Una mirada al Pensamiento y la Unidad Latinoamericana y Caribeña por la Patria Grande y el Socialismo

0

Reciban un revolucionario y bolivariano saludo en nombre de los miles de jóvenes colombianos que, organizados en la Juventud Rebelde,  luchan día a día por construir la Nueva Colombia y avanzar en la construcción de la Patria Grande Nuestro americana. Nos llena de orgullo saber que en un rincón de América las juventudes uruguayas mantienen en alto las banderas de la Rebeldía que nos legó el inolvidable Sendic en la brecha por la independencia y la justicia de nuestros pueblos. 
 
Para hablar como jóvenes sobre el pensamiento y la unidad Latinoamericana y Caribeña, se debe ubicar como primer elemento un sueño: aquel sueño inconcluso que une la historia de nuestros pueblos, el sueño de los hacedores de la primera gesta libertadora que alzó sus voces y fusiles contra los foráneos que hicieron derramar la sangre americana sobre nuestros propios valles y montañas.
 
El sueño sigue intacto, erguido sobre los andes; incólume se enquista el sueño en los corazones de hombres y mujeres que han optado por hacer de sus vidas la más profunda y hermosa de las ofrendas a ese proyecto que desborda fronteras y une hermanos y hermanas en la lucha contra el imperialismo, sin importar el punto geográfico del cual ésta provenga.
 
1. Juventud Rebelde – Colombia: Organización Política Revolucionaria, caminando el sueño hacia la Patria Grande y el Socialismo.
 
La Juventud Rebelde – Colombia, es una organización que nace al calor de las luchas sociales y políticas en el país, reuniendo múltiples y diversas expresiones de trabajo juvenil interesadas en hacer parte de la edificación de la Patria Grande y el Socialismo. Juventud Rebelde es, en esencia, producto fiel del ascenso de la movilización y la lucha social que ha asumido el reto impostergable de construir unas condiciones de vida dignas en el territorio nacional. En este sentido, la Juventud Rebelde expresa sus ideales y discursos en la convergencia en un proyecto político y organizativo que desborda el nivel gremial, sectorial y social: la Marcha Patriótica por la Segunda y Definitiva Independencia.  
 
En consecuencia, uno de los puntos centrales en la lucha de la Juventud Rebelde está relacionado con la construcción de la solución política al conflicto social, político y armado que ha desangrado a nuestro pueblo por más de cinco décadas, como producto de múltiples condiciones inhumanas que se siguen perpetuando a manos de los detentores del poder: la más rancia oligarquía entreguista al servicio de los Estados Unidos de Norteamérica. De esta forma asumimos la lucha por la Paz con Justicia Social como el horizonte hacia el cual caminamos, como la única salida al conflicto, la solución de los principales problemas del país: el acceso a la tierra, la pobreza, la inequidad, la injusticia, la ausencia de garantías para la participación política, la evidente ausencia de los más mínimos derechos sociales para la población, entre otros. 
 
La Juventud Rebelde se ha trazado como objetivo estratégico, junto al pueblo organizado en la Marcha Patriótica,  la toma del poder político en Colombia para la edificación de un nuevo ordenamiento económico, social, cultural y político que sintetice aquellos anhelos del pueblo colombiano. Asumimos la lucha social y política como el camino mediante el cual podremos legar a nuestros sucesores en la tierra un mundo mejor, al servicio de la humanidad y no al del gran capital transnacional.
 
2. Pensamiento y unidad Latinoamericana: Una apuesta internacionalista contra el imperialismo.
 
Para avanzar en un proceso victorioso se vislumbran dos tareas urgentes para los jóvenes americanos: en primera medida analizar el legado ideológico, cultural, académico y social construido por los revolucionarios del mundo, especialmente los que ha parido América, en segundo momento, reflexionar sobre la necesidad de afianzar los lazos de hermandad entre los pueblos del continente en aras de avanzar hacia una Unidad capaz de subvertir las injustas condiciones que viven nuestros pueblos, hacia la construcción de la Patria Grande y el Socialismo.
 
Al respecto, la Juventud Rebelde reconoce como fuente fundamental de su acción revolucionaria el legado del pensamiento emancipador de Nuestra América: La herencia de Antonio Nariño, José María Carbonell y José Gervasio Artigas, acompañan nuestra identidad bolivariana, reconociendo vigencia fundamental en los postulados y sueños del Libertador, para una Patria Grande libre y soberana. 
 
Reconocemos en Bolívar y en su ejército de hombres y mujeres del pueblo, un punto de unidad de los demócratas y patriotas del continente en pos de su proyecto de integración continental y de liberación social de las gentes del común. La vida y obra de Martí, de Ernesto Che Guevara y Mariátegui; el ejemplo de heroicas mujeres como Manuelita Sáenz, Policarpa Salavarrieta, Antonia Santos; la templanza de Jaime Pardo Leal, Manuel Cepeda Vargas, entre tantos otros revolucionarios de nuestra Patria Grande, inspiran nuestra lucha por el socialismo, el nuevo poder y la Segunda y Definitiva Independencia, en medio de la más férrea unidad latinoamericana
 
Ha aquí el principal punto de nuestra reflexión: la apuesta está sobre la mesa. Se trata de edificar, a partir de la praxis revolucionaria, una dinámica que articule teoría y práctica en las Organizaciones juveniles, sociales, gremiales y políticas de Latinoamérica y el Caribe para avanzar hacia la construcción del Socialismo y la Patria Grande. 
 
No hay tiempo que perder, el pueblo de Bolívar y Sendic son la garantía del triunfo popular. Vaya un fraternal abrazo al MLN-Tupamaros y a todos los compañeros que en los rincones de Nuestra América se organizan para VENCER.
 
JUVENTUD REBELDE 
COLOMBIA
Julio 23 de 2014.

Por: Juventud Rebelde Colombia

Share Button
Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.

Suscribite a nuestro Boletín

Suscribite a nuestro Boletín

Suscribite a nuestro boletín y recibí los últimos artículos publicados en el Mate Amargo.

¡Correctamente suscrito!