Mucho más que uno más. 43º Aniversario del Frente Amplio

0

En cada aniversario de la fundación del Frente Amplio, desde hace ya varios años, la generosidad de los compañeros frenteamplistas me permite referir al mismo y, como los aniversarios no son solo pasado, a otros asuntos del presente y futuro de nuestro proyecto político.

Este año no ha sido una excepción, y aunque la adversidad climática cerró la posibilidad de concretar el acto público previsto para el 5 de febrero próximo pasado en Piriápolis, “Mate amargo” nos abre sus páginas para este saludo a cuenta de todo lo que hoy convoca e impulsa a los frenteamplistas.

Después de 43 años –que son muchos más, pues el Frente Amplio no surgió de la nada- queda poco por decir. Nuestras señas de identidad, nuestra trayectoria, nuestras esperanzas y compromisos, nuestros objetivos, nuestros proyectos de largo plazo así como nuestras tareas inmediatas, y aún nuestras fortalezas y debilidades, constituyen un testimonio que la ciudadanía conoce.

Y  -¿por qué no?- un patrimonio de la sociedad uruguaya, como también lo son otras colectividades políticas. Porque la construcción democrática de un país es, necesariamente, obra de todos aquellos que creen en ella y actúan en consecuencia.

Lo que queda por decir es difícil –al menos para mí- expresarlo con palabras. Tiene que ver con los afectos, que sin duda pesan, pero también con la confianza en un futuro aún mejor y en nosotros mismos para forjarlo. Porque el futuro no llega de regalo, al futuro se avanza progresando.

En tal sentido, lo que en este 43º aniversario de nuestro proyecto político a los frenteamplistas nos resta decir es lo que aún tenemos que hacer. Esa tarea nos demandará muchos aniversarios más con lo que ello implica en términos de perspectiva estratégica, agenda de transformaciones, programas de gobierno,  buena administración y eficiencia en su cumplimiento,   credibilidad ante la ciudadanía y capacidad para convocarla e integrarla en un proyecto político que no es aséptico pero que tampoco es arbitrario o excluyente, ética republicana, pluralismo  y unidad interna.

Sin los componentes antes señalados difícilmente el Frente Amplio podría subsistir, pero aún en el caso de lograrlo no cumpliría con su razón de ser y sus aniversarios serían anodinos cumpleaños. Pero no es éste nuestro panorama actual. Por el contrario: a pesar de algunos y gracias a muchos, el Frente Amplio está unido, atareado en el desempeño de las responsabilidades institucionales que la ciudadanía le confió y en su propio desarrollo como proyecto político,  con confianza en el futuro del Uruguay  y en su capacidad de aporte al mismo.

Así expresado puede parecer poco para los adversarios, hipercríticos o ansiosos de siempre, pero significa mucho para nosotros y, lo que es más importante, la gente lo percibe y lo valora.

Especialmente aquella que no es noticia ni negocio para quienes confunden democracia con griterío, política con espectáculo, ciudadanía con clientela. Esa gente es la mayoría, y no es tan invisible y silenciosa como  creen algunos actores políticos u opinólogos que creen ser profundos cuando en realidad se han venido abajo.

Por las razones expresadas anteriormente y por muchas más, el título de esta nota a propósito del 43º aniversario del Frente Amplio: mucho más que uno más.

Lo que queda por hacer, lo que proponemos hacer –y nos comprometemos a ello- en el período de gobierno nacional 2015/2020 serán, al menos para nosotros,  los temas vertebrales de la campaña electoral.

Confiamos no ser los únicos con ese encare de la campaña como competencia leal y respetuosa entre proyectos de país. Será expresión de la democracia exigente y de la calidad que el Uruguay quiere y  merece.

Por Tabaré Vázquez

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.