Raúl Sendic y la política económica

0

Parte 2: presencia de su pensamiento en nuestro programa actual.

El artículo que refería a la primera parte de este trabajo, comenzaba destacando la siguiente expresión, en tanto que en ella queda expreso nuestro objetivo de análisis, y en virtud de ello la repetimos aquí: “Otra cosa que conspira contra la posibilidad de respuesta en estos y otros problemas básicos, es quedarse en las posiciones de las plataformas partidarias, sin adaptarlas a los hechos nuevos” (R. Sendic 17 de marzo de 1988, recopilado en “Sendic vive clandestino en el corazón del pueblo” Ed.TAE, 1990, pág. 21). Así pues intentaremos contrastar algunas ideas de Raúl con nuestros ejes programáticos, impulsados y aprobados en el último congreso del Frente Amplio y hacia un tercer gobierno, de ese, y en definitiva también, nuestro frente grande.
 
Y dice Raúl Sendic…
 
“Hay que aumentar los salarios para devolver al pueblo trabajador uruguayo por lo menos el nivel adquisitivo que le quitó la dictadura” (R. Sendic 16 de diciembre de 1987, recopilado en “Sendic vive clandestino en el corazón del pueblo” Ed.TAE, 1990, pág. 19)… ”El abismo entre los pobres y los ricos, que fue ahondado meticulosamente por la dictadura, no ha dejado de seguir profundizándose en este régimen civil” (” (R. Sendic 17 de agosto de 1988, recopilado en “Sendic vive clandestino en el corazón del pueblo” Ed.TAE, 1990, pág. 44).
 
Es evidente que el tema de la distribución de la riqueza atraviesa todo el pensamiento que en relación a la política económica expresara Raúl Sendic. Aquí hemos citado dos frases en realidad son muchas más.
 
Efectivamente durante los dos gobiernos frenteamplistas transcurridos se logró revertir el proceso de concentración de la riqueza. Tal es así que mientras el PBI1Fuente BCU (y el ingreso nacional) creció entre el 2005 y el 2013 en un 53%, ciertamente un poco más que el salario real2Fuente INE (50%), las pasividades3Fuente BPS medias se multiplicaron por 4 (entre el 2004 y 2012) por el sustantivo incremento de las más bajas. El empleo creció, disminuyendo el desempleo a solo un dígito en pocos años. Crecieron los aportantes a la seguridad social por mayor formalización y más empleo, en definitiva disminuyeron la cantidad de pobres en algo más de 800 mil personas y los indigentes (o personas que se encuentran en situación de pobreza extrema) se redujeron a menos de 20 mil.
 
El gasto social dirigido al conjunto de la población es otro ejemplo de la distribución acaecida, así como las nuevas formas de ingreso público que luego de la reforma tributaria se tornaron menos regresivas. En definitiva el índice de Gini en el país urbano, ese coeficiente que describe de alguna manera la concentración de los ingresos cuando se va acercando a 1 y su mejor distribución cuando más cerca de 0 se halle, mejoró sustancialmente en estos años pasando de un 0,45 en el 2004 a 0,37 en el 20124Fuente MIDES. De hecho múltiples indicadores pueden reafirmar el proceso de distribución vivido.
 
En este sentido es válido rescatar el reparto de tierras desde el Instituto de Colonización, cuyo esfuerzo no pudo aún oponerse al avance de la transnacionalización de la tierra. Pero aquí reluce por primera vez un FONDES y múltiples apoyos a la economía social y muy especialmente a las formas colectivas de propiedad y gestión obrera. Y no podemos olvidar lo más destacable desde nuestro punto de vista: el progreso de la propiedad social con el desarrollo de nuestras grandes empresas públicas.
 
Así pues, y en la idea que recogíamos de Raúl es imprescindible continuar este proceso hacia un tercer gobierno del frente, pues es donde más nos queda por hacer si de desarrollo sustentable hablamos. En tal sentido los acuerdos programáticos impulsados y aprobados en el congreso frenteamplista expresan textualmente:
 
“… resta mucho por hacer: atender aún más el crecimiento de la economía, la distribución más equitativa del ingreso y la riqueza, la mejora de la calidad del empleo, la innovación, la productividad, y la potenciación de los bienes públicos.” (pág. 22 “Bases Programáticas Tercer Gobierno Nacional del Frente Amplio 2015-2020)… más adelante se sostiene: “Una estrategia de desarrollo debe basarse en una idea de país productivo, que sea capaz de ampliar la riqueza a la vez que la democratiza.” (pág.27)… y continua… “el proceso de crecimiento económico estará acompañado de un marco de relaciones laborales cada vez más democráticas, una mejora acumulativa en la distribución del ingreso, la promoción de los ciudadanos en el acceso a las fuentes de generación de la riqueza y de diversas formas de economía social en los procesos de producción y generación de riqueza” (pág. 48).
 
Y dice Raúl Sendic…
 
“El mercado, si bien abarca la mayor parte de la actividad económica, no la expresa toda. En el mercado está comprendida la producción comerciable de bienes y servicios, que se autofinancia con sus ventas. Pero hay otra actividad que no entra en él: la enseñanza, la salud… etc. El trabajo en el segundo sector… (Refiere a ese sector de la enseñanza, salud, etc.) …también entra en el mercado, lo único que escapa a éste es la producción final” (R. Sendic “Reflexiones sobre política económica” Ed. Mario Zanovich 1985, pág.19).
 
Aquí Sendic reconoce a estos sectores como parte de la producción y no como simples servicios asociados a ella (se le llama producción inmaterial); algo de crucial importancia en lo cual no nos detendremos ahora. Establece además otros dos elementos sustanciales para la planificación política actual. El primero es que el producto asociado a este tipo de producciones, no es al menos directamente mercantilizado. El segundo es que el trabajo que lo produce si es mercantil.
 
Efectivamente, puede afirmarse que el producto de los sistemas de salud y educación pública, no son directamente mercancía. Ellos se desarrollan como reproductores de fuerza de trabajo para el sistema, y este mero hecho incluye su contrario, la reproducción de la fuerza de trabajo que lo transformará.
 
Asimismo, no puede dejarse de lado el hecho de que el trabajo afectado en esos sectores es tan objetivamente mercancía como otros. Es que el sistema capitalista implica la universalización de la fuerza de trabajo como tal, hecho que lleva procesándose desde hace muchísimos años, y hoy no podemos dejar de tenerlo presente, incluso para transformarlo.
 
En tal sentido se plantea en nuestro congreso del año pasado, además del 6% para la Educación Pública: “Es necesario continuar el proceso de mejora de la calidad y ampliación de cobertura en la provisión de bienes y servicios públicos con estrategias que posibiliten un acceso diferencial en un proceso de discriminación positiva para obtener igualdad en los resultados.” (pág. 40 “Bases Programáticas Tercer Gobierno Nacional del Frente Amplio 2015-2020)
 
En los próximos artículos…
 
Los planteos de política económica de Sendic, como dijimos, no pueden sintetizarse en uno o dos artículos, pues es muy amplia la gama de temas que abordó. Tampoco la actualidad de los mismos. Prometemos entonces, y aún sin la intención de abarcarlo todo, continuar en próximos artículos.
 
Por: Gabriela Cultelli y Héctor Tajam 

Print Friendly, PDF & Email

Referencias   [ + ]

1. Fuente BCU
2. Fuente INE
3. Fuente BPS
4. Fuente MIDES

Comentarios están cerrados.