Brasil mes de movilizaciones

0

Colectivo Internacional del Mate

La situación en Brasil genera noticias todos los días, desde los casos de corrupción como “Lava Jato”, que aún no terminan de vincular a políticos de todos los sectores, hasta las irregularidades parlamentarias, como las que dieron media sanción a la baja de la edad de imputabilidad, increíblemente una vez que se votó (sin alcanzar la mayoría especial), por iniciativa de Eduardo Cunha -Presidente de la Cámara- se decidió volver a votar al día siguiente, y donde en menos de 24 horas, un puñado de parlamentarios cambió su voto sin modificaciones en el texto.

Pero sin duda los principales hechos que los medios nos hacen llegar en estos días son, las movilizaciones para pedir el “impeachment”: en otras palabras, el golpe parlamentario a Dilma Rousseff, Presidenta electa y en ejercicio hace menos de un año. Los principales referentes de la derecha se han movilizado en tal sentido o se han pronunciado y por ello debemos por lo menos ordenar algunos datos.

Movilizaciones del 16 de agosto

Estas movilizaciones opositoras y que la consigna principal era el “Impeachment”, podían ser un punto de inflexión y así lo entendió la derecha que pretende que Dilma no termine su mandato. Esta movilización como las anteriores tuvieron cobertura plena de la Red Globo y los principales medios de comunicación monopólicos. Sin embargo los resultados no fueron los esperados, las convocatorias fueron escasas más allá de que todas las agencias de noticias se encargaran de explicitar números y fotos al día siguiente.

Movilizaciones del 20 de agosto

Tan solo unos días después, el PT y el conjunto de la izquierda, los movimientos sociales, se convocaban a las calles con una consigna: la defensa de la democracia. Una vez transcurridas las mismas se pudieron visualizar con diferentes énfasis un agregado de consignas que dejaban un mensaje a Brasil y también al gobierno.

Los medios de comunicación, que están jugando un rol central en esta disputa de poder, se acotaron a realizar alguna cobertura posterior y descriptiva de lo acontecido en alguna ciudad. Lo real es que las manifestaciones se dieron en gran número en 32 ciudades, con un gran capacidad de movilización.

Los sectores conservadores no visualizan una estrategia común, los sectores más radicales se proponen una salida anticipada de Dilma a menos de un año de asumir el nuevo Gobierno, y dejan al descubierto sus peores caras, que van desde un golpe “a la paraguaya” hasta manifestaciones públicas que sugieren una intervención militar.

Otros sectores, no quieren cargar con los vicios de nulidad, o de falta de democracia en estas alternativas y esperan que el desgaste político -orquestado, articulado y magnificado con una gigantesca campaña publicitaria, como ya dijimos, desde las cadenas informativas- de este gobierno termine con un ciclo de luchas y conquistas que encabezó el PT y sus bases sociales.

Mientras tanto la agenda de ajuste fiscal que tenían los grupos económicos para su candidato Aécio Neves se va imponiendo desde el Parlamento con el permiso del PMDB, principal aliado del gobierno que dividido en fracciones cada vez se torna más a la derecha.

Las diferentes facciones de la derecha no son ajenas a las denuncias de corrupción, y saben que el PT tiene una carta más y que para 2018 puede ser desequilibrante. Si bien la aprobación de Dilma es baja, Lula -el líder histórico- sigue siendo un referente de la población brasileña, que si sortea los intentos de vincular su imagen a los casos de corrupción, la derecha no tendría candidato para competir.

Por otro lado la izquierda se enfrenta a su propia crisis. Las reformas fiscales y recortes sociales es de las principales preocupaciones para las bases sociales de los gobiernos del PT, sean los trabajadores nucleados en la CUT y los sectores campesinos del MST, que siendo los principales afectados pueden terminar de disociar una alianza fundamental. Así se ha manifestado tanto en las diferencias explicitadas en el congreso del PT1Las principales votaciones divididas en congreso del PT fueron la reforma fiscal, y la política de alianzas con el centro., los documentos de Consulta Popular2Consulta Popular: Organización Política vinculada a los movimientos sociales principalmente MST. y en las movilizaciones del día 20, donde los principales agregados a la defensa de la democracia eran no retroceder en los avances sociales y los derechos alcanzados, o reivindicar la salida política “por izquierda” a la crisis económica.

Desde diferentes partidos de la izquierda también se plantean nuevos marcos de alianzas, y nuevos paraguas que aún están en fase de procesarse, algunas que se han insinuado desde la dirigencia del PT, otras propuestas más claras como las del PCdoB de buscar un “frente amplio por la democracia” o las impulsadas por movimientos sociales como el “encuentro por un plebiscito constituyente” o  el “frente brasil popular” convocados para Septiembre.

No podemos concluir el devenir de los próximos años ni próximos meses de una coyuntura en curso, pero algunas desafíos son claros,como los que el gobierno tiene para superar una crisis política donde el sistema político en su conjunto está desacreditado y sus palancas de funcionamiento tradicionales como el financiamiento y la forma de elección se ponen en discusión. Un estancamiento económico , y demandas de los principales grupos económicos, donde las propuestas para que la economía vuelva a crecer van en detrimento los sectores populares, de los principales logros de los gobiernos el PT y son rechazadas por sus bases sociales.

Otras discusiones surgen de este escenario, y son propias de Latinoamérica: el rol de la justicia que decide actuar con agenda propia, el papel de los medios de comunicación que mientras se analiza sigue actuando, tomando partido siempre por las posiciones más reaccionarias y desestabilizadoras, y la forma en que la izquierda se enfrenta a la corrupción propia del sistema en el que decidimos transitar. El insistente discurso que surge tanto en brasil como en diferentes países a los primeros síntomas de crisis donde se cuestiona el poder político en sí. Estas discusiones no son los inmediatos nudos a superar, pero están planteadas y cada vez más es de necesidad resolver.


La Dirección Nacional del MPP manifiesta su apoyo al gobierno democráticamente electo de Brasil

Respaldamos al gobierno de la compañera presidenta Dilma Rousseff y manifestamos nuestra preocupación por los intentos de desestabilización y manifestaciones cada vez más violentas que se vienen desarrollando en escalada creciente.

Reafirmamos nuestro respaldo y compromiso con el proceso de cambio que comenzó con el compañero Lula y que ha continuado la compañera Dilma, proceso que ha significado una solución concreta en la vida de millones de personas que habían sido condenadas a la pobreza y ha posicionado al país como un actor fundamental en el escenario internacional.

Secretaría de Relaciones Internacionales

Foto: https://www.flickr.com/photos/blogplanalto/

Referencias

1 Las principales votaciones divididas en congreso del PT fueron la reforma fiscal, y la política de alianzas con el centro.
2 Consulta Popular: Organización Política vinculada a los movimientos sociales principalmente MST.
Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.