Con piedad para Colombia

0

Piedad Córdoba, ex senadora, referente de Marcha Patriótica y unas de las articuladoras en la búsqueda de una salida política al conflicto armado en Colombia. Estuvo en Uruguay y conversó con mateamargo.

¿Cuál es la situación social y económica hoy de Colombia?

La situación hoy en Colombia es muy mala, es una situación que afecta a sectores vastos, amplios del país. Somos 45 millones de colombianos, de los cuales hay 18 millones en situación de pobreza, 8 millones de personas en situación de indigencia, cifra realmente muy alta. Entre estos se encuentran 5 millones de desplazados internos. Esto tiene que ver con el modelo instaurado en Colombia, con la expropiación de 8 millones de hectáreas, que nosotros pensamos que es el doble, que han sido arrebatadas a los campesinos, y unas normas que tienen que ver con el estatuto laboral. Cada vez crece más el sector del empleo informal, gente que no tiene seguridad social, gente que no tiene fondo de pensiones, la tercerizaciones están cada vez más a la orden del día, las cooperativas de trabajo social, que significan intensas y largas jornadas sin remuneración que le permita vivir como una persona. Y a esto se suma que los fondos de pensiones y fondos de salud están en el sistema financiero. Cada vez más se extiende la posibilidad de la tercerización de la educación lo cual ha generado movilizaciones recientemente de los estudiantes.

El 11 % del presupuesto está destinado a la guerra, la compra de armas, equipamento etc. Y el presupuesto de la educación llega solo al 4 %.

¿Cómo sitúa el conflicto en este escenario?

Muy grave es la situación, el conflicto es la justificación para aumentar aún más el presupuesto de guerra, quita recursos para escuelas, colegios, hospitales, carreteras, iniciativas para empleo para jóvenes. Todo lo que significa realmente inversión para generar condiciones de igualdad.Nosotros insistimos mucho con que la lucha insurgente no se va a arreglar con más guerra.Sino que la salida política y el diálogo son la centralidad del acuerdo de la posibilidad de la salida.

¿Esta salida al conflicto se fue construyendo a través de colombianos y colombianas por la paz?

Todo el trabajo por el acuerdo humanitario e intercambio nosotros buscábamos, fundamentalmente, que fuera como una cuota inicial para iniciar los diálogos de acercamiento con el gobierno y con la sociedad en su conjunto.

En el marco de toda esa iniciativa surge Marcha Patriótica que es una expresión muy fuerte, muy popular de los que son estudiantes, de los que son negros, de los que son indígenas, campesinos y campesinas.

Todo esto se ha encontrado en la marcha y uno de los elementos más importantes que configuran este espacio plural tiene que ver con que todos los esfuerzos sean dirigidos para una salida política al conflicto. Colombia es inviable sí eso no se logra.

Colombia tiene un porcentaje muy alto de embarazo precoz, somos el segundo país de la región o sea que no existe ni una política de educación sexual y reproductiva, ni mucho menos una planificación de los elementos. Por otro lado tenemos el segundo puestos en prostitución infantil, estamos en primer orden de trata de personas, unas cifras escandalosas en cuanto a la desaparición de mujeres, la violencia contra las mujeres. Todo esto se deriva del conflicto.

La falta de satisfacer las necesidades de la gente, falta de satisfacer los mínimos vitales, la pone en una situación en donde no puede resolver por ella misma. Nosotros no decimos que la salida sea de un día para otro, sino que sea una salida civilizada, respetable, decente y no lo que tenemos en el país ahora. Aumentó otra vez el paramilitarismo en cifras alarmantes.

Se aprobaron dos leyes que son la columna vertebral, por un lado en términos de derecho humanos, con la ley víctimas, la ley de restitución de tierras esto no ha prosperado. Y por el otro lado una propuesta minero-energética arrasadora de la economía del país, es decir un saqueo brutal de los que son los recurso mineros energéticos. Flexibilización de las normas que tienen que ver con el control e impuestos o las rentas que deben pagarse.

Todo esto configura un cuadro desolador en términos del ejercicio de la ciudadanía por eso cada vez más nosotros desde el sector de sociedad civil exigimos un cambio que nos permita llegar a la salida política y negociada.

¿Con esta perspectiva, cuáles son los pasos que está dando Marcha Patriótica?

Marcha Patriótica es un movimiento relativamente nuevo pero con antecedentes muy claros y con argumentos muy sólidos. Como les contaba, con un país con las características que anteriormente les mencionaba, es muy fácil que pueda prosperar un movimiento como este. Son cinco meses que llevamos de trabajo, pero cinco meses muy productivos. Porque ya somos un hecho político con muy poco apoyo, con mucho señalamiento pero con muchas preocupaciones en el horizonte por lo que tenemos que hacer. Estamos en todos los estados del país, estamos en la mitad de los municipios.

Con una organización que va caminando, que va avanzando. Nosotros hicimos una discusión de todos los documentos que van construyendo el país que queremos, el país que pensamos. Con mucho activismo realmente, mucho trabajo en las regiones. Ahorita dentro quince días tenemos el cabildo de jóvenes, 8 o 10 mil jóvenes de todo el país en Cartagena. Tenemos el paro cívico el 12 de octubre de este año. Estamos trabajando en una propuesta de unidad con otros sectores de la sociedad que tienen que ver con un gran congreso sobre la paz en Colombia. Es decir trabajando en perspectiva y fundamentalmente consolidando la organización.

¿Cuáles son los sectores que son vertiente de Marcha Patriótica?

Los jóvenes son una presencia muy importante, yo diría que el movimiento universitario y de jóvenes del país son un 80 % del movimiento interno de la Marcha Patriótica. Afrodescendientes somos doce millones, hay un porcentaje muy alto de esta organizaciones en marcha. Las organizaciones campesinas están ahí, yo diría que todas. Bueno organizaciones de mujeres, los indígenas también. Ambientalistas, estamos tratando de avanzar hacia sectores de clase medias, media baja. Empresarios afectados con el tratado de libre comercio con Estados Unidos. Aspiramos a ser, dentro del espectro de la izquierda, un espacio plural, plural desde las perspectivas de cómo mirar las distintas soluciones al problema del país, no plural de decir que está desde la derecha hasta la izquierda. Eso sí que no, eso termina siendo nada. Pero intentamos que sea un espacio nuevo, espacio realmente importante.

¿En las perspectivas de Marcha Patriótica se piensa participar en la contienda electoral?

Bueno eso todavía no se tiene muy claro. Yo creo que en la actualidad es más importante consolidar la organización territorial, buscar las alianzas con otros movimientos, partidos, organizaciones. Nosotros somos Marcha Patriótica y también existe el congreso de los pueblos entonces como nosotros con el congreso de los pueblos fuimos capaces de ser una gran fuerza de movimiento que llegó a ser más fuerte que los partidos políticos en Colombia. Esto nos lleva a pensar sí somos capaces de trabajar en términos de las listas, en términos de la participación electoral. Por lo otro, es quedarnos simplemente denunciando. Por eso después de que tengamos consolidada una organización tenemos que dar un salto cualitativo y ese salto cualitativo tiene que ver como los movimientos apuesta a la reconfiguración del poder.

¿Cuál crees que es rol de las organizaciones internacionales en relación a Colombia?

Yo creo que el rol es muy importante o sea en este caso. Es impedir la macartilizacion, el señalamiento, el asesinato como ha pasado en otras oportunidades y sobre todo exigir garantías al gobierno nacional para que permita el ejercicio de la oposición.

¿Por dónde crees que pasa el apoyo político desde lo continental, lo internacional?

Yo creo que pasa por las instancias y los instrumentos que se han venido creando, UNASUR, el ALBA, CELAC, MERCOSUR. Porque es ahí donde nosotros podemos confrontar. Todo ese paquete de instrumentos que están en la OEA, que están en las Naciones Unidas, lo que hace es mantener un estatu quo internacional para inclusive frenar la posibilidad de avances democráticos de los países.

En mi criterio los apoyos están en la UNASUR, ALBA, MERCOSUR, la CELAC es ahí donde están las posibilidades de avances.

¿Cómo se encuentra tu situación personal en este momento?

En mi caso la persecución la mantienen a la orden del día, las amenazas. Intentan sacarme del juego electoral político. Pero bueno, yo creo que lo más importante es mirar que sí lo que me tocó a mí fue el papel más difícil y que sí realmente esto contribuye a que se consolide un proceso desde la izquierda me doy por satisfecha.

Yo creo que se ha hecho una pedagogía muy importante con jóvenes, yo soy una figura muy importante para los jóvenes por la resistencia, por la lucha y para mí eso es suficiente. Yo creo que una hace política aquí, en la iglesia, hace política en el mercado, hace política en la calle.

Ojalá alguien pueda llegar también a la dirección de un Estado y pueda lograr transformarlo. Pero bueno por otro lado creo que todo no está perdido, si Mandela estuvo 27 años en la cárcel y pudo salir y gobernar un Estado, si Mujica estuvo trece años en la cárcel y llego luego a ser presidente, a mi no me desespera. Mi vida es muy difícil pero yo estoy muy entusiasmada con este proceso. Por un lado me enternece por los jóvenes pero por otro lado me llena de mucha energía, mucha satisfacción de saber que hay tanta gente que es capaz de trabajar por los demás, de la perspectiva de la política fraterna, solidaria, generosa, no esa rapiña inmunda de los acuerdos de punto fijo, que dan asco. Entonces yo pienso que el futuro esta allá, si de llegar se trata yo creo que vamos a llegar.

Por: Colectivo Internacional del Mate

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios están cerrados.