Editorial

0

Decidimos salir antes de esa fecha para no hacer valoraciones con el diario del lunes. Este 27 de mayo, el Frente Amplio da un paso más en su construcción como la herramienta política de los cambios en Uruguay.

En esta elección, no sólo el FA hizo campaña, también la derecha lo hizo a través de sus medios de comunicación. Un mes y medio antes de las elecciones, hubo motines en cárceles y motines solidarios con los motines anteriores. Menores infractores que se fugan caminando y de día. Cuarenta y ocho veces se pasó un homicidio por la televisión, con lectura de proclama por parte del Partido Colorado en la plaza. Hasta Bordaberry tiene predilección por algún candidato del FA, falta que solo vaya votar, esperemos que no lo haga.

El Frente Amplio, fuerza política policlasista, da un paso democrático sin precedentes en América Latina, elije su presidente, sus autoridades, con todos aquellos que quieran participar con cédula en mano y lo pueden hacer votando un candidato a presidente con otro sector que no sea de ese mismo candidato.

Pero este 27, no es el final de un proceso, es el comienzo de otro, con desafíos sin precedentes en la historia de nuestro FA, que necesita reformularse, desde su representatividad en sus órganos de dirección hasta organismos de elaboración política, llámese comisiones de programa.

Es otra época, con la experiencia de dos gobiernos nacionales. Primero con Tabaré, ahora con el Pepe seguimos avanzando hacia un Uruguay, con más y mejor trabajo, salud, educación, etc.

Entendemos esta etapa histórica, como necesaria y estratégica. Eso tiene que quedar claro, todas nuestras fuerzas están involucradas en este proceso, pero no por ello podemos dejar de trabajar por una sociedad diferente, socialista la llamamos, ya que a la larga trabajar sobre los esquemas, los caminos, los valores, las formas de producción del capitalismo, nos llevan a la misma conclusión. No es posible una sociedad para todos dentro de estos esquemas. Tal es así que hoy este sistema pone en duda la existencia del ser humano sobre la tierra.

En este mate planteamos, algunas ideas, acciones, que van en sentido de construir sobre la base de formas distintas de producción, formas distintas de trabajo, que son una parte de esa nueva sociedad que estamos buscando. Tienen sus errores, sus aciertos, pero nos guían en esa incansable lucha por una sociedad más solidaria.

La experiencia histórica demuestra que el socialismo de estado tiene sus limitaciones, lo demuestra la experiencia soviética. Somos partidarios de que los trabajadores sean autogestionarios, que no necesiten un patrón para poder realizarse como tales. Menudo desafío histórico tenemos por delante, que no se resuelve con consignas, solo se resuelve con discusión, acuerdos, organización y trabajo.

De nuevo abrimos la rueda, cebamos algunos mates, porque seguimos convencidos que es la única forma de que haya una patria para todos.

Todos los artículos publicados en el mateamargodigital son de entera responsabilidad de sus autores.

Por: Colectivo Mate Amargo

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.