Desde Montevideo no se ve

0

A priori podríamos llenarnos de prejuicios respecto a la frase “Salven a las Ballenas”. Esta consigna puede parecer extranjera, propia de otros mares, con las cosas que estamos pasando, con todos los desafíos que tenemos por delante. Pero lo cierto es que para un departamento como el de Maldonado, las ballenas son un símbolo constitutivo de su identidad, están en sus nombres, en sus artesanías, y en sus rituales. Cada agosto vienen a las costas del departamento trayendo consigo una costumbre cultivada por años: poder avistar a  esos enormes mamíferos.

De esta cultura se hacen eco los trabajadores turísticos: transportistas, guías, cocineros, artesanos, cuyos ingresos dependen del atractivo natural de estas costas, pero junto con los turistas extranjeros, también se sientan dos trabajadores en sus cascos a tomar mate y admirar a los cetáceos.
Nosotros, uruguayos que no tenemos en la constitución el concepto del Buen Vivir como en Ecuador, o el de la Pachamama en Bolivia, “cosa e mandinga”: logramos una ley que salió poco en los diarios pero que los lugareños festejan.

La Ley N.° 19.128 y declara al mar territorial y a la zona económica exclusiva del país “Santuario de Ballenas y Delfines.” El documento legal prohíbe la persecución, caza, pesca, apropiación o sometimiento al proceso de transformación, de cualquier especie de los referidos cetáceos. También su transporte y desembarque, a excepción de los casos de interés científico y sanitario.

Con la firma del Presidente de la República, José Mujica, fue promulgada con fecha 13 de setiembre, declara al mar territorial y a la zona económica exclusiva  como “Santuario de Ballenas y Delfines”.

Allí se establece la prohibición de una serie de actividades ejecutadas en el mar territorial y en la zona económica exclusiva por embarcaciones de bandera nacional o extranjera.

Se prevén sanciones a la persecución, caza, pesca, apropiación o sometimiento al proceso de transformación de cualquier especie de ballenas y delfines. El documento también menciona la retención, agresión o la molestia intencional que conduzca a la muerte de estos animales.

Esta ley encomienda al Poder Ejecutivo la promoción de la protección y conservación de las ballenas y delfines en forma compatible con las actividades productivas de interés para el país.

Texto de la Ley: https://archivo.presidencia.gub.uy/sci/leyes/2013/09/mgap_620.pdf

Por: Colectivo Mate Amargo

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.