De las cavernas a los emojis

0

@mateamargouy

Ricardo Pose

Los Homus Viñetas

“El brutal desarrollo de las tecnologías de las comunicaciones ha impuesto la Imagen como un elemento central en el lenguaje y la comunicación; es de Perogrullo mencionar los éxitos de FB, Instagram y otras plataformas que tienen cautivo al fenómeno comunicacional cotidiano. Y si bien es tonto cuestionarse la contundencia de esta forma de lenguaje, es deber de quienes seguimos sosteniendo la construcción de otra forma de vínculos entre los seres humanos, reflexionar sobre cómo está incidiendo en la construcción de Conocimiento”.

Del arte al atajo

Desde la pintura rupestre hasta las formas más underground de estos últimos tiempos la imagen es el método expresivo, de sentimientos, de la intimidad que por eso se convierte en arte.

Desde el paleolítico hasta Gurvich por nombrar un artista actual y nuestro, sus dibujos, pinturas, bosquejos, eran una manifestación artística que no pretendía convertirse en alternativa, en desplazar, otras formas de lenguaje, dicho en buen romance, atentar contra la escritura.

Un ejemplo claro podemos verlo en el mundo del cine, donde “la traducción” de obras clásicas de la literatura, se manifestaban en una expresión, en un lenguaje audiovisual.

En un caso más extremo, las viñetas del enorme pedagogo Italiano Francesco Tonucci, sintetizaban alguno de los conflictos en el ámbito educativo pero eran fundamentalmente Disparadores de procesos reflexivos.

Las imágenes en formato de viñeta, sintetizan conceptualmente, producen una elaboración con menor rigor reflexivo y sirve casi en bandeja, la conclusión.

La imagen también produce un efecto atrayente y mágico en la medida que también permite “vernos de afuera”, ver al otro desde una distancia despersonalizada o conocer, paisajes inalcanzables para nuestro fenotipo.

Los rudimentarios elementos técnicos en la producción audiovisual de las primeras épocas de la televisión, agregaba además, cierta noción de veracidad.

En todo caso hasta el actual impacto de las Redes y su jerarquización de lo audiovisual noindicaba una lenta pero pertinaz migración desde el mundo de la lectura.

Subidos al Camión

Las resistencias van menguando; si la ola es enorme no hay más remedio que recibir el remojón y evitar en todo caso el revolcón.

La Imagen también se judicializa y se presenta como elemento de prueba; en YouTube encontramos audio visualmente desde como arreglar una cerradura hasta los clásicos de la filosofía. Las cartas perecieron ante los correos electrónicos.

No hay músico, poeta, escritor, bailarín o plástico que no tenga su correlato audiovisual en alguna plataforma; es cierto que la herramienta es maravillosa; a hinchas de cuadros sufridos como yo por ejemplo de Cerro, nos permite volver a ver sus mejores partidos.

Todo concluye alegremente, en “ser parte” del conventillo virtual, y con una dosis fundamental de efectismo, ulterior dimensión del pragmatismo, del éxito efímero pero puntual.

Desde cuestiones cotidianas y domesticas ,como la excitación de recibir tantos “me gusta” o mas profesionales.

Podríamos poner como ejemplo al mediático y talentoso filosofo argentino Darío Sztajnszrajber, que mediante sus programas “Mentira la verdad” ha logrado una explicación amable y no carente de rigurosidad de temas clásicos de la filosofía. Los profesores de filosofía han debido apelar a ese mecanismo donde fuertes imágenes de represión policial, ayuda a explicar la noción de Hobbes, para estimular a sus alumnos en dicha materia.

Sin embargo, el efecto es inmediato, y como en una buena sociedad de Consumo, se extingue hasta el nuevo capítulo.

La dosis de imagen no incita a buscar material para ampliar información, sino a sumar nuevas síntesis de síntesis.

Del Jogging al tuneo

Fulana es una dirigente política; su popularidad viene no solo de su trayectoria personal y social sino que además tiene ese elemento de cercanía; te la encontras de Jogging en la feria o en el súper, bicha los precios antes de poner en el carrito como el más común de los mortales, y tiene un lenguaje oral llano.

Sin embargo en épocas de elecciones no zafa del tuneo; su rostro, maquillado, peinado de peluquería, con luces de flashes y la mejor de decenas de tomas fotográficas, estará en el cabezal lista junto a los primeros candidatos.

Cientos de profesionales de campañas electorales trabajaran en la mejora de su imagen; si no es muy conocida además en la arena política, literalmente construirán su imagen.

La imagen en esta etapa del “homus viñeta”, intentará amortiguar las carencias discursivas y la falta de propuestas concretas.

Y la Imagen además, deberá satisfacer al ciudadano común que la conoce de Jogging; es decir, está cobrando fuerza imágenes de calidad pero que le dan ese ambiente casero, cotidiano, familiar.

Aparecerá en todos los eventos sociales y de concentración política, dará besos a niños, cocinará y si cuadra, se estampará en casi postal familiar.

Puede hacer un discurso muy reflexivo sobre la especie humana y al tiempo aparecer haciendo una salsa de tomates.

La imagen sintetiza, pero en estos tiempos, cada vez más, y no solo en la política, es causa de banalización.

Y casi imperceptible, el mensaje que recibe la gente , no es siquiera la intención de los candidatos, sino de los constructores de su imagen.

Abstraerse

La abstracción; en psicología, es un proceso que implica reducir los componentes fundamentales de información de un fenómeno para conservar sus rasgos más relevantes con el objetivo de formar categorías o conceptos.

Creemos que es importante reflexionar sobre como generación a generación, el atajo que produce lo audio visual atenta contra la capacidad de abstracción, léase lograr producir los rasgos más relevantes de categorías y conceptos.

Esta capacidad se ve bien claro en el fenómeno de la lectura; si la pluma es buena, logrará justamente generar imágenes en nuestra mente, o el famoso clic tan necesario en el área del conocimiento.

En los tiempos que corren, la poesía ya no parece ser un arma cargada de futuro; tal vez una de las tareas sea poder lograr una sana armonía, convivencia entre lo visual, lo escrito y lo oral, lo virtual y lo personalizado.

Si el videíto de YouTube permite comprender el mecanismo de funcionamiento de un carburador, es una información importante, pero si sustituye de todo al taller, los resultados pueden resultar siniestros. Y seguramente, además de la praxis, la información de calidad aun este en compendios, dificilísimos de sintetizar en imágenes, al menos rigurosamente.

Corremos el riesgo de confundir democratización del conocimiento con masificación del mismo; democratizar implica el manejo del conocimiento por las grandes mayorías de una sociedad, por no decir todo su conjunto; masificarla es darle solo los titulares de algunos asuntos centrales a la sociedad.

Así no es raro, que en política, buena parte de la sociedad responda al estímulo visual, de imagen para elegir su candidato; y tampoco es extraño que en los sectores más politizados, la tendencia a no leer los elaborados programas, siga creciendo.

La falta de abstracción además, supone que si abstraerse permite reducir los componentes fundamentales de información de un fenómeno, perdemos la capacidad de análisis y juicio crítico y discriminatorio.

Lecturas subversivas.

Volver a tener un libro en el morral puede ser tan peligroso como un arma de fuego. Y esto no es una reivindicación fanática de la lectura; podemos ser complacientes con la flexibilidad del filósofo García Canclini y aceptar que las generaciones nuevas por fuera de las estrictas reglas de las academias de Lenguas, están desarrollando nuevas formas de comunicación; googlear en vez del diccionario, Wikipedia en vez de la enciclopedia, la tableta con ebook en vez del libro. Y también, quien aún leemos cuentos a nuestros hijos para dormir, comprendemos la distancia entre el lenguaje de un cuento clásico y el que nuestros hijos utilizan cotidianamente.

Fuese cual fuese el formato, la forma, el método, lo que la imagen ha venido a suplantar es la capacidad de comprensión, elaboración y reproducción de texto., para las grandes mayorías de las nuevas generaciones. (Abogaremos con respecto al libro que éste siempre esta físicamente allí, sin riesgo de borrarse de los archivos, dependiendo de la conexión wifi , de la sanidad de la pantalla o la carga de la batería. Lo mismo diríamos del periódico en papel.)

Dictadura Ilustrada

No todo el mundo dejara de escribir, y quienes lo hagan no siempre lo harán para la comprensión, e intereses de las grandes mayorías.

Estamos en las postrimerías de una nueva Dictadura Ilustrada en versión virtual; en tiempos de consumismo e inmediatez, los nuevos elementos culturales ofician de bebida energizante para vivir todo el tiempo a 220.

Ritmos musicales pensados para estimular del ombligo hacia abajo, con textos sencillos, reiterativos; una ligera recorrida por los spots políticos da cuenta de esta tendencia.

Hay un proceso contradictorio de masificación y acceso a la información pero con una capacidad limitada de decodificación; es el drama de las generaciones jóvenes, con mayor formación académica oca respecto a las anteriores, para un mercado laboral mucho más reducido.

Como este artículo me quedó largo los invito a ver mi video en….mentira. Es broma.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.