La justicia debajo de la manga

0

@mateamargouy

Andrés Correa

Hace pocos días Mate Amargo publicó una editorial con el título “No saquen las gabardinas – Renunció Daniel Placeres” donde consideraba entre otras opiniones que la denuncia judicial presentada ante la justicia, con muy buena cobertura mediática, de los diputados Jaime Trobo, Rodrigo Goñi y el ex legislador Gonzalo Mujica formaba parte lisa y llanamente de una operación política.

En primer lugar hay que tener en cuenta que la investigación judicial sobre Daniel Placeres radica de un desprendimiento de la denuncia judicial que se inició el 4 de mayo 2017, que impulsaron los diputados Jaime Trobo y Rodrigo Goñi (Partido Nacional) junto con el exdiputado Gonzalo Mujica sobre supuestos negocios con Venezuela durante la gestión de José “Pepe” Mujica en la presidencia del Uruguay y que fueron impulsando y ampliando en la medida que la justicia desestimaba, una tras otra, las cuatro de las cinco denuncias al no hallar delito alguno.

En el Cono Sur de américa cada campaña electoral suena fuerte el nombre del consultor de imagen, Jaime Durán Barba, quien asesora al presidente argentino Mauricio Macri. Durán Barba escribió un libro con un capítulo que titula “Cómo destruir psicológicamente al adversario”, y en él sostiene que los objetivos que persigue al encarar una campaña electoral, como “nublar su mirada, para que se destruya a sí mismo, demoler psicológicamente a un ser humano. En algunas ocasiones el ataque político fue tan brutal que se aniquiló psicológicamente e incluso llegó al suicidio”.

El diputado nacionalista Jaime Trobo quien impulsa la denuncia contra Daniel Placeres se jacta en su cuenta de Twitter de leer a Jaime Duran Barba. Tengamos en cuenta que un referente del Partido Nacional y expresidente de Uruguay, Luis Alberto Lacalle Herrera, sería la voz cantante del conocido Plan Atlanta que busca realizar campañas mediáticas e impulsar procesos judiciales para desacreditar a los referentes de los partidos progresistas y de izquierda en la región.

Precisamente al diputado Jaime Trobo se lo pudo ver en encuentros de Conferencia Liderazgo Uruguay, que junto con la Fundación Paz Global del señor Moon, que tiene vínculos con las agencias de inteligencia de EEUU. Algo que reveló el diputado dominicano Manuel Pichardo, y como es evidente cuando se observan los vídeos de sus convenciones, los mensajes en sus redes sociales, en los que puede verse que “América” es el modelo a seguir.

En la cuenta de Twitter del diputado y empresario, Rodrigo Goñi, se visualiza claramente que la gran mayoría de los mismos se basan en el descrédito a la persona de Placeres y a continuar con la difusión, sembrando dudas, de ilícitos con respecto a temas que la justicia investigó y se expidió determinando la no existencia de delito alguno en los negocios que empresas uruguayas tienen en Venezuela.

Ahora cuántos son l@s  orientales que se preguntan por qué el empresario y diputado nacionalista Rodrigo Goñi, siendo director de la CND (Comisón Nacional para el Desarrollo) le dijo a la propia CND que se necesitaba infraestructura para su emprendimiento privado. El propio Goñi lo expresó públicamente.

“El premio consuelo de la operación política tuvo, como sí no fuese bastante burdo ya, el desliz de que El Observador comunicase la “noticia” previo a que se enteraran los involucrados” citaba en su editorial Mate Amargo recordemos que a pesar de la mentira de Rodrigo Goñi, en el programa radial, No toquen nada, que se emitía en Océano FM, donde dijo desconocer que su socio el empresario Ernesto Correa, tenía participación accionaria en el diario El Observador, dichos que fueron desmentidos por el propio director del diario Ricardo Peirano.

Sobre la operación política montada entorno a Daniel Placeres hace unos días escribí un artículo para el portal español ElEstado.net donde profundizo algunas debilidades del caso y las fortalezas. (https://www.elestado.net/mundo/uruguay-renuncia-daniel-placeres/ )

Valores como el altruismo, la igualdad de oportunidades y ante la ley, la solidaridad, la sencillez y la sobriedad vienen siendo visiblemente lesionados en esta etapa de la sociedad capitalista que infunde la moral de explotadores.

El neoliberalismo instaló la práctica mediática para la destrucción de la persona, la difamación y la humillación también de la organización que represente. La sala de tortura, hoy, es la red de medios, televisión, radio, diarios, vídeos o textos en cadena de WhatsApp, incitando la aclamación popular, gritan por justicia frente a la pantalla y lo reproducen en sus redes sociales.

¿Cómo se explica que Jorge Larrañaga logre juntar las firmas necesarias para imponer un plebiscito? Ni más ni menos, que para una reforma constitucional en materia se seguridad con un slogan vacío que dice “vivir sin miedo”

La corporación mediática ensaya la denuncia, investigación y la condena en un titular, en un zócalo de informativo de TV, crea un sentido común condicionado que atonta. El hombre o la mujer, mediatizados son convocados a la ira, al clamor por justicia.

En esta oportunidad, la operación no tuvo éxito, Daniel Placeres, militante sindical, uno de los referentes de la autogestión en Uruguay, quien vivió toda la vida de su trabajo, ante la investigación de la justicia y contra todos los pronósticos de la prensa hegemónica en Uruguay, renunció a todo beneficio o privilegio para presentarse ante el requerimiento del fiscal y puso la vara de la ética y la moral muy alta.

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.