Fotoreportaje. Hombre Araña

0

“Somos lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros”.

Pensaba en Sartre… pensaba en la grandeza de tan certeras palabras.

Pensaba que en cierto momento de nuestras vidas uno llega a ser lo que elige ser, simplemente eso. Y que difícil resulta rebelarnos contra lo que este sistema intenta hacer de nosotros mismos.

Entonces pienso: ¿Qué hacemos con eso que hicieron de nosotros?
 
Bueno el Hombre Araña de Uruguay sin dudas aprendió a rebelarse contra una infinidad de recuerdos y deseos de cosas que no fueron, y de un entorno que lo condenaba injustamente a la infelicidad.
 
Porque a pesar de su triste niñez y adolescencia, pudo recrearse y crear un personaje, un superheroe, para enfrentar a la villana soledad.
 
Ser Hombre Araña es su trabajo, su vocación y su razón de ser.
 
Fue un niño triste y nostálgico… obsesionado con una madre que lo abandono y rechazo, marcándolo para siempre con dolor.
 
Vivió en el campo, le faltaron amigos y no tuvo sonrisas. Cuenta que por circunstancias de la vida termino trabajando en un circo y fue allí que se encontró con la sonrisa del publico que función a función lo iban a ver… y se enamoró… quería eso…. quería una vida con carcajadas como banda sonora…. “Yo voy a hacer felices a los niños” se dijo y desde ese momento lo cumplió.
 
Increíbles son los nexos biográficos entre este señor y Peter Parker el personaje original de las historietas de Marvel.
 
Ambos vienen de familias fracturadas, lejos de sus padres por distintas circunstancias, criados desde pequeños por tíos sin hijos propios. Ambos son fotógrafos y ambos tienen un idílico romance con una mujer llamada Mary… coincidencias cargadas de magia y asombro… en cambio tristes son las grandes diferencias que los separan.

Uno es del Norte el nuestro es del Sur. Al del Norte se le mueren sus padres al nuestro simplemente lo abandonan, al del Norte lo crían unos tíos amorosos, al nuestro lo cría una tía con rigor y sin amor.
 
El del Norte lucha día a día contra Villanos, el nuestro lucha incansablemente para poder vivir… “No me puedo quejar, hago lo que mas quiero y hoy en día me da”.

Hablamos una mañana en plenas vacaciones escolares, entre niños que se acercaban con admiración, risas y fotos. Él me contaba su vida, yo lo miraba y lo entendía… sentí mucha empatía. 
 
Y es que debajo de esa máscara encontré a un hombre sensible y amable, que a diferencia de casi todo el resto de la sociedad ésta es la única máscara que tiene. Llegó a mi ciudad un hombre que todos los días se pone el traje del Hombre Araña y sale a laburar…
 
Su cara es desconocida y su nombre real es Bismarck…

Bismarck Pino se presenta: El Hombre Araña Oriental.

Por: Fiorella Porro

a416c5ab98.JPG
8ae304adba.JPG
f8b5d89965.JPG
f128ceb6af.JPG
3a4fa21cd8.JPG
c735a0d3c7.JPG
dd123b6177.JPG
c3134f4d73.JPG
f6e33e543c.JPG
5ba7fe3b1d.JPG
4b79219ef9.JPG
48bc748a4e.JPG

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.