Las derrotas se superan, pero es preciso comprenderlas colectivamente

0

Ricardo Gebrim*

Aún bajo los impactos de la derrota electoral en las elecciones municipales, las fuerzas de izquierda van dándose cuenta de la dimensión del cerco político que va cerrándose. Va quedando claro que la derecha, para implementar la nueva ofensiva neoliberal, precisa destruir al máximo la capacidad de organización popular acumulada en las últimas décadas.

Toda una generación de luchadores populares enfrenta ahora una coyuntura de derrota y ofensiva reaccionaria.

Ante esta ofensiva es preciso saber recular organizadamente para recomponer nuestras fuerzas. No se trata de recular de las luchas, ni de las denuncias y propuestas, pero si saber reagrupar nuestras fuerzas, sumando esfuerzos e impidiendo la dispersión. El arte del recular político reside exactamente en la capacidad de mantener luchas mientras nos reorganizamos.

Nuestro esfuerzo conjunto debe buscar construir un análisis común del momento que enfrentamos e identificar las soluciones conjuntas del momento precisan ser apuntadas para la sociedad. Eso es fundamental para una militancia avalada por derrotas, pero que no pueden ser paralizadas por el desanimo. Es decisivo, en la medida en que las privatizaciones y la precarización de derechos propuesta por los golpistas no configuran ninguna perspectiva de futuro, y son incapaces de atraer cualquier parcela popular a su proyecto.

Construir la unidad

En esta construcción unitaria no podemos limitarnos apenas a las direcciones y representaciones de los partidos y organizaciones sociales que ya poseen legítimos y preciosos cúmulos y formulaciones. El camino cuanta más que el resultado final.

El Frente Brasil Popular, debe ser capaz de envolver todos los militantes y activistas que se dispongan a esta construcción, no solamente abriendo espacio para escucharlos, sino también para que incidan y decidan los rumbos a ser tomados.

Son muchos los debates que precisan ser enfrentados colectivamente en un espacio unitario del Frente. Va quedando nítido que concentrar las energías en la lucha electoral, sin apostar en la formación y en el trabajo organizativo, nos dejo con “pies de barro”, mismo cuando obtuvimos las victorias más importantes.

No podemos enfrentar una ofensiva de esa dimensión mientras varias organizaciones fragmentadas en innumerables facciones luchan por pequeñas ambiciones, incapaces de percibir los movimientos de los enemigos.

El Frente Brasil Popular no puede permitir que ese debate se de de manera caótica, con cada organización aisladamente haciendo su balance, dejando huérfanos miles de luchadores que amargan solitariamente su desilusión. Enfrentando junto este abalance, las autocríticas necesarias, fortaleceremos la confianza entre nosotros, construyendo una herramienta política unitaria que cultive los valores revolucionarios, soldando nuestra confianza y respetando nuestras diferencias. Este es el desafío para enfrentar un cerco político que claramente pretende destruirnos. Ese es el salto de calidad que la historia nos exige.

*Ricardo Gebrim integra dirección nacional de la Consulta Popular, organización que integra el Frente Brasil Popular

Share Button
Print Friendly

Comentarios están cerrados.

Suscribite a nuestro Boletín

Suscribite a nuestro Boletín

Suscribite a nuestro boletín y recibí los últimos artículos publicados en el Mate Amargo.

¡Correctamente suscrito!