la afectación de la aftosa en la producción ganadera, la pregunta sería ¿Quién dejó de vacunar y provocó que esto ocurriera? Los gobiernos de derecha de entonces.

Nos pareció raro también que un economista planteara así no más lo de los precios internacionales favorables de la primera década de gobierno frenteamplista. Es que un economista sabe que, si bien son importantes los precios internacionales, más lo son los términos de intercambio, ¿será que no enseñan a Prebisch en la Universidad de EEUU que Talvi estudió? En fin, lo cierto es que sí tuvimos excelentes precios internacionales para las materias primas, y por tanto para los principales rubros de exportación del Uruguay. Pero también es cierto que los precios del petróleo subieron, y nosotros somos un país importador de petróleo, además de importar maquinaria y la vieja ecuación que sigue sin cerrar en este sentido. La historia económica del Uruguay dice bien clarito quién nos ubicó en el mundo como exportadores de materias primas y que poder económicos hubo detrás de ello.

Sorprende de todas maneras que un economista no conozca las estimaciones desde 1900 del PBI hechas por Tajam y Bertino, ajustadas a 1870 por el mismo Instituto de Economía, o por Bertola et. al. de la Facultad de Ciencias Sociales también desde 1870. Porque actualizadas hasta nuestros días, demuestran que este es el período de crecimiento más largo que ha vivido el Uruguay en 148 años de historia.

Fueron muchas más las debilidades de su discurso, basta mencionar que de desarrollo de la industria y de la industria inteligente no refirió nada, sus propuestas se vincularon al arroz, la lechería y la forestación, muy importantes, por cierto, pero totalmente insuficientes en el mundo de hoy y sin respuestas para el problema del empleo

La segunda: Supuestamente perdimos 60 mil puestos de trabajo

No negamos (ni lo hizo Andrade), que un tema hoy acuciante es el desempleo, y no solamente que el Frente Amplio se compromete en disminuirlo con todas las medidas que mencionó muy bien Andrade ayer, es que ya comenzó a disminuirlo, cosa que Talvi olvidó mencionar.

Haciendo algunos cálculos extras, siempre con fuente INE, descubrimos que la cifra referida por Talvi (el economista) es la simple comparación entre la cantidad de personas ocupadas en marzo de 2009 y marzo de 2014 que da exactamente 58.961 ocupados menos. Pero Talvi como es economista sabe, que el año tiene fluctuaciones, pues si el lector se fijara hoy en los datos publicados ya al mes de abril por el propio INE y contado las diferencias igual que lo hizo Talvi tenemos que como bajó un punto y medio el desempleo, las personas ocupadas menos que tenemos entre abril 2014 y abril 2019 son 53.433 (o sea 5.158 personas ocupadas más de las que dijo Talvi). Pero, además, como lo más correcto y dadas las fluctuaciones cíclicas y coyunturales que puede tener el empleo en un año, es medir y por tanto comparar las cifras anualizadas, o sea, por ejemplo, comparar el año 2014, con el anualizado marzo 2018/abril 2019. En este caso los puestos de trabajo perdidos son 39.389. Es mucho igual, no para un colorado, pues con los gobiernos de su partido disminuían las personas ocupadas hasta en etapas de crecimiento por la desindustrialización del modelo aperturista aplicado en los 90’. Es mucho para el Frente Amplio que durante su primer período de gobierno las personas ocupadas aumentaron en 238.124 y en el segundo 112.865. Hoy tenemos 140.412 desempleados, pero en el 2002 llegaron a ser el doble, 259.409. Y en el año más alto del ciclo anterior (1998) habían 155.668, cifra más o menos mantenida durante los 90’ y a pesar del crecimiento del PBI. ¿Qué raro que un economista no haya mencionado nada de esto?

Y del empleo público y el comentario de Talvi, no sabemos ni que decir, no puede ser que no supiera a que se debía el crecimiento que señaló. Muy bien le contestó Andrade, pero ya que Talvi mostró una gráfica, mostremos aquí la misma, pero abierta, o sea mostrando que los empleados y empleadas públicas que aumentaron son maestras, profesores, enfermeras, y demás personal de educación y salud:

En torno al empleo, no podemos dejar de mencionar, aunque sea al pasar como desestimó al FONDES exaltando la figura del “empresario” como único creador de empleo, olvidándose que las empresas recuperadas, son lo que su nombre dice: “recuperadas” por sus trabajadores, una vez que la ineptitud capitalista las llevó a la bancarrota. Pero, además, acababa de decir que el Estado había aumentado mucho la cantidad de empleos y seguidamente dice que los empresarios son los únicos generadores de empleo ¿Quién lo entiende?

La tercera: Nos comparamos con los peores

Escuchar de un colorado y sin la menor autocrítica, que “el MERCOSUR es un fracaso” es muy duro para aquellos que venimos desde aquellos años advirtiendo lo que sucedería con una apertura arancelaria de esa naturaleza…el Jardín de las Trasnacionales, para un frente amplio que dio en aquellos años su apoyo crítico y que luego, transformada la región con gobiernos progresistas hasta el 2015, pudo aún en el medio de las dificultades, recién ahí resultar en un estímulo a ese crecimiento y desarrollo que Talvi desconoce como escenario construido también desde adentro al cambiar el Modelo preexistente. En los años 90’ salió aquel libro “Sur, MERCOSUR y Después” que puede consultarse en la biblioteca de MateAmargo, y recordamos a uno de sus autores que explicando la cosa con rotunda sencillez decía “si juntamos perritos con perritas van a nacer perrito y perritas; si juntamos gatitos con gatitas van a nacer gatitos y gatitas. No podemos esperar que de perros nazcan gatos”, refiriendo a que no podíamos esperar otra cosa de los gobiernos neoliberales de Color de Melo (Brasil), Menen (Argentina), Lacalle (Uruguay) y Wasmosy (Paraguay).

En realidad, no sabemos a quién se refería Talvi cuando decía que nos comparamos con los peores, porque sencillamente no lo dijo. Pero vamos a hacer una comparación apoyando y ampliando la excelente respuesta de Andrade al respecto.

El cuadro muestra en dos grupos de países con cantidad total de población no tan diferente, por un lado, los que tuvieron procesos progresistas (Grupo I) y por el otro, los que no vivieron estos procesos (Grupo D), entre los que se encuentra Chile. Se puede observar en ellos la variación de la cantidad de pobres. Mientras que los países del grupo I hasta el 2014 bajamos la cantidad de pobres en casi 50 millones de personas, en la misma época, los del grupo D bajaron solo 13 millones. Entre 2014 y 2017 cuando Argentina, Ecuador y Brasil cambian a gobiernos de derecha y Venezuela es víctima de una guerra económica sin cuartel, la situación cambia y la cantidad de pobres aumenta en casi 15 millones de personas, manteniéndose a la baja solo Bolivia y Uruguay. En el otro grupo de países la pobreza disminuyó levemente, aunque en el Chile de Talvi, se estancó. Otros muchos indicadores, reflejan situaciones similares, agregando que el déficit público fue similar en uno y otro grupo en la llamada “década ganada”, y con resultados en torno a la distribución de la riqueza muy diferentes como lo muestra el siguiente gráfico:

Nos extrañó además que desconociera el concepto artiguista de “Patria Grande”, ¿o será que no lo comparte?

La cuarta: Las Propuestas

Su primer punto, como buen neoliberal fue mirando hacia afuera, cuando han sido los gobiernos frenteamplistas los que más mercados han abierto para las exportaciones uruguayas. MERCOSUR abierto para que nos trague el mundo con sus asimetrías, o no le bastó con la desindustrialización de los 90’, o lo que está sucediendo en Argentina que hasta le llaman “industricidio”, pero todo esto fue muy bien rebatido por Andrade. Volvamos a la interna del Uruguay que a partir del tercer punto recién, comenzó a mencionar.

Habló del gasto público, y empezamos a sumar y restar y no nos da con nada, pues dijo que de ser presidente iba a disminuirlo “al cabo de 5 años en 1.100 millones de dólares por año”. O sea, si va a reducir 1.100 millones por año, en el quinquenio suman 5.500 millones de dólares, que al tipo de cambio de hoy en pesos serían 198.165 millones de pesos, o sea el 41,2% del gasto del gobierno central según la última Rendición de cuentas. Más del 100% de las remuneraciones que en la Rendición de cuentas 2017 sumaban 142.561 millones de pesos. Es más, cortamos el agua, la luz, los teléfonos y tampoco da (por suministros $5.382 millones). Es que el total de lo que gasto el gobierno central y los organismos de la 220 en remuneraciones, que es dónde dice Talvi que ahorraría por no reposición de vacantes, es solo el 29.6% del gasto total, los suministros el 1,1%, el resto de los gastos de funcionamiento el 63% y las inversiones el 6%. ¡¡¡Ojo jubilados!!!, que en los gastos de funcionamiento están las transferencias a la seguridad social, además del pago por intereses de deuda que no creo que este señor siquiera los disminuya.

Pero, además, hablo de crear 136 liceos a la vez que sacaba funcionarios públicos, ¿es que Talvi no sabe que en Educación el 86% del gasto es costo de personal? En todas partes del mundo es el sistema más abundante en mano de obra, ¿será que de construirlos los dejará vacíos?

Conclusión

Mucho más fueron las incongruencias de su discurso, es difícil también oír a la derecha hablar de educación, o de la cantidad de jóvenes que no terminan en ciclo básico, sabiendo que cuando ellos gobernaron eran muchos más, o de homicidios por violencia de género que ni siquiera los contaban, pero a manera de ejemplo, terminemos con este gráfico que muestra la evolución salarial de un policía (que se incrementó un 134% con el Frente Amplio), que Talvi prometió aumentar, pero claro está sin mostrar su evolución.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.